Consejos para viajar a Tailandia

Consejos para viajar a Tailandia

Tailandia es sin duda uno de los destinos turísticos top a nivel mundial. ¿Por qué?. Es barato, MUY barato, la gente es extremadamente amable y dispuesta a ayudar, el clima (según la época, claro) es excelente y las playas e islas paradisíacas. Añade a todo lo dicho que en los últimos años los vuelos al sudeste asiático se han abaratado una barbaridad, por lo que no es de extrañar, y termino en bucle con el inicio de este post, que Tailandia sea sin duda uno de los destinos turísticos top a nivel mundial.

Pero como todo viaje, especialmente al extranjero, si tienes los tips adecuados harás de tu experiencia algo superior, y esa es la intención de este post. Dar consejos para quien esté planteándose viajar a ese maravilloso país. Vayamos por parte.

DOCUMENTACIÓN Y TRÁMITES.

visado-turistico-para-viajar-a-tailandia-650x366

Para un Español no es necesario hacer nada en cuestión de visados. Basta con tener Pasaporte con, al menos 6 meses de validez posterior a la salida del país. Con ello tendrás, ya entres por avión o por tierra, 30 días para estar como turista en el país (pudiendo extenderlo por otros 30 más).

Recomendable llevar una copia del pasaporte (de la página principal) para evitar ir con el original encima (y por otro motivo que explicaremos más adelante).

Si tienes pensado alquilar moto o es una posibilidad, es muy recomendable obtener previamente el Carnet de Conducir Internacional (si tienes carnet de moto, claro), en algunos lugares, como Chiang Mai, subiendo a Doi Suthep, te puede parar la policía para pedírtelo y si no lo tienes te casca una multa.

Como última recomendación y esto es algo que siempre hago en todos los viajes al extranjero, es muy útil “cruzar”, si viajas en pareja o grupo los DNI. Por ejemplo llevo mi pasaporte y el DNI de mi pareja, y ella hace lo propio con su pasaporte y mi DNI. Eso te servirá, en el caso de que alguno pierda sus pertenencias, para al menos, con el DNI poder identificarse en el consulado Español y obtener un “pasaporte” temporal. En caso de perderlo todo será más complicado.

DINERO.

Thai-Baht-Thailand-Money

La moneda nacional es el Bath (THB), y a principios de 2018 está a algo menos de 40 thb por euro (el cambio dependerá del modo en que obtengas el dinero) pero a nivel mental, para los primeros días, donde es inevitable hacer el cambio para saber qué es barato y qué caro, el pensar 40thb=1euro / 100thb=2,5euros es una ayuda, aunque no sea exacto.

A la hora de obtener Baths hay varias fórmulas, y la mejor dependerá de tu banco y sus comisiones para sacar dinero fuera del país. Yo personalmente (ING) suelo ir sin dinero y saco directamente nada más llegar a destino en algún cajero del aeropuerto, ya que la comisión es fija y baja (aparte de la comisión por cambio de divisa que tampoco es mala). PERO en Tailandia, como en otros países, en todos los cajeros (he leído que en alguno no, pero no encontré ninguno de la “marca” que decían) aplican una comisión propia de dicho cajero, que no es moco de pavo (en torno a 200thb=5euros aprox.) así que si sumas esos 5 euros, más 3 (p.ej.) de tu banco, más cambio de divisa, teniendo en cuenta que lo normal es no sacar una barbaridad de dinero de sopetón, no es muy rentable usar cajero salvo emergencia.

Lo que nos deja las casas de cambio. Las encontrarás en TODAS partes, casi tantas como Seven11, del que hablaremos después. Y, como siempre, la diferencia (comisión no cobran en ninguna) de tasa de cambio de divisa (precio al que te compran los euros) es considerable en el Aeropuerto con respecto a la ciudad, (p. ej., en Diciembre 2017 en el aeropuerto me daban 36,6 por Euro mientras que en la ciudad me daban 38,4) con lo que se recomienda comprar lo mínimo para el transporte del aeropuerto a la ciudad (o sacar del cajero ya que a ese precio lo mismo da) y ya en la ciudad cambiar en una casa de cambio (puedes mirar varias, aunque los precios serán prácticamente los mismos en todas partes).

Como dije antes en las casas de cambio no cobran comisión (más que el precio que te dan por euro y que es claramente visible en las tablas) con lo que no necesitarás cambiar mucho dinero, puedes ir cambiando a medida que necesites (aunque tampoco habrá mucha diferencia, más o menos el billete de 50euros supone 2 billetes de 1.000baths en la cartera).

