Singapur y Kuala Lumpur 6

Terminamos, ya varios días después de la vuelta, con este diario para detallar cosas pendientes de Singapur, así como ofrecer unos tips a aquellos que quieran viajar a alguno de estos países (no sé si valdrán para otros del sudeste asiático, pero supongo que en su mayor parte sí).

 

En cuanto a la ciudad (Singapur) en sí, resulta evidente para cualquiera que escriba en Google su nombre y le dé a imágenes que el gran hotel y centro comercial (con su casino) Marina Bay Sands es el principal reclamo y “must see” del lugar. A este gran complejo hay que añadir, en lo que sería la “parte trasera” el Gardens by the bay, llamado, en mi sevillanismo, “los champiñones” con poco acierto, todo hay que decirlo.

20160102_193138

El centro comercial, como casi todo lo que se hace por allí, es una maravilla arquitectónica y más nos pareció cuando, la primera vez que entramos, pasando por el bellísimo puente espiral donde una pareja de casados se hacían unas fotos tan frikis como de moda (es curioso como cada vez más el hipsterismo, por llamarlo de algún modo, quicir, lo raro hecho moda, invade nuestra cultura. Dentro de poco los frikis serán los que “no son frikis”, no sé si me explico).

20151229_205607

En fin, que ahí estaban los 2 chinos vestíos de guapo con sus espadas láser y nosotros entrando en el centro comercial que nos ocupa y donde, que es a lo que iba, vimos una escalera que apuntaba to the roof y allí que fuimos y qué gozada oiga!!. Y aquí viene un TIP.

20151229_205033DSCF7604

RESPETO: Como en tantos países fuera de la órbita “latina”, el concepto de bien colectivo, de respeto a lo común, es palpable en cualquier parte. No ya en el simple hecho de no encontrar basura tirada por la calle y más allá de la tan conocida norma que prohíbe comer chicle en la misma, o escupir, la sensación de que todo está limpio, cuidado, respetado, es una auténtica, como decía un párrafo antes, gozada, y es que en el parking del McDonnalds de Huelva hay más mierda que en todo el centro de Singapur, y no pasa nada oiga, que lo limpie quien le toca, que pa eso les pagan, es nuestro lema.

…país.

 

Bueno a lo que iba. En lo alto del centro comercial grupos de chavales, parejitas, se reunían para comer alguna que otra cosa, ver como se hacía de noche y el maravilloso skyline de la ciudad se iluminaba, o simplemente paseaba, como nosotros disfrutando del excelente clima una vez que el sol se ha puesto y las brisas propias de la época hacen su aparición. Esa azotea rodea todo el centro comercial y, si la sigues hasta el final, comunica éste con el gran hotel y, más allá, con los jardines, muy llamativos pero que, para nuestra opinión, un paseito y santas pascuas.

DSCF7911 DSCF7926

Hablando de parques, climas y demás, voy con otro TIP.

 

CLIMA: Esto vale tanto para Singapur como para Malasia, y ojo, sólo puedo hablar de la época donde hemos estado, Diciembre/Enero. Aunque sospecho que, estando prácticamente sobre la línea del Ecuador pocas diferencias han de haber. Igual no y las corrientes de aire mundiales y, especialmente, los monzones, pueden cambiar el tema una barbaridad.

 

El clima, decía, es puramente tropical o, lo que es lo mismo, caluroso sin pasarse (para un andaluz, ojo) pero extremadamente húmedo. ¿Esto qué significa?. Ropa veraniega a tope y, si tu ritmo es muy lento, con muchas paradas, interiores-exteriores… es muy agradable, o si tu ritmo es algo elevado (un buen paseo turístico) te vas a hartar de sudar como un cochino pero, eso sí, en cuanto te relajes un poco la propia temperatura secará dicho sudor y estarás como nuevo. Lo que viene siendo una sauna a baja temperatura constante.

 

Después está el tema de las nubecicas y la lluvia. Ay qué caprichosas!. Estás con el solato y la gorra para no quemarte la calva y de repente aparece el apocalipsis por estribor, cae la de dios y una hora después estás de nuevo tranquilamente en un día despejado, o con claroscuros. Así tienen la vegetación que tienen, claro. (Aplíquese al mojamiento pluvial lo dicho del sudor, la calle es una secadora por evaporación).

 

Y aunque no es del todo éste un tema del clima, lo meto aquí porque cuela bien. He hablado de la ropita ligera y veraniega, he hablado de parques…. POR DIOS PÓNGANSE REPELENTE DE INSECTOS!!!. … ya ya, me relajo. Importantísimo. El mejor consejo que puedo dar en este diario de viaje es que os olvidéis de la colonia, las cremitas (excepto para la entrepierna tras una larga caminata tropical) y todo lo que tenga olores “sugerentes” y, como rutina, te levantas por la mañana, duchazo, ropita y todo lo que esté a la vista, rociada de repelente de insectos de gran potencia. Aun así algo (sobre todo las manos que, lógicamente, te las lavas para no estar constantemente metiéndote el veneno en los ojos) se te quedará expuesto y los amijitos algun que otro regalo te van a dejar. Como curiosidad, en el metro (por ejemplo) fijáos en las patuquis del personal, como decía el Compae Chipuco “soy vallenato de verdad, tengo las patas bien pintás”. Eso sí, en los hoteles, ventanas cerradas y aire acondicionado, no tiene que haber ningún problema.

 

DINERO: Muchas veces cuando viaja un Español, que tenemos la costubre de dar propina sólo y cuando hay un servicio excepcional, nos choca mucho las “obligaciones tácitas” en muchos paises de los tantos por ciento en concepto de servicio. Tanto en Malasia como en Singapur eso no es un problema. A los precios se les incluye legalmente el 10% de servicio, junto con el 7 o 6% de impuesto (cuando veas un precio, lo normal es que aparezca, por ejemplo. 10$++ , esos dos signos de más te están diciendo que a ese precio hay que añadir el servicio, y el impuesto, con lo que sería 10+1+0,7=11,7$ , si no tiene el ++ es que ya está incluído) ¿Qué significa esto?, que no hay que preocuparse de dejar propina en ninguna parte, por muy barato que te parezca (que te va a parecer) determinado servicio o producto, sobre todo en Malasia, donde en vez de $ serán rm (la moneda de Singapur es el SGD, dólar singapurense y la de Malasia es el Ringgit MYR). En cuanto a medios de pago las tarjetas están ampliamente extendidas, aunque en nuestra experiencia y por un problema que tuvimos poco después de nuestro último viaje a Canadá y USA decidimos usarla sólo en los hoteles y sacar en los aeropuertos para pagar todo lo demás en metálico. Sí es recomendable, y para el metro, llevar monedas o billetes pequeños (de 5$ o menos) porque las máquinas puede que no acepten, para viajes sencillos, billetes mayores.

