Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘El café más caro del mundo’ Category

La última etapa (sin contar con el regreso a casa) era una de dos. Podía ser rápida o lenta, cara o barata, aburrida o bonita. Hablamos de Nimes a Zaragoza, luego podíamos coger la autovía hasta Barcelona, y de allí seguir por la misma hasta la tierra mañica, o “cortar” por los pirineos e ir por Ripoll. Más lento, obviamente, pero más hermoso el camino.
En cuanto a la ruta en sí, teníamos prevista una parada por la cercana Montpellier, pero se nos fue la olla y cuando nos quisimos dar cuenta ya lo habíamos pasado, así que continuamos camino de Perpignan desayunando por última vez en las magníficas áreas de servicio de las autovías francesas (podríamos tomar ejemplo) y, aunque yo quería pasar por Colliure, lugar donde esta enterrado mi querido poeta Antonio Machado pero, por un lado no recordaba entonces el nombre del pueblo, y por otro hubiera sido incompatible con el camino que mencioné antes. Así que simplemente disfrutamos de la carretera y ya no paramos hasta la hora de comer, en Manresa, el “medio pueblo” de Luk donde disfrutamos de una opípara comida mientras charlábamos con el amigable camarero-amante del cine de acción. Curiosamente, como verano que es, toda la familia de ella estaba fuera de la ciudad, así que fue una parada rápida que nos quedaban aun unos 250 kmts a Zaragoza, con Lleida por medio.
Llegamos finalmente y, por primera vez hice ras y entré en la ciudad de la Basílica esa que se ve imponente desde la carretera. La Basílica del Pilar que, sinceramente, es impresionante, como toda la ciudad. Nos sorprendió mogollón Zaragoza. Muy monumental, de gente amabilísima, con un legado romano impresionante y por suerte nuestro hotel estaba en todo el centro, junto a la plaza donde está la Basílica y la Seo (catedral) así que dejamos el coche en el parking (aquí, aunque dimos una vuelta de recnocimiento era totalmente imposible aparcar en la calle) y tras dejar los bártulos en el hotel salimos a tomar un refresco que, ostia tú, la calor que hacía era tremenda, de sudar la gota gorda. Entre eso y que en la misma plaza del pilar había un bar cuyo rótulo gigante rezaba “Cruzcampo”, Luk se dirigió rauda en pos de ese, para ella, dulce néctar de los dioses (yo me guardo mi opinión). Y ya oscurecido dimos un buen paseíto, llegando al río para tener mejor perspectiva y buscando inútilmente, aun con mapa, unos restos romanos que vimos cuando dimos una primera pasada con el coche y nada, pero, gracias a esa vuelta, vimos otras cosas interesantes, incluyendo el impactante espacio que hay hecho con el teatro romano.
Compramos algunas chucherías (bueno, eso fue antes pero no es relevante) y a dormir. Caímos como troncos y estiramos una hora más el despertador, que el día siguiente era harto conocido, largo pero cómodo por autovía de Zaragoza a Huelva pasando por Madrid y tomando la ruta de extremadura para entrar por Santa Olalla del Cala primero porque es más corto y rápido que ir por Sevilla (siempre que no estés muy cansado que a fin de cuentas son 100 kmts por la sierra) y segundo porque queríamos parar en Campillo que Lukre tenía mono de su abuelilla y quería darle un beso. Afortunadamente cuando llegamos estaba allí toda la familia, incluyendo a su prima Lourdes, Guillem y el peque Arnau, con lo que pudo saludarlos a todos y repartir chuches variadas. Ya solo quedaban 40 minutejos y abríamos las puertas de casa para tirarnos, primero en el sofá, y después en la cama a disfrutar del regreso feliz y ahora poner en orden las cosillas, entre ellas, terminar este relatillo con las últimas fotos.
Y con esto acaba esta aventurilla de 7 días para tomar un café y aprovechar para ver un poco de europa, sin comparar, porque nos deprimiríamos. Disfrutar allí y aquí.
Y ser feliz
Chau!.