En cuanto a pagar con tarjeta yo no las recomendaría. En las grandes cadenas u hoteles puedes pagar sin problemas, pero obviamente ni puestos callejeros ni pequeñas tiendas. Ten, además, en cuenta que en establecimientos no muy grandes te harán pagar un 3% más, que es la comisión que le pone el banco para pagos con tarjeta, y te lo repercuten. Aparte que, a nivel personal, cuando estoy en el extranjero cuanto menos saque la tarjeta a pasear más seguridad ante posibles pufos pasados unos meses.

Ah! En cuanto al cambio, es recomendable llevar billetes de 50euros o más, con billetes más pequeños te pueden poner pegas o darte un tipo más bajo.

Por último, y esto es algo casi global cuando se turistea, intentar siempre llevar billetes pequeños encima (de 100thb y de 20thb) así como monedas. Parte del juego del regateo, del que hablaré después, conlleva el, una vez pagado, no tengo cambio 😉 (tampoco hay que morirse si se redondea para ellos, recuerda que 10thb son 25céntimos)

TRANSPORTE 1.

TRASLADOS

BMTA-Public-Bus

Voy a suponer primeramente el viaje típico: que has viajado desde España a la capital de Tailandia (Bangkok). Osea que habrás aterrizado en el “nuevo” aeropuerto internacional Suvarnabhumi. Que se encuentra al este del centro de la ciudad, aunque no muy lejos. Si vienes de otro país cercano o de otra ciudad a la capital probablemente habrás aterrizado en el aeropuerto doméstico/internacional Don Mueang, al norte del centro de la ciudad, aunque no muy lejos tampoco.

Centrémonos en Suvarnabhumi. ¿Cómo llegar al centro?.

Hay 3 maneras principalmente. Taxi, Airlink (llamémosle, aunque no es exacto, metro) y Autobús.
Como en todos los aeropuertos, una vez que llegas y recoges tus maletas verás perfectamente indicado el camino a las zonas donde coger tal o cual medio de transporte.

Taxi. No lo recomiendo (o sí, depende de tus prioridades viajeriles), ¿por qué?, porque acabas de llegar luego estás o puedes estar nerviosillo/expectante/no preparado para meterte en un idioma (seguramente inglés) de sopetón/con la típica sensación en lugares nuevos de que cualquiera quiere estafarte/… En resumen, según tu personalidad o estado anímico te puede venir bien o no. El funcionamiento consiste en ir a una máquina, coges un tiquet con un número/turno, te diriges al taxi y punto. Se supone que eso implica que el taxista tiene la obligación de poner el taxímetro, lo que te llevará aprox. entre 400/500baths hasta, p.ej. la zona de Khao San Road, zona típica turística. A lo que habrá que añadir los peajes por los que pasará (uno de 25 y otro de 50 baths) que es recomendable que prepares la pasta y se la des para que los pague (que no los pague el taxista porque entramos en lo que viene ahora). Puede intentar negociar un precio fijo (que obviamente siempre será más caro que el “meter” (taxímetro)) donde entren peajes y demás. Con lo que empieza el regateo.

Así que resumiendo, según el número de personas que seáis, vuestro presupuesto, idea de viaje, necesidad de quitarte problemas, cansancio, etc… plantéate si quieres pagar X y si es así no te compliques, pilla el taxi, disfruta y piensa que, sea como sea, TODO es muy barato comparado con España. Si por el contrario te gusta ajustar tu presupuesto y/o adaptarte desde el minuto 1 a la economía local, sigue leyendo.

Tren/Metro (Airlink).
Hago aquí un poco de intro de transportes terrestres en Bangkok. Existen 2 sistemas base, el Skytrain (BTS) y el Metro (MRT), el Skytrain (elevado) cuenta con 2 líneas y el Metro (subterráneo) con una. Ambos sistemas son independientes, es decir, que no hay tickets conjuntos, aunque pillándolos independientemente hay puntos de transbordo, es decir, puntos donde se encuentran ambos sistemas. Termino diciendo que ninguno de esos sistemas llega o se acerca a Khao San Road, digamos el centro tradicional/turístico. Fin de la Intro.