 

Por lo que respecta a la seguridad, y nosotros hemos tratado con muy diferentes tipos de establecimientos y personas, se puede estar tranquilo. La gente es muy respetuosa en general con el tema del dinero, tanto para recibir como para dar. Eso sí, siempre hay que andar con ojo y, como decían los guiris de J.Carlos Aragón, soy Guiri, no Guiripollas (en Kuala Lumpur, antes de coger un taxi, exigir que pongan taxímetro o preguntar un precio hasta tal o cual sitio, que aunque no sea legal, 10rm son +o- 2 pavos y puede ser un precio “estándar”) Nosotros la única vez que nos apeteció un taxi preguntamos a uno que pasaba y pretendía cobrarnos 20rm por un trayecto muy corto así que bye bye. Y en la isla Sentosa, en Singapur, uno pretendía cobrarme el doble por la comida que había pedido, le dije que que?? y como si tal cosa dijo chichina gua, tal y cual y el precio real, que si cuela cuela. Pero repito, en general muy tranquilo con el tema de las pelas.

 

Y ya que he mencionado la Isla Sentosa, hablaré un poco de lo que fue nuestro último día (o penúltimo, si contamos con el día de vuelta) en Singapur.

 

Habíamos decidido dejar para ese momento la visita a la Isla, que, paradójicamente, contiene el punto más meridional de Asia Continental (porque dicha isla está comunicada por un puente con el resto del país que, a su vez, está conectado por puentes con Malasia, porque estrictamente hablando todo Singapur es una gran isla con otras más pequeñas) decía, y me repito, que decidimos dejar para el día 4 de enero la visita porque a) Era lunes b) Se alejaba más del fin de año c) Pintaba que no llovía así que todo aquello nos decía que podría ser un buen día de playa (y lo fue, hasta que llovió 😀 😀 ).

DSCF8176

De la isla decir que como casi todo lo demás es un invento, así es un gran complejo hecho tanto para el turismo como para disfrute de los habitantes, y muy bien hecho, por cierto. Dejando a un lado los parques temáticos, con especial mención del Universal Studios, que no nos interesaron para nada, y los distintos resorts, hay 3 grandes playas (subdivididas a su vez en pequeñas “calas”) artificiales, con diques enfrente para hacer las aguas más tranquilas, al tiempo que, en parte, eliminan la visión mar adentro, donde anclados están cientos de buques de gran calado en lo que es la entrada al puerto más activo del mundo en volumen de tonelaje.

Esto es lo que se ve si te asomas "al otro lado"

Esto es lo que se ve si te asomas “al otro lado”

Hecho del que te olvidas una vez que te remojas los pinreles en ese agua cálida y tranquila.

DSCF8165 DSCF8158

 

Está bien, decía, porque el acceso a la isla es muy cómodo. Puedes ir en teleférico por un precio elevado, en tren (vamos, en metro, pero al aire libre) o andando. Hay que pagar una tasa (si vas andando, de 1$) y si es en metro, 4$ pero, por ese precio, entras y sales de la isla, y te mueves libremente por ella tanto en el mismo metro, entre las 4 paradas que tiene norte-sur, o en el trenecito a lo largo de todas las playas, o en buses por toda la isla. Por supuesto en cada playa hay 3 zonas de vestuarios, con consignas donde dejar pertenencias, y múltiples opciones de restauración y diversión. Realmente muy preparado, sobre todo si me imagino siendo un habitante de la ciudad que decide ir con sus amigos el finde a echar el día en la playa (¡¡todo el año, os imagináis?!!).

DSCF8117 DSCF8130

Después está el hecho de que te estás bañando y te cae el diluvio universal aunque el tiempo dijera que sunny and some clouds que, dicho sea de paso, si las pertenencias las dejaste en consigna sería un placer seguir en el agua, pero si no, corre como si te fuera la vida en ello porque no va a quedar seco ni un cm2…

 

..se nota como terminó el día, verdad??. Pues eso, el día, y el viaje, y el diario, y, aunque podría hablar de cómo fue el periplo de vuelta, lo raros que son los chinos que se comen para desayunar en el avión el pato en salsa con arroz y dejan el bollito y el trozo de bizcocho, la azafata casi gritando TAC TAC TAC!!! Cuando le decía que no entendía qué era lo que había para comer (que era Duck, que si, que casi pero que si no te entiendo con ese acento gaditano que tienes haz el esfuerzo mujé, que también podría ser CAT.. bueno va, que va a parecer que les tengo manía 😉 ) decía, periplo que acabó 40 horas después de levantarnos en Singapur recogiendo nuestro coche en el Ibis Barajas en busca del bocadillo sagrado de lomo, queso y tomate en ese restaurante de carretera extremeño en Escurial que quita toíto el sentío y nos dice que ya estamos en casa, que el mundo es muy bonito, muy exótico, que viajar es lo mejor que existe en este mundo para conocer otras culturas, disfrutar de experiencias que te enriquecen y abrir la mente pero que, las cosas como son, como aquí, llegando al Portil y respirando el olor de la tierra mojada, pidiendo una caña y un serranito, saludando a los amigos y besando a la familia… como aquí, en ningún lao.

DSCF3478

Hasta la próxima!!!

Singapur y Kuala Lumpur. 5

Singapur es como todas las ciudades colonizadas por inmigración. Como Nueva York, por poner un ejemplo. Una suerte de zonas o barrios claramente identificados étnicamente, en su sentido más amplio, más cultural. Tanto en caras, acentos, forma de actuar, como en arquitectura, colores, sonidos… Así tenemos el llamado barrio árabe, centrado en una gran mezquita y donde, a mi entender, habitan los originarios malayos desde antes del protectorado británico.

DSCF7811

¡Que vivan los novios!!

DSCF7808 20160101_155622

Mira niño, ¿ves como todos los españoles tienen el cuello como Fernando Alonso?

Mira niño, ¿ves como todos los españoles tienen el cuello como Fernando Alonso?

Después está el barrio indio, muy cerca, apenas separados por la calle Victoria donde viven los que se dedican, entre otros, a trabajos en la construcción. Ambos se hallan al norte del río Singapore.

DSCF7757 DSCF7820 DSCF7826

Al sur del río está Chinatown, mucho más grande y que alberga, según observamos, a la comunidad más tradicional china, allí está el templo del diente de budha (no obstante los chinos también viven en el resto de la ciudad, siendo la población mayoritaria con diferencia).

DSCF7665 20160103_172013 20160103_174310 DSCF8002DSCF8024

No obstante lo anterior, existe una zona al norte del río, justo entre éste y los barrios árabe e indio, llamada Bugis donde se observa otro especie de barrio chino, con un gran templo también y el único lugar donde hemos visto los famosos bicitaxis. Me gustaría ofrecer más datos ilustrativos pero esto lo escribo sobrevolando Hong Kong ya en el periplo de vuelta y no tengo internet para ampliar la percepción con ayuda de la inestimable wikipedia.