Read Full Post »

Hay que decir que nos costó levantarnos de la cama. O se notaba el hecho de que ya habíamos alcanzado nuestro destino o los kilómetros a nuestras espaldas (es un decir) hacían efecto, lo cierto es que la pereza se notó. Tanto es así que vimos Lausanne de un plumazo y bajamos rumbo a nuestra penúltima parada y fonda de este viaje, Nimes, así que abandonamos Suiza no sin antes pasar por el CERN, allá donde se han gastado trillones (es un decir) para hacer el acelerador de partículas ese que algunos dicen con pavor que destruirá el universo (no, si lo de ser tonto es gratis).
Chorradas aparte, el camino nuevamente nos regaló unas vistas asombrosas en nuestra derrota por los alpes franceses macizo central. Aunque un poco pesado por largo (algún ratito de peaje hicimos por descansar) mereció la pena. Mención especial tiene el pueblo de Chanaz. En google hablan de él.
Unos 50 kmts. antes de Nimes nos desviamos para una minietapa, parada obligatoria de nuestra ruta. Una ciudad que hace años que quiero visitar, la pequeña capital del Departament du Gard, y no por bonita, que no lo es especialmente, sino porque según se conoce los pocos Alés españoles tenemos el origen allí. La ciudad, claro está, es Alès. Así que el Alesín se fue a ver a los Alesiennes que, misteriosamente, habían dejado semidespoblado el lugar. Con esa extrañeza nos tomamos un café y no fue hasta salir de allí dirección nimes que supimos donde estaba la gente. En el río, a modo de playa (con su arena y tó), competiciones de motos acuáticas y qué se más. Supongo que andaban con las celebraciones del 15 de agosto, pues en La France también era fiesta, lo que nos permitió aparcar el coche en zona azul, ya en Nimes, ahorrándonos el parking del hotel, que si bien no era mucho, nuestro presupuesto lo agradece.
El hotelito era muy curioso. Viejo pero decorado estrafalariamente con viejos carteles Franceses, motivos taurinos, múltiples colores… El efecto pretendido se consiguió, creo. Si era crear un espacio acogedor, bohemio, chic, en lo que de otro modo sería un hostal de mala muerte. Para continuar con la tendencia del viaje, la amabilidad y simpatía fue suma, y tras dejar trastos nos fuimos hasta la muy cercana Arena. El circo romano. IMPRESIONANTE. El resto del casco antiguo también, incluyendo un templo perfectamente conservado (o restaurado, que lo mismo sé de arqueología que de nutrias) también eran alucinantes, pero lo del Circo se lleva la palma. Si bien el Coliseo romano, por tamaño es inigualable, en estado de conservación este te deja con la boca abierta. Muy recomendable la ciudad de Nimes, avisados estáis.
Y con esas volvimos, ya tarde, a descansar al hotel y prepararnos para la penúltima jornada. No muy larga en kmts. pero sí en tiempo, porque la ruta nos llevaría por carreteritas a atravesar los pirineos…
…pero eso es otra historia.
Por hoy, ya está bien. Cada vez llego a la cama más cansado y no logro ni ser tan detallista como quisiera ni ponerme al día. Desde Zürich llevo un día de retraso, así que la próxima jornada, junto con el regreso a casa, lo haré en la susodicha casita. Hoy, desde Zaragoza, no puedo más.

20120817-082836.jpg

20120817-090226.jpg

20120817-083044.jpg

20120817-082946.jpg

20120817-082625.jpg

20120816-234835.jpg

20120816-234733.jpg

20120817-082747.jpg

20120817-082004.jpg

20120817-082230.jpg

Read Full Post »

La jornada se presentaba de lo más emocionante. Por fin llegaríamos a nuestro destino, improvisado 5 días antes en una ida de olla. ¿Vamos a tomarnos un café?… ¿A onde?… ¿Ehmmmm, a Liechtenstein?.

Po fale.

Así que tras 3 días de ruta emprendemos camino hacia Winterthur, norte del norte de Suiza para, desde allí, y una vez alimentado del caldo más caro que ha catado el pequeñajo Kía Rio (curiosamente el Gasoil, más caro que la 98) nos dirigimos al lago Bodensee (Constanza), que limita el país con Alemania y Austria. Lagos los de suiza que por momentos te hacen creer que has llegado al mar, de lo inmensos que son.

20120816-072442.jpg
Desde allí empezamos a bajar junto a la frontera y, tal como hicimos con Alemania, nos metemos en Austria donde el panorama cambia, notándose cierto influjo de la antigua alemania soviet, muy industrial y con algún que otro tirolés moderno por las calles. Volvimos a entrar a Suiza para, sin recorrer mucho camino, entrar por Schaan a Lietchenstein y bajar el minúsculo país hasta su capital, Vaduz, en cuya plaza central nos esperaba una terraza y un café, ahora sí, definitivo.