Airlink (city line). Es una línea tipo skytrain, pero independiente, que va desde el Aeropuerto hasta un punto de la ciudad, y conecta con ambas líneas de transporte terrestre, en su antepenúltima parada (Makkasan) conecta con el MRT, y en su última (Phaya Thai) conecta con el BTS. Hay (o había) 2 líneas, una más rápida y cara y otra con más paradas y más barata pero juraría que ya no existe la express, así que sólo hay 1, y por 45thb por cabeza puedes ir, si conviene a tu destino hasta enlazar con alguno de los 2 mencionados donde, por poco dinero (tanto en MRT como en BTS pagarás en función de la longitud de tu ruta) llegarás de forma cómoda.
La pega, que si tu destino es Khao San Road te dejará, como muy cerca, a una hora andando de allí, con lo que tendrás al final que buscar un transporte (del que hablaremos más adelante) y darle al regateo.
Existe una (bueno, 2 pero la segunda muy poco práctica) opción regulera para ese primer momento de contacto que sí te llevaría al centro, y además es chulísima. Pero como digo, para estar cargado de maletas y recién llegado puede ser caótica. Se trata de, haciendo transbordos, llegar hasta la parada de BTS Saphan Taksin, que conecta directamente con la parada Sathorn, del barco que recorre de arriba a abajo el Chao Phraya, el río de Bangkok, y por poco dinero subes en barco hasta la parada 13, Phra Arthit que es como decir Khao San Road. Pero esa opción te va a resultar un poco complicada de primeras, aunque si lees más adelante cómo funciona el barco te puedes lanzar. Esto puede venirte muy bien si viajas con mochila, quicir, ligerito, y/o has llegado muy pronto y sabes que hasta dentro de unas horas no puedes hacer el check-in en el hotel, te lo tomas con calma y disfrutas.
La opción que decía segunda muy poco práctica es conectar con el canal Khlong Saen Saep, que recorre oeste-este la ciudad y comunica la “parte moderna”(por donde se mueven BTS y MRT) con la “antigua”(donde está KhaoSan Road), pero esto es una aventura/locura. Una lancha a toda pastilla por un canal que te puede poner perdido, con una condiciones de salubridad que saltan a la vista y al olfato.. en fin, que es para avanzados y nada recomendable para quien acaba de llegar.

Y por último, el BUS. El nuevo y maravilloso bus. La línea S1, de reciente apertura se coge directamente en el aeropuerto (debidamente identificado con señales) y por 60baths por cabeza, dejas tus maletas en las zonas habilitadas para ello, y en unos 45 minutos te deja en pleno Khao San Road. No hay regateos, no hay peajes, hay aire acondicionado. Todo bien por aquí.

Resumiendo: Si tu destino es la zona antigua, recomendaría el BUS, y si es la zona nueva el Airlink con o sin transbordos en BTS/MRT. En cualquier caso te saldrá entre 60/80 baths por persona (aprox. 2 euros)

En el caso de Don Mueang, el otro aeropuerto, las opciones son similares, con la diferencia de que no hay Airlink, y en su lugar puedes coger directamente el tren ordinario (el que va al norte del país), que tiene parada allí y te deja en la estación principal de Bangkok, Hua Lampong, que conecta con el Metro (MRT). También hay autobuses (hay 4 líneas, según a qué parte de la ciudad, antigua o moderna, quieras ir) Líneas A1, A2, A3 y A4. Todos ellos se encuentran perfectamente indicados en el aeropuerto y te costarán entre 30 y 50 baths por persona (el A4 es el que te lleva a Khao San Road)

El tema del taxi es igual que en el otro aeropuerto, con la diferencia de que el precio será un poco más barato al ser una distancia más corta, aunque tendrás que pagar 2 peajes también, uno de 50 baths y otro de 70 baths.

Por último, existe un servicio de enlace (Shuttle) entre ambos aeropuertos, Suvarnabhumi y Don Mueang, que es gratuito. Para poder cogerlo tienes que mostrar en el mostrador de la parada un resguardo, voucher,..algo que demuestre que tienes ese día un vuelo en el aeropuerto al que te vas a dirigir. Dura aprox. 1 hora el trayecto y salen con mucha frecuencia (12 minutos en horas punta y 20 en horas normales)

En cuanto a traslados de otros aeropuertos decir que, de nuestra experiencia, en Chiang Mai aunque hay un autobús de línea que te lleva al centro, el taxi tiene un precio fijo de 150thb a cualquier lugar del mismo con lo que es más que suficiente para no pensar en coger otro sistema de transporte, y en el aeropuerto de Krabi, para ir tanto a la ciudad