DSCF7773 DSCF7761

Preciosos ramos

Preciosos ramos

Por último, está la “zona de nadie”, lo que en el neoliberalismo urbano se ha venido en llamar Downtown y que es la zona financiera, que manda desde sus rascacielos sobre todo lo demás. Corporaciones multinacionales que disfrutan de suculentas ventajas fiscales a cambio de hacer del señor con folklórico tocado que aparece en todos los billetes el lord de un país antaño dislocado y pobre y hoy lleno de. normas, neón y turistas.

20160102_111156

Según parece la estatua le costó al comprador 1 millón de dólares, y no está hecha con el molde original

20160102_183939.jpg dscf7649.jpg dscf7657.jpg DSCF7966

En singapur, además y junto a este último tenemos Marina Bay, del que ya he hablado y al que nos dirigimos, ya tras esta larga voz en off con gran plano cenital a cámara en mano a 3 horas de la última media noche de 2015, a la sazón primera de este que ya vivimos.

20151230_202833.jpg

Sabíamos desde antes de programar el viaje que en la bahía habría un gran espectáculo pirotécnico (no esperamos menos de los valencianos del mundo, quicir, los chinos, en esto del petardeo) y nuestro objetivo era imposible. A saber, verlos en primera fila sin esperar varias horas en el lugar, como sí hacían numerosos grupos de personas cual believers, gemeliers o frikis del mandril o el farsa a la puerta del estadio para ver a Mozart (el clásico). Sillas pero sobre todo mantas, comida a tutiplen, juegos para entretener la espera, smartphones mi muy mejor amijito (ya hablaré en profundidad de ese tema) y unas cámaras que ríase usted de Huelva, con perdón, y sus fotógrafos. Parecía que cada rincón chill out era la sede de una corresponsalía. Qué trípodes!!! (Tratándose de orientales sabéis que no estoy siendo metafórico, “un poco cabroncete tal vez”). Nosotros cual vigilante de la zona ora íbamos recorriendo toda la periferia del lago (es un lago?) de la bahía vaya.

DSCF7699

Tenía pinta de ser un fin de año apocalíptico

DSCF7695

Mientras se acumulaba más y más gente y nosotros debatíamos sin estrés si comer ya, comprar papeo y apalancarnos cual percebe al borde del asunto o seguir paseando. Un gran reloj digital se proyectaba sobre el Hotel Fullerton, uno de los muchísimos vestigios de la presencia de los hijos de la gran bretaña que desde ese hotel, donde el río vacía sus aguas en la bahía objeto de análisis y hacia dentro del mismo río, a ambos márgenes pero sobre todo al norte se observa la “zona británica” que dejé antes para este momento (qué mentiroso soy) donde encontramos Clarke Quay, el puerto fluvial hoy zona comercial y de bares de moda, y sobre ella el gran parke fort canning, centro de mando aliado durante la II guerra mundial. En la ladera norte esta nuestro YMCA, así que ya sabemos a qué cristianos pertenece la C. (En la mesita de noche sólo está el nuevo testamento, para más datos). NOTA. Muy ateo soy pero en el cole me enseñaron religión y, sobre todo, que el saber no ocupa lugar.

DSCF7957

British style 1

DSCF7960

Una de las numerosas iglesias protestantes

DSCF7967

Más british

 

DSCF8042

Clarke Quay

20160102_103652

Dónde estábamos?? Caray que cual Canal Sur se nos pasan las uvas!!…. que nooo, que aun queda hora y media y aquí no hay uvas sino Durians y esos son del tamaño de un coco y apestan a rata muerta vomitada por un choco sin limpiar. Pero además hay en la explanada (la zona de conciertos en el lado norte de la bahía) además de un conciertazo de uno que no sé su nombre pero que debe ser famoso porque me sé las canciones y además molan, y ya que es a cielo abierto y aunque no se vea suena como si estuviéramos dentro y que hay un food court (ya he hablado, una gran zona con mesas y sillas rodeada de puestos de comida y bebida de todo tipo) entre que parece que chispea o no pedimos unos buenos platos to take away y allí que nos sentamos con los tuppers bajo una farola a papear de lo lindo y dejar correr el tiempo para, con la barriguita llena corazón contento, arrimarnos al agua en decimotercera fila descubriendo que los fireworks tienen una cosa guay, van parriba con lo que estar donde estamos o agarraos a la valla lo mismo nos diera y allí que nos animamos con la marea (muy ordenadita eso sí, que estos pa tocarse con un desconocido tienen que estar en peligro de muerte) hasta que cual americanos te recibimos con alegría llega el 10! 9! 8!….y así hasta el boom fshhhhh pumba pumba de 8 minutos que, como bien dijo Lucky, le faltó la palmera pa ser perfecto. En serio no estuvo mal. Aunque con lo que más flipé fue con pensar que cuando mi familia y amigos vieran en el telediario de las 8 del 31 de diciembre (porque no creo que sea ntan originales de cambiar) lo de.. “el año nuevo ha llegado antes para lugares como Sydney, Tokio, Singap… espera espera, nuestro corresponsal en el sudeste asiático nos informa que un español calvo y con una tablet está pidiéndole a unos chinos que le digan Feliz año (la ñ si tienen cojo es) nuevo equipo!! Pa sus amigos de España… con una sonrisa fraternal de año nuevo le dicen. NO. ….ok… y ahora el tiempo, cómo amaneció Guadalaj…” cambio de canal cuando suena la traca final en directo y nos besamos que al aire libre no es comportamiento indecente si no hay metida de mano y nos deseamos un muy feliz año mi amorcito y yo, mientras esta gente, empieza a salir como si el metro estuviera a punto de cerrar, qué angustia de vida hermano!!! Luk y yo cual bañistas valientes andamos contra la ola y, ya con los románticos, otros guiris, uno vestido superguay que le pide la mano, con anillo y de rodillas a su moza, como se lo cuento, que solo faltaba el logo de Youtube, un montón de indios muy molones bailando como locos cual concierto de extremoduro pero en la 2, con un toque étnico que no etílico. Y tras un rato empezamos a caminar de vuelta al hotel queriendo dar un rodeo tranquilo cuando nos damos cuenta que absolutamente todo está organizado, y se van formando filas de personas para, sin incidentes y siguiendo instrucciones de los policías ir evacuando la zona. Flipamos pensando en los que organizaron la aparentemente maraña de canales humanos que unos por arriba otros por debajo otros que se cruzan aquí pero siguen para allí… nivel oriental oiga. Eso se hace en España y acaba como los sanfermines. Esta gente serán secos, pero organizados y respetuosos con las normas, como nadie.