20120816-072854.jpg
NOTAS VARIAS SOBRE LIECHTENSTEIN: está considerado el país más rico del mundo. Con sólo 36.000 habitantes y una economía basada en la banca privada, paraíso fiscal a la sazón no es de extrañar que todas las calles fueran privadas con respecto a aparcar el coche. Tras varias infructuosas tentativas, incluyendo la entrada a un parking bastante pijo donde tras muchas vueltas intentando adivinar qué demonios decían las indicaciones y, salir preguntando a un muchacho muy trajeado nos dice que si somos clientes… Era la entrada y cortesía de un banco “¿pero tú nos has visto la pinta mein frund?”. Al final logramos llegar a un parking debajo del museum donde se pagaba así en confianza, lo que fueras a estar pero sin pasar barrera. Qué cívicos!. Como malos españoles pagamos de más, que el buen español aprovecharía para tangarse sin pagar,y así nos va.

En fin que salimos en busca del café con varias malas circunstancias. A) mañana es 15 de Agosto y es la fiesta nacional, así que todo el centro estaba de camiones y montaje para los fastos, lo que afeaba el lugar. B) para no faltar a la tradición en todos los,viajes que hacemos, a la Luk le vino a visitar la mujer de rojo, y en ese primer momento se pone muy malita la pobre. C) al contrario que el mío, su café sabía a demonios (eso le pasa por no tomar expresos, y sí esos tazones de café con leche que siempre son un sobre sorpresa). En cualquier caso fuimos felices con el simple estar allí, juntos, por una locura compartida y es que hay que tener suerte de que tu amada pareja esté tan loca como tú.
Sin más que hacer allí emprendimos el viaje de vuelta por la, coincidimos, zona más bonita de cuantas hemos visto. Bienvenidos a Heidiland. De nuevo me hallo incapacitado para transmitir las sensaciones. Prados, lagos, montañas y casas en inverosímil localización vertical, rodeadas de vacas lecheras moteadas y otras junto a su lago. Ánsares de todo tipo que aguantan más que yo bajo el agua y otras mil formas de vida en lo que parece ser un infinito relax (supongo, eso sí, que, incluso con la belleza de la estación, en invierno vivir aquí debe ser 3 puntos más que duro).

20120816-073159.jpg

20120816-073408.jpg
Seguimos nuestro camino hacia otro punto inesperado de la ruta. La ciudad del oso, Bern (añádanle una A en versión española)….

…A ver cómo lo explico… Su puta madre, que no, vean, vean fotos y disfruten. ! Qué corta se nos hizo la hora que estuvimos allí!, pero es lo que tiene la larga distancia, que sólo te deja saborear un poco los platos que te van poniendo por delante. El regusto, claro está, es magnífico.

20120816-073742.jpg

20120816-073847.jpg

Salimos de Berna y decidimos, entre conscientes, despistados y yaseveráquepasa tirar por un camino diferente del que nos marcaba la Marie (nuestro Gps) y así recorrimos campos y otros insólitos lugares,

20120816-074037.jpg
hicimos una fugaz visita a Friburgo y a un Lidl donde compramos vituallas para comer ese día y el siguiente, que el presupuesto se estaba destruyendo por momentos. Descubrimos que es imposible encontrar hielo en Suiza, (hasta el hecho de preguntar por él en cualquier tipo de establecimiento causa extrañeza) y a lo tonto a lo tonto llegamos a nuestro destino final del día.

20120816-074411.jpg
Un pequeño y exquisito hotel campestre cerca de Lausanne y su inmenso lago Leman (tan inmenso que en una punta estaría bañando Huelva y en la otra Sevilla). Cansados de tan intensa ruta decidimos quedarnos de relax, disfrutar de la Hostellerie y cenar en el jardín una cerveza y un GinTonic por 20€, resulta obvio que pasáramos de comer.
Nos invadió el sueño nada más arroparnos.

20120816-074207.jpg
De todos los sueños que pudieran venir a mi mente esa noche, me quedé sin duda con Heidi, le preguntaba, envidioso, “yo pa mí que no aguantas el invierno, hija de la gran…”

PS. ¿No creeríais que iba a olvidarme?.
Ahí sí.
Mi café.
Prost!!

20120816-074527.jpg

Read Full Post »

De nuevo a las 7 menos cuarto nos pusimos en pié y tras el paso por las duchas compartidas de nuestro hotel de pin y pon nos pusimos de nuevo en marcha hacia Schweiz, que viene a ser Suiza en una de sus lenguas. El camino, esta vez más ligero ya que optamos por usar peajes nos llevó por Besançon hasta el norte del país helvético, muy cerquita de Alemania, ya que íbamos a entrar por Basel (Basilea), la tierra del dandy del tenis. Nos dijimos en esa coyuntura…-ya que estamos de paseo, vamos a hacer una corta escala en el país teutón- y tanto que corta!, como que entramos en alemania, cruzamos Lorrach y dando una curva nos vemos en el control fronterizo Suizo, donde pagamos la viñeta y padentro. NOTA. El tema de las autopistas está muy bien montado allí. En lugar de peajes, compras una viñeta (pegatina) obligatoria para circular por vías rápidas, se pega en la luna y circulas durante 14 meses (del 1 dic 2011 al 31 de enero 2013). Por 40 chf (34€) no está mal, aunque para 2 días… Pero bueno, estaba presupuestado.

20120814-210606.jpg
De la frontera fuimos directos a Zürich pues queríamos ver todo lo posible y ya que sólo teníamos una tarde nos dimos prisa. El hotel estaba en zona comercial (lejos del centro), dejamos el coche en el parking e hicimos posesión de una habitación también de corte barato-moderno pero bastante cuca. Nos sorprendió que en Suiza (al menos los 2 hoteles visitados, totalmente distintos) hay 2 baños separados, el wc está independiente del resto (qué pulcritud!).

20120814-210902.jpg
Del tirón bajamos y justo enfrente del hotel se cogía tranvía al centro. Aquí también con bono ya que compensaba más coger ticket por 1 día que trayectos individuales. (El sistema de transportes es impresionante. Tranvías a todas partes. Rápidos, modernos y, lo mejor a diferencia del metro, a pié de calle. Nos permitió ver casi toda la ciudad en esa larga tarde). En fin que nos bajamos junto al río (imposible recordar los nombres de las parad… NOTA. Explico lo del idioma y continuo. Suiza es curiosa con eso del idioma. Se habla Alemán, Francés, Italiano y Romance (o Romanche). Pero no indistinto. Según la zona del país, así en el norte (donde está Zürich) todo es alemán, en cambio en el oeste, donde nos encontramos ahora mismo, es francés, todo cambia, lengua, nombres, idiosincracia… mundos distintos pero con un halo/algo en común, que no se qué es. La parte italiana no la veremos aunque hemos pasado por zonas donde las indicaciones de tráfico, de repente, se hacían en ese idioma. En nuestro caso, ya que nos comunicamos en mal inglés, detecté que en la zona alemana sin problemas pero en la francesa hay más dificultad (lo que os digo, la idiosincracia…).
Bueno a lo que iba, que no recuerdo los Nombresbüncherhoff de las paradakengerstrassen, lo que sí recuerdo es lo absolutamente naravillosa que es la ciudad, como casi todas las que hemos visto en esta ruta, creadas por y en torno a un río que forma parte de ella.

20120814-205549.jpg
Mejor ver fotos que leer un intento inútil de descripción ( y más hoy que se me nota que estoy cansado y escribiendo con retraso ergo prisa ).

20120814-205744.jpg
Fantástica y no cara… Carísima. Brutal el nivel aquí, nos dejó la cartera tiritando después de, que eso no lo dije, cambiar algunos euros a francos para cuando no tiremos de tarjeta. Lujo everywhere, (coches, tiendas, ropa,…) personajes por doquier. NOTA MENTAL. Si alguien quiere montar un negocio próspero, que ponga un concesionario Audi en Suiza, al menos en el norte 4 de cada 5 lo son, y queda sitio para maserati, subaru, porshe,… Pocos BMW se ven, pensarán, como servidor, que es de cateto.

20120814-210306.jpg
Como era de esperar nos descuadró el presupuesto, puliéndonos el diario, el superavit de días anteriores y algo más, y eso que el espíritu chancleta no nos abandonó pero cuando una cocacola en sitio no pijo te cuesta 4€ poco se puede hacer más que abandonarte al disfrute al grito de España va bien.