Eraser_20151231_233529 Eraser_20151231_233147 Eraser_20151231_221505 20151230_235944 20151231_000507 20151231_000458 20151231_000155

Y con ese pensamiento y una noche preciosa paseamos hasta el hotel y acabó el día y el año pero no el viaje. Aun nos quedaban 4 días mas el de vuelta en la ciudad del león, que han dado mucho de sí. Y darán, de paso la última entrada de blog, que es la que viene.

Hasta entonces. Salud!!!

Singapur y Kuala Lumpur. 4

Por última vez cogimos, aun en KL nuestro monorrail para hacer las 5 paradas que nos comunicaban con la estación central. Como nos había sobrado dinerito (es que esto es mu barato!!!) habíamos decidido cambiar el bus de la ida por el KLIA express, el tren que en 30 min. nos dejaba en la terminal. Ganábamos media horita de sueño aunque perdiéramos las alegres canciones indias de la radio de ese coqueto transporte con cortinillas de zoco. Sea como fuere sin contratiempo alguno (y sobre todo sin turbulencias, que en la ida hubo un momento, más que de malaysian…, de oceanic airlines) aterrizamos por segunda vez en esta isla/ciudad/pais/experimento que es Singapore y en un plis plas (de 30 min en metro)

image

Metro donde comprobamos que el Elvis Coreano de Resacón no es invención sino inspiración

nos estábamos bajando en City Hall, que según nuestra percepción era la parada más cercana al Young men christian association (YMCA) Hostel, segunda vez, tras Nueva York, que lo utilizábamos para alojarnos y he de de decir saliéndome de la línea que llevaba y a la que volveré que muy contentos de estar aquí.

image
image

image

Es un alojamiento el del YMCA modesto, con lo justo, y sólo un pelín más barato que el hotel medio (aunque más caro que otro tipo de albergues o hostels) pero con la ventaja de que la antigüedad y autoridad de la institución (los curas eso que se llevan siempre) se encuentran en lugares privilegiados dentro de las ciudades y, al igual que en NYC nos permitió, aun durmiendo en litera, “vivir” unos días justo al borde de Central Park en una de las zonas más pijas (entre el Dakota y Columbus) aquí estámos en el número 1 de Orchard Road. En el mismísimo centro de la ciudad, en un lateral del parque Fort Canning, a 2 pasos del río y en la intersección que resultaría de unir Marina Bay, Chinatown, Bugis, Little India y el Barrio Árabe, lugares que menciono para ahorrarme después nombrar las zonas de interés turístico, a los que añadiré la Isla Sentosa donde pasaremos el día previo a la partida por, cosa rara mirusté, decir el tiempo que puede que no llueva y por ser lunes 4 de enero donde esperemos que la mayoría de turismo de fin de año como nosotros haya recogido sus bártulos y a todo esto estábamos saliendo del metro City Hall por última vez ya que estos días nos han enseñado que una cosa es la parada de metro y otra la maraña de conductos, pasillos y salidas que cada una tiene con lo que, cosa curiosa, tenemos 2 paradas más cerca, Dhoby Ghaut y Bras Basah, esta última, bajo la zona universitaria donde nos encontramos una miniciudad universitaria bajo suelo (soy un poco exagerado pero en el camino a la salida pasamos por zonas de estudio, gimnasio, lugares de ensayo musical…) En resumen, que andar por arriba o por abajo solo depende de si quieres fresco o calorcito, o de si llueve o no.
image

Mientras os leíais esta perorata luk y servidor habíamos hecho el check in, nos explicaron el horario de desayuno, el de piscina (genial, por cierto, de 9 a 21 h poder bañarte bajo la lluvia en clima cálido) y encontramos una habitación justita pero perfecta para nosotros si no fuera porque el aire acondicionado no funcionaba, o eso parecía y como quiera que las ventanas deben estar cerradas pa que no entren bichitos indeseados se presumía una estancia un tanto sofocante. Probé de todas las formas y ya al bajar para almorzar le dije a la recepción cortesmente que a ver que pasa. Muy amablemente me dijeron que mandarían al técnico para revisar y yo que mu bien gracias y ella que disculpe y yo que nada (qué amables somos tooooodos en la caaasaaaaa deeeell seeeñoooooor) y nos fuimos a comer a un centro comercial y vimos un sitio muy mono el, con unas imágenes (NOTA. Una cosa que mola de los paises que hemos visitado aqui es que como hay tanta diversidad, entre guiris y propia del sudeste asiático, entre idiomas, costumbres… es que en todas partes y cartas hay fotos de cada plato, y siempre que pides o piden te confirman señalando en la carta la imagen) decía que las imágenes del lugar que nos llamó la atención diferían de lo habitual por aquí. Parecían tapas de diseño, interpretaciones pijas de platos asiáticos.
image

Después vimos que era una cadena de Hong Kong con estrella del muñequito ese francés que vende ruedas y que tan palote pone a los aspirantes de master y top chef. Y allí que fuimos y yo discutiendo con la camarera que no quería una sopa, que quería las albóndigas esas raras y ella venga a enseñarme el dibujo de la sopa, oiga!! que hace musha caló fuera no te da cuen? Hasta que nos damos cuenta que luk en lugar de poner R1 puso M1 en la comanda y la pobre mujer intentando ayudarnos… Veis? Vivan las cartas con fotacas!
image

Todo muy pero que muy bueno y yo cada vez mejor con los palillos (de eso hace unos días, ya estoy hecho todo un experto 🙂 ) con la tripita como un chivo con dos madres nos volvimos al Ymca y cual acto reflejo entramos en la habitación y veo la típica ranura que pone “ponga usté la tarheta pa darle calambre al cuarto” (traducción de gugle) y yo… esto… tarjet..?….ahhh que el llavero es un tarjetón de plast…BZZZZZZZ (sonido de aire acondicionado) ZZZZZZSSSsssoy BOBO. Muy bobo.
image

No me he vuelto a acercar por recepción. Me da vergüencita.

Un leve descanso y salimos a recorrer la ciudad cuyas conocidas normas y lo poquito que habíamos visto intuíamos que era la versión definitiva, o perfecta, de lo que habíamos visto en Kuala Lumpur y que, salvo matices muy importantes fue corroborado.