20120814-210116.jpg
Agotados, con la noche encima volvimos a nuestro hogar por un día con las piernas dando bocaos y los ojos pidiendo echar el cierre así que pospuse esta entrada para el día después, uséase hoy, que escribo esto en el relax más absoluto de los verdes montes sobre Lausanne en la Maison Les Chevreuils…
…pero para llegar hasta aquí hay que leer el día 4, donde, por fin, LLEGAMOS A NUESTRO DESTINO y nos tomamos el café/excusa para esta aventura de 1 semana.
En Zurich no, tampoco estaba allí la taza.
Mañana más…. Y mejor, porque es posible.

20120814-210444.jpg

Read Full Post »

Temprano soñó… digo sonó el despertador y tras la duchita mañanera salimos rumbo la France. Como de ahorrar se trata huimos en parte de los peajes así que atravesamos euskal herría española y francesa por los montes…3 horas que quitan to er sentío por unos paisajes brutales con le petit dejeneur por medio (en Amotz). Café y croissant…. en fin, es lo que hay. Unos pueblos fantásticos bajo una llovizna persistente casi toda la jornada ( especialmente Bega, creo recordar).

20120812-225455.jpg
Y ya cogemos autovía patapúm de nuevo pa Bordeaux, que viene a ser Burdeos y nos recordó a Sevilla mezclado con lo decadente de las grandes ciudades de la hermana Portugal.

20120812-225708.jpg
Un paseo por la ciudad con nombre de color o viceversa y seguimos para nuestro destino, Montluçon, que aun se hallaba a unos cientos de kilómetros que hicimos sin más reseñas que parada pa comer. Dudábamos si parar en algún otro pueblo de camino pero finalmente llegamos al minimalista hotel de la cadena Formule1 que habíamos reservado en la ciudad que, ahora contaré, nos deparó grata surprise surprise soy el taxista guay (frikismo nivel 3). Decía, el hotel, de 34 pelotes la habitación, se encontraba a las afueras pero junto al río, y entre ambos un camino/carril bici así que blanco y en botella y tras hacer a duras penas un check in con una recepcioniste con un inglés de basauri y mi francés nulo (aunque ya voy aprendiendo) nos cogimos el camino y fuimos andandoto al centro de Montluçon,

20120812-225954.jpg

20120812-230153.jpg
ciudad escogida por su mera localización geográfica pero que nos regaló una ciudad/barrio medieval de mear y no echar gota al amparo del Chateau del duce de Bourbon, que algo tendrá que ver con los lenguaflojas que alimentamos los españolitos ya ahora ato cabos respecto a su afición a libar bebidas espirituosas, qué bueno es el francés, sobre todo en esos días qu…y eso, que nos dimos un buen paseo que terminó en un bar donde aprendí que Fanta aquí es Fonta y Luk aprendió que los andaluces son los únicos obsesos con la cerveza a punto de congelación, seguimos paseando y el río de nuevo nos dejó de vuelta (por cierto que me lo dejé atrás… ¿Que una nutria se pasea por allí a su bola? Pozi, como se lo cuento), ahora vendrà un verdipasta con sombrero del coronel tapioca a decir que sólo puede ser un castor colitranco del riberí normando… Y yó que se! Una cosa que nada, tiene pelos y se frota las patas delanteras como si invirtiera en deuda pública española, a 10 años.

20120812-230323.jpg

Ehhhh… ¿To esto a qué venía?. Ni idea. Me está entrando sueño y aun tengo que poner las fotos que ustede vusotro, si no hay dibujitos no leéis ni el título y mañana nos vamos a donde Heidi ganó una amiga que perdió una silla de ruedas. Nos acercamos al deseado café, aquí, no lo hemos encontrado.

20120812-230455.jpg

Read Full Post »

Nos quedamos dormidos y salimos con media hora de retraso sobre la hora prevista. Nada de importancia. Con las mochilas y, ya que este café será chancletero (aparte hoteles y gasofo, el presupuesto diario para comida e imprevist… para todo, vamos, son 33€) con la nevera cargada de ensalada, bocatas y algunas latas salimos rumbo al norte.
Paramos a desayunar donde acostumbramos cuando de subir se trata, a saber, Villafranca de los barros y sin nada reseñable nos da la hora del papeo cerca de Valladolid donde nos metemos en un área en la que el 80% de personas, chancleteros también, son extranjeros, fundamentalmente Franceses y con un nivel… La gente hasta haciéndose café en hornillos.