Podemos decir que como ciudad, arquitectura….hardware podríamos llamar, es PERFECTA. No hay que olvidar que precisamente este año se celebra el 50 aniversario del país (como tal, independiente) y que sólo 50 o 60 antes, durante el protector…ocupación inglesa, ha sido occidentalizado, machacando la selva con otrora ladrillo y hoy acero, hormigón y neon.
image

image

image

image

image

Por otro lado la mixtura de razas, nacionalidades, cultura, se ha resuelto, por la mayoritaria supremacía de la china, en una suerte de estrictas normas de convivencia y así, el resultado, a la vista, el olfato, el gusto y el tacto es perfecto. La empresa Las Vegas Sands que quiso hacer el eurovegas en españa tiene también buena culpa de esto, haciendo de la desembocadura del homónimo río Singapur una expléndida postal de 360°. Ni una colilla en el suelo. Ni una palabra más alta que otra y si bien los chinos (repito, mayoritarios) son la antítesis del simpático, cosa que contrasta, p. Ej. con la alegría y simpatía de Kuala Lumpur con predominio Malayo (obviously) son correctos y educados (que no corteses). Va a parecer pues ya son dos veces las que les pongo en el debe, que tengo algo en contra de ellos. Ni mucho menos. Lo que pasa es que yo, de carácter muy sevillano, siempre a la que salta pa una gracia, una sonrisa o un gesto de cortesía, cuando me veo entre gente que solo mira palante y un pelín pabajo, que anda rápido y mira de soslayo y como con miedo y que se expresa, si llega, con monosílabos, me dan ganas de gritarle a uno ahí de repende y, nunca mejor dicho en singapur, con la voz de tico el de willy fog, OLE TU QUE ARTE ER SHINITO RESPINGÓN!!! RÍETE UN POCO MALAHE!!! … pero ya se me pasa, que estoy abusando del divague y apenas llegamos a Marina Bay y se me cae la baba de flipe y reventamos la cámara a fotos de un skyline nocturno que quita el sentío, que le dice a New York City get out of the way, bitch y que, solo por un día, desplazó a Vancouver como ciudad de mis entretelas, que no es poco.
image

image

image

image

image

Pero aquí lo dejo que mañana, que fue anteayer, volvimos para disfrutar de la entrada al año nuevo, y eso vendrá en la segunda parte.

image

Un adelanto 😉

Zaijian!!!

Singapur y Kuala Lumpur. 3

Última entrada de Kuala Lumpur. Y no es porque no tenga más que añadir, sino porque ya llevo 3 días en singapur y se me acumulan anécdotas, se me borran recuerdos y menos mal que tengo a Luk y su memoria prodigiosa que me recuerda éste o aquel dato. Bueno al lío.

No puedo desdepir Malasia sin hablar de las Cuevas Batu, probablemente y junto con las Petronas la foto más buscada de todo visitante. Esos 272 escalones presididos por Murugan, hijo de Shiva que imponente y dorado recibe los primeros de muchos flashes (antes, junto a la entrada a otra cueva de menos tamaño se encuentra el dios mono, Hanuman, también impresionante) de la principal lo primero que te llama, y te llaman, a la atención, es el escrupuloso cuidado que has de tener a tus pertenencias más “levemente sujetas”. Porque toda la escalinata está llena de ladrones sin escrúpulos, hambrientos seres dispuestos a todo por llevarse algo a la boca, aunque no sea comestible.
image

image

(Pongan voz de Marciaaaaal) Cuidao con los babuinos!! Simpatiquísimos y poco sociables seres que han adaptao su hábitat y modus vivendi a esos otros seres pelones que desde finales del 19 llegan en hordas a la montaña. Hoy, en un comodísimo metro que desde KL Sentral, la parada neurálgica de la ciudad, por 10 ringgits (2 euro aprox) te lleva ida y vuelta hasta casi la puerta.

Sudar es poco para describir lo que hice subiendo a ver “al rey dentro de la montaña”. Si ya es ducharse, salir de “casa” y empezar a limpiar poros, imagínense a este orondo y torpón urbanita de 90 eufemísticos kilos penando cuesta arriba cual monje tibetano, con la bolsa, la tablet pa el mira’l mono! El selfiemóvil, pendiente de no resbalar pues aquí llueve y no llueve según si el minuto es par o impar y mientras un mono me pone los huevos delante la cara y lucre huye de un cartel que dice algo de la araña más peligrosa del mundo al grito de Alá es grande y bueno!!! (o mira el glande del babuino!, qué se yo) finalmente llegamos y aunque un tanto desangelada la cueva impresionaba. Como sea volvimos y, personalmente, disfruté más de aquella otra más pequeña donde se narraba de forma visual el Ramayama (o lo que es lo mismo, la historia de Rama y Sita) que por ya conocerla pude disfrutar (y dar calor a Luk) mucho más.

image

image

image

image
image

De Chinatown y alrededores (barrio indio, otros templos y mercado central) poco más que añadir a lo dicho en contrastes. Explosión de gente, razas, color, olor, sabor. VIDA. Recomiendo encarecidamente salir de las calles “principales” y dar pequeños rodeos de un sitio a otro, tal vez justo en la paralela de la calle turística encuentres un momento único.

image

image

image

image

image

image

image

image

image

Voy a ir acabando, para poder empezar pronto con la ciudad del leon dejando algunos tips de recomendación.

El metro: el sistema está fraccionado. Es decir que cada línea es independiente y aunque todas funcionan con las mismas máquinas no hay transbordos. Sea como sea el sistema es muy sencillo y las máquinas expendedoras lo ponen realmente fácil. Eliges en el panel táctil la línea, después el destino (se paga según a donde vayas) y te sale el precio, dices cuantos quieres y metes la moneda, billete o tarjeta y te sale el o los tokens (para el que no juegue a videojuegos japos, como tazos) que tendrás que pasar por un sensor para que te deje entrar y meter en una ranura para que te deje salir. También hay tarjetas de recarga que te sirven para todas las lineas pero no ganas más que tiempo y a fin de cuenta un viaje estándar viene a salir por unos 30cm de euro al cambio. En cuanto a la infraestructura, algunas lineas son tipo metro y otras monorail al estilo japo. Éstas últimas vienen genial para, desde arriba, tener una primera visión de los mil y un templos que hay por toda la ciudad (árabes, budistas e hindúes). No os perdáis la de cosas que no se pueden hacer dentro del metro, con especial énfasis a qué entienden por “comportamiento indecente” 😉
image

image

image

Imprescindible: Si sois como yo que huyo de entrar en templos árabes por el tema de tener que ponerse el velo la mujer y demás os recomiendo de cualquier manera visitar, inexcusablemente, la Mezquita nacional. Es, y perdonen la expresión, una puta maravilla arquitectónica. Es una pasada de obra artística, donde se respira paz. Un homenaje a Alá y su profeta Muhammad en todo su esplendor. Gigantesca, blanca, preciosa y aunque efectivamente me sorprendió que lucre se pusiera el atuendo necesario para entrar (a mí, que iba con camisa, me dejaron tras un escaneo visual pasar tal cual) yo creo que ella se dejó porque era lila 🙂 🙂 obviamente hubo que descalzarse. No hay que pagar nada aunque un religioso me estuvo calentando la oreja sobre la verdad de Jesucristo según el Corán (que por cierto soy más ateo que el papa, pero tiene más sentido de aquí a pekin la interpretción del niño manué y otros profetas que hace el corán, dicho sea de paso).
image

image

image

Taman Tasik Perdana: El gran parque urbano de la ciudad (hay mil parques en toda la grandísima área metropolitana de cerca de 7 millones de habitantes) pero éste, céntrico, te permitirá desconectar de la urbe para, de paso, ver algo de flora y fauna tropical. Aparte, (aunque que nosotros no entramos) encontrarás dentro un gran parque de avesn, otro de orquídeas y otro de mariposas. Pero sólo paseando disfrutarás de flora y fauna a tuti (a destacar el grito de luk cuando se le cruzó un varano por el camino 🙂 ) y meto aquí y con esto termino, un par de cosas. Que en el parque más que nunca pero en general SIEMPRE salir bien impregnados de repelente de insectos del más potente que haya y no está de más añadir toallitas con repelente en la bolsa. No se andan con chiquitas y este es el paraíso de los entomólogos. Avisados estáis. Y segundo, que no os pase como a mí. El tiempo es infinitamente cambiante por momentos. Que os llueve? Bueno, fresquito pal cuerpo, pero los calvos o rapados, si miráis por la ventana y veis las nubes cubriendo todo el cielo, no dejéis la gorra en casa. Puede que vuelvas rojo cual habanero y más caliente que xena en spartacus. He dicho.

image

image

image

image

image

Hasta la próxima!!

PD. Ahh!! Como dije, menos mal que está luk. Se me olvidó de ir que si venís por aquí, aunque se osnquede cara de medioasco, probad en algún lugar o forma. (Crudo, helado, pastel…) la fruta más asquerosita que probablemente encontraréis, (está prohibido hasta llevarlas en bolsa en el metro u hoteles por su olor) el Durian. Hiede a bobo, y sabe algo mejor que huele, pero harás una mueca de asquito 🙂 🙂
image

Singapur y Kuala Lumpur. 2

Nos habíamos quedado aterrizando en KLIA (Kuala Lumpur International Airport) y, de todos los países (fuera de la UE) que hemos visitado éste ha sido sin duda el de proceso en inmigración más ligero y rápido. Los dos juntos, hola que tal, ponga aquí sus índices, sello y palante. Selamat datang (bienvenido). Expresión que oirás aquí por todas partes enmarcada por una cálida sonrisa.

Nuestro siguiente paso era localizar el airport coach; de los medios de transporte disponibles para ir a la ciudad, el mejor en relación calidad-precio (para nosotros, claro). Taxi y tren salían por lo mismo (siendo 2 personas), unos 16 euros en total, lógicamente el taxi te deja en el hotel y tarda mínimo 1 hora según tráfico y el tren en 30 min. te deja en la estación kl sentral. En sí es barato pero el bus por unos 4 euros los 2, en 55 min. nos dejó en la misma estación, desde la que tomamos una de las varias líneas de metro (en otro momento hablaré del curioso sistema de metro) para bajar en unas 5 paradas en Bukit Bintang, a unos 10 min. andando de nuestro condo por, probablemente, la calle más famosa de la ciudad, chankat bukit bintang, de la que hablaré en otro momento también.

Sí que me detendré, porque toca, en lo de los condominios. Uno de los muchos contrastes de esta ciudad.

Realmente no es un hotel, aunque funciona como tal. Son rascacielos de viviendas “servidas”. Te registras al entrar, te dan la llave y te bloquean una cantidad en tarjeta. Tienes acceso a las piscinas del condo, con barbacoa, jacuzzi, sauna, al gimnasio, banda ancha (de verdad, no como en la mayoría de hoteles) a un lobby tipo club donde, y eso hay que pagarlo aparte (te lo quitan del bloqueo) puedes desayunar o tomarte una copa, aparte hay un jardin en la azotea (hablo de una planta 48) donde hacerte otra barbacoa u organizarte una fiesta. Ah! Si dejas la ropa en una cesta antes de las 11 en tu apartamento a las 18 te la dejan limpia y seca (la plancha te toca a ti 🙂 ). Limpian y cambian todo a diario y siempre te reponen cápsulas de café para la máquina (por cierto no la conocía, caffitalia, y muy buena), azucar, te dejan en el frigo leche y botellas de agua. (Esto lo descubrimos obvio el segundo día, cuando ya habíamos comprado cafe instantáneo (ya que no encontramos esa marca de cápsulas), leche y azúcar.

Bueno, a todo esto, ¿quién “vive” aquí?. Pues básicamente occidentales. Turistas por días como nosotros y trabajadores, becarios, gente de negocios, y tal. Al menos son las caras que se ven, la actitud del “soldado” que en la puerta te saluda como si fueras su tte. coronel, el que te pregunta si necesitas un taxi y, sobre todo, porque basta entrar o salir de las calles donde cada soldado guarda su resort urbano para ver el cambio de cara, raza y vestimenta. No es algo que me guste pero pa 4 días uno se olvida y vive cual christian grey pero sin glamour ni látigo.

De cualquier modo, y volviendo a la línea cronológica, como aun no estaba listo el condo dejamos maletas y bajamos (porque la calle es cuesta abajo pero sigo sin entender, aunque use, este tipo de geoindicadores) hasta dar por casualidad como siempre a estos suertudísimos viajeros que somos lo que creo que es el top top de los gastrolugares que nos gustan, a saber, donde come la gente de ahí, barato, auténtico y, claro está, extraño. Sabíamos que en KL hay 2 tipos de gastronomía. La barata y la internacional. La barata se suele encontrar en los, podemos llamar, mercados de comida al aire libre, puestos y locales bulliciosos con todo tipo de mezclas de cocina china, malaya e india, o su versión en centros comerciales, food courts, aparentemente más higiénicos, con mismos sabores, más variedad internacional, pero menos “divertido”.

image

En un food court (en el CC Pavillion)

Luego está la cara. Restaurantes de todo tipo donde todo, comparado con lo anterior, es carísimo, como digo, contrastes y me refiero, por ejemplo, a un par de medias pintas (una caña nuestra) de cerveza en la hora feliz en un rest. pongamos que 50 ringgits (unos 11 euros) mientras que donde nosotros comimos en la historia que nos ocupa, que no pertenece a ninguno de los 2, sino al de un, llamemos restaucomedor malayo, los 3 platos y 2 cokes que nos tomamos fueron 25 ringgits.

image

Por 5 euros oiga!