20120812-215953.jpg
Misteriosamente a partir de ahí nada más que hacen adelantarnos coches de Suiza (ein?). Palabra de honor, no sé si es que con eso de que vamos para allá se fija uno más o es casualidad, pero en 100 km. Nos pudieron adelantar no menos de 15. Aprovechamos para ver como es la pegatina (vignette) de la que hablaré en el día 3. Más adelante paramos a tomar un café en un pueblo super pijo cuyo nombre le va al pelo, Torquemada, y seguimos.
Unas 12 horas tardamos en hacer los 1000 kmts. mal contaos hasta la ciudad etílica y sanferminera y, gran idea de Lukre, decidimos pasar del hotel e ir directamente al centro a dar una vuelta así que con nuestra suerte habitual aparcamos a la primera junto a la plaza de toros, con la zona azul fuera de hora y patapúm palante.
Dice justo antes de apagar la radio que la noticia del día es la caló…. Pues será en la tierra que dejamos porque en pamplona apetecía una rebeca. De puta madre oiga y así que nos adentramos en el casco y de primeras dice la Luk “¡Hostia el drogas!”. Yo no soy de ese clan musiquero pero para Lucky que es su mundo el acontecimiento tal como aterriza la eriza los pelos y perdonen el laismo pero la retórica lo demandó.

20120812-220716.jpg
Ni en Bilbo ni en Donosti vi yo tanta bandera pro libertad de presos y euskal herría libre. Herrikotaberna por doquier (no sé si lo escribí bien, el euskara no es mi fuerte). Mucho peinado euskaldun y cerveza por las calles. Luk no llora por vergüenza y con esas nos llegamos a enclaves típicos y cerveza ella vino servidor y un cigarro que aunque he dejao el vicio y es definitivo (ahí, en interné pa reforzar) en este viaje me permitiré algún capricho. Unas fotos (realmente tiene unas calles auténticas y hermosas) y dejamos la ciudad-cuartelillos para andar con el coche los 2,5 kmts que nos separan de Burlada, el pueblo-ciudad-dormitorio-anexo donde está nuestro hotel de 40 pavos, bastante aceptable. Acabamos con las vituallas del día y con un gasto de 10,6,quicir, algo más de 22 euros de superávit, lo que nos vendrá muy bien para algún que otro peaje que el cansancio nos haga abonar avanzado el viaje este en pos de un café lejano, en tierra extraña y que, parece claro, nos va a regalar una semana estimulante y francame…..en fin, que lo vamos a gosá, helmano, ya tu sabe.
Ara a dormir, mañana más. Laster arte.

PS. ….pero aun no me tomé el café deseado

20120812-220935.jpg

Read Full Post »

Ciertamente es la Luky más cafetera que yo, así de casa y desayuno; Pero cuando se sale fuera, se hace una comida o se encuentra un lugar agradable un café es un símbolo de bienestar… ¿Lo qué?, …¿Que, a qué viene todo esto?… A que estamos de celebración, caray!. Como trabajadores de la administración pública, y una vez enterados de que nos van a dar la paga de navidad doble, nos van a dar más asuntos propios el año que viene y nos van a reducir la jornada a partir de septiembre sin que nos reduzcan el sueldo…. Pues estamos de enhorabuena!! Y hemos querido celebrarlo como se merece… Con un café. El más caro del mundo, o, mejor dicho, el que más caro nos habrá salido a ambos.
Nos dijimos, ¿A qué cafetería vamos?… El Di Marmo es de pobres,… Un poco más allá… Y como adinerados funcionarios que somos pensamos, vamos al país más rico del mundo, a la sazón el más pequeño del globo, a tomarnos el café, y volvemos. ¿Hace?… E hizo.
Tardaremos 3 días en llegar a ese país de bolsillo, cuya capital posee la friolera de 5.000 habitantes, ese país de difícil pronunciación, algo así como lichjenstain. Así pues, cruzaremos espain, entraremos por el país vasco a la siempre hermosa francia, cruzaremos hasta la suiza tierra de Heidi y llegaremos a Vaduz, capital de Liechtenstein para tomarnos un cafeto y volver hacia la costa azul y por cataluña de vuelta.
El presupuesto es limitado ya que el viaje de este veranito lo hicimos ya hace un mes a mi querida Mallorca, así que armados de neverita y avíos para bocatas arrancamos el coche pasado mañana.

Valga esta entrada como prólogo. El sábado, episodio 1. Huelva-Pamplona. Hasta entonces!.

20120809-111704.jpg

Read Full Post »