Y cuando digo comer es que salimos a reventar, ahora cuesta arriba, al condo que tras abrir la puerta nos dejó….. sin palabras. Fotos y tal.

image

Vaya vistas!

image

image

image

Viendo que la longitud de esto se me va a ir de las manos, estoy pensando que voy a abandonar lo cronológico y voy a bloques sin mucho orden, toda vez que son la una de la mañana del segundo día aquí así que de paso agrupo y ya veremos cuántas entradas salen. Y en eso de los bloques y los contrastes fusiono y hablo de los bloques de viviendas, probablemente el mayor, más impactante, físicamente y simbólicamente contraste que hemos visto y que Lucre, siempre acertada en sus máximas, calificó, si no recuerdo mal, como “nunca hay que ir por la calle de atrás” y yo parafraseo que toda calle glamourosa tiene 2 calles, la A y la B. La A muestra tiendas, luces, pantallas led, anuncios y colores vibrantes… esos mismos bloques tienen otra calle por la parte de atrás, donde vive gente, probablemente la misma que atiende al otro lado. Un amasijo inhumano de máquinas de aire acondicionado, tubos de vapores, balcones con ropa tendida y rejas, suciedad, cubos de basura y negrura. El paraíso para un fotógrafo social con mucho estómago y poco escrúpulo pues no es fácil pararse ahí mucho tiempo y menos para hacerle fotos a ese niño que se agarra a una reja y te mira como si fueras de otro planeta y apuntas con una cámara con la que se pagaría la ropa de toda su vida. Y lo dejo que me pongo dramático y si alguna acción y efecto quiero que provoque mi blog es la risión, así que a ello vamos.
image

image

Viva Las Vegas!! Nos salió del alma cuando la segunda mañana salimos de paseo (digo mañana pero aunque empanao de mí le dije ggmonin al camarero de pisos (todos los que he visto, hombres son) por aquello del jet lag era sobre las 13 horas, que solo una antes nos levantamos de la segunda cama más cómoda de mi planeta tras la de, precisamente viene a cuento, aquel hotel de las vegas con forma de pirámide y a lo que iba, que el clima, prácticamente sobre el ecuador, es de un calor húmedo que hace que sudes cual gorrino. La piel, eso sí, te la deja suave cual teta de monja embadurnada de johnsonn & johnsonn (toda menos las cachas entreperniles que de andar en esas condiciones acaban un punto menos que glande de perro postcoito). Bueno a lo que iba. Que por las zonas (más contrastes) “ricas” no se vé por la calle más que gente como nosotros, y pocos, sudorosos guiris blancuzcos con mochila a la espalda o en bandolera buscando los highlights. El mundo vive entre centros comerciales de unas dimensiones apocalípticas, incluyendo pasos a nivel igualmente acondicionados de aire para moverte, lo menos posible, por las afueras. Ellos y sus entornos acogen a la mayor parte del personal que, cual hormigas entran y salen de los gigantescos hormigueros sin alejarse demasiado, y no anárquicamente. Por contra en las zonas populares la vida es callejera, bulliciosa, colorida. Fascinante!!

image

Centros comerciales, everywhere

image

image

La ciudad bulliciosa

image

Ni que decir tiene, pues es de sobra conocido, que la comida juega un papel fundamental. Se come en todas partes, a todas horas, de todo tipo. He de reconocer que me estudié cual enfermo imaginario toda suerte de indicaciones de salud tropical. No beber bebidas con hielo, no comer verduras crudas, tener cuidado en elegir…. pero cuando llegas, andas, chapoteas y hueles dejas el condón en la mesita de noche y disfrutas de una experiencia de sabores y variedad que es motivo suficiente pa visitar estos países. (Lo que no quita para que hoy me haya metido entre pecho y espalda unos whoopers en mi internacional tarea de encontrar el mejor de los mejores (sigue ganando, para mi, Roma, para Luk, Amsterdam)…por donde iba??…. sabores. A veces te pica el culo cosa mala y otras la lengua arde con pasión de gavilanes pero si me veo cual Nicholas Cage en Living Las Vegas a mi me entierran aquí, hinchao como un sapo y con una sonrisa de oreja a orej…….ostia! Me reencarnaría en Budha!!! …estoy divagando demasiado verdad?. Me recompongo.

Las torres Petronas, son el símbolo de esta ciudad (de la A). Las diseñó el argentino Pelli pero estos de la petrolera, listos nivel asiáticos, quicir, top, encargaron la construcción de cada una a empresas diferentes. Samsung, coreana, pa la torre 2, y Hazana, japonesa, pa la 1. Pongan a esta gente a competir y ganará el cliente, y así consiguieron esta maravilla de la arquitectura, con clarísima geometría musulmana, tanto en planta como en cubierta. Y yo pienso ahora que si en vez de la japo, pones contra Samsung a Apple en la otra torre “ricardo”, se la ventilan en hora y media, y después se pasan 3 años litigando quién ha copiao a quién mientras César Pelli, que es Bill Gates en esta absurdez comparativa, está partiéndose la caja.
image

image

image

Siguiendo con los highlights turísticos, muy recomendables visitar las masjid (mezquitas), templos budistas e hinduistas. No haré una lista, porque hay mil guías para eso, solo nombraré, por llamarnos especialmente la atención, (aparte de las cuevas Batu, de las que hablaré en el próximo capítulo) el templo hindú Sri Mahamariamman, en chinatown, tanto por fuera como por dentro (para entrar hay que descalzarse y las mujeres, si el pantalón es por encima de la rodilla, cubrirse con algo) no es necesario el velo como en las mezquitas donde no entramos pues es más complejo si eres un guiri con claros fines turísticos, aunque para quien quiera y pueda recomiendo la masjid jamek. Impresiona.

image

Sri Mahamariamman

image

image

image

Templo budista Chan see shun yuen

image

Palacio del sultán, con las petronas al fondo y la torre menara en medio

Por cierto, y pego otro salto y con esto termino. Esta ciudad parece, cuando sales del “triángulo de oro” la perfecta inspiración para Blade runner.

image

Casuchas apiladas y bloques de pisos bajo grandes vias de circulación, ocultas a la sombra de rascacielos construidos en niveles superiores, cuyas calles son por momentos un laberinto apenas visible a ráfagas desde el monorail, que albergan tugurios donde tras una mesa un chino viejo como él solo fuma mirando al suelo o un europeo maduro con pinta de corresponsal de guerra te saluda con un leve movimiento mientras se toma, solo, un sake o un guisky y piensa en la malaya de 20 años que le espera en casa, o en la inglesa de 60 que dejó hace 35 años en su viaje de bodas y que hoy, tal vez, está en el condo de al lado, Vertical Residences, pasando unos días con 2 amigas y recibiendo una manicura a precio de risa…

…no he visto yo películas ni ná. Menos con Lady Pratchet, con todos me he cruzao hoy.

Como dice mi querido viejo, … de viajar y ver cosas.

Singapur y Kuala Lumpur. 1

Yo para ser feliz quiero un colchón.

El primer día, como viene siendo habitual en nuestros periplos viajeros, está, y digo está porque aún nos queda no poco para terminar, siendo muuuuuuy largo y cansado.
Suele pasar cuando te desvías mucho del devenir del solano que, todo hay que decirlo, donde nos hallamos ahora (NdA: en el momento de escribir esta parte) brilla por su ausencia. Pero ya llegaré.

De casa lo que se dice de casa salimos aye….antesdea…. es muy relativo. El 23 de diciembre del Portil hacia Madrid  Ahora es mediodía del 25 pero la verdad es que hemos salido hoy 24 de los Madriles rumbo a Frankfurt tras dormir poco y mal, por el calor inhumano al que los madrileños suelen someter a los espacios cerrados y, aunque apagamos el aire nada más pisar la habitación con la puesta de sol, el recalmón nos tuvo dando vueltas hasta las 4 y poco que sonó el silbato.

Lo dicho, despedida del siempre correcto Ibis, donde dejamos el coche hasta más ver, un buen desayuno y pa la T4 rumbo a la ciudad con nombre de salchicha.

image

En Barajas no pudieron hacernos a nosotros el check in hasta el destino final, pero al menos conseguimos que facturaran las maletas hasta Singapur. Las volveremos a ver? Aun no lo sabemos, I hope so.

Ya en Frankfurt, y con una escala de 2 horas y media aprox. nos apresuramos un poco y tras equivocarnos en primera instancia, gracias a una amable trabajadora conseguimos encontrar las cabinas de air china y ya nos dieron las tarjetas faltantantes, quicir, a Pekin y a Singapur, tomaron nota (de nuevo, espero) del tránsito maletil y con cierto temor nos dirigimos a la puerta de embarque (temor for what?). Me explico para lo que he de retroceder a momentos preparatorios donde numerosos blogs e incluso guías avisaban de las…peculiaridades higiénicas de cierto grupo (honestamente considero de justicia limitarlo así) de la población china. Peculiaridades que personalmente corroboré en la cola de entrada pero que, afortunadamente y como quiera que no era, de nuevo de justicia, sino algo minoritario, no nos tocó ningún especímen en derredor y sí ciudadanos aseados, correctos y, he de añadir, cosa bastante rara por lo que estamos viendo, incluso amables. Como nota curiosa añadiré que adoptan los mandarines una caras muy graciosas mientras ven pelis, como niños viendo a papá noel entrando por la chimena, no sé si me explico pero sigo.

image

image

Por cierto, si los cálculos fueron correctos, este fue el brindis de nochebuena, soblevolando Mongolia

Por cierto, si los cálculos fueron correctos, este fue el brindis de nochebuena, soblevolando Mongolia

También se hablaba por el siempre poco riguroso internet pestes, esta vez metafóricas, de la compañía aérea. Cruzo los dedos pero de momento nada más lejos. Un señor 777/300 (creo recordar), muy cómodo, limpio, equipado y, cosa necesaria pa las más de 9 horas de vuelo, bien servido (eso sí, con una sequedad solo comparable al toto de Carmen de mairena, si es que se lo hizo que pa las oportunidades de uso que pueda hallar me da que es gasto inútil pero no nos descentremos y entretengámonos con pelis chinas molonas, música de dudosa/subjetiva calidad y la reposición de Prison Break que hemos traído en el tablet para llegar a Pekin y que nos reciban 2 elementos intempestivos.

image

image

Un frío de collons (-2 c.) y un smog (niebla de contaminación) mucho peor, aun sabiendo que había alerta roja, de lo que imaginaba. Se podía masticar el aire, pestilente, como dentro de un garage con todos los coches encendidos y donde, incluso dentro de la terminal, se hacía muy molesto respirar. Así que con cierto miedo por los continuos mensajes rogando paciencia y colaboración, los múltiples retrasos y cancelaciones, el fresco, la tos y mis maltrechas fosas nasales en carne viva y por último el cansancio, dejamos correr entre cabezadas, paseos y algún café, las 9 horas de escala hasta que la pantalla nos mostró puerta de embarque y aliviados nos dirigimos allí para comprobar que ya nos acercamos a la cultura islámica pues unos muy simpáticos compañeros de viaje fueron extendiendo alfombras y paños dirección la Meca. Tras el rezo y como quiera que le dejé sitio el pater me mostró la ya conocida amabilidad del sudeste y departimos (que en una puerta de embarque es casi redundante) un rato. Precisamente eran de Kuala Lumpur, a donde nos dirigiríamos al día siguiente y me habló un poco de la zona donde estaríamos. Nos despedimos tras el enésimo apretón de manos (me gusta esta gente) y otras 6 horas de vuelo hasta Singapur, destino final y a la vez provisional ya que como antes comenté mañana salimos a Kuala L. (Malasia) y pasados 4 días volveremos para disfrutar a gusto este pequeño pais y pasar al 2016 entre rice y chicken.

image

A todo esto hemos aterrizado en el aeropuerto de Changi (Singapore) y el clima tropical nos ha recibido en todo su explendor. Ni que decir tiene que nos acercamos a las 30 horas de periplo desde que nos levantamos en Madrid así que con más pena que gloria (parece que estoy borracho, y el tipo del metro se habrá echado unas risas a costa del gordo y calvo guiri que no se enteraba ni de donde tenia que poner la tarjeta, una anécdota que sin duda molaría registrar y requeriría una entrada nueva de blog pero que lamentablemente se quedará en el tintero pues llevo ya dos días en malasia y se me acumula el trabajo así que solo añadiré que las maletas llegaron sin problemas, alcanzamos nuestro hotel por una noche cerca del airport con facilidad, un lujoso alojamiento que no disfrutamos

image

Mu potito, pero para los que no sean pareja….morbo asegurado!!

ya que fue hacer check in, preparar las maletas de mano (a malasia no llevamos las grandes) para los 4 dias que vienen y acostarnos para dormir apenas 5 horas y media y de nuevo al aeropuerto para probar los MA RA VI LLO SOS masajeadores de pies y gemelos que creo son uno de los motivos para que el aeropuerto singaporense sea el n.1 del mundo

image

y tras haber dejado en consigna la maleta grande (hemos podido comprimir las 2 semivacias en 1) tomar, a estas alturas eso ya es nada, un nuevo avion que en casi una hora nos deja entre palmares y selva, a 50 km de kuala lumpur donde, y eso es otra historia, estamos gozando que no veas. Pero eso,en el próximo capítulo.

image

La bola de dragón, será al fin nuestraaaaaaa!

image

Agua dulce, agua salá, bendita la vida que quita y que da…

Hasta entonces, salud!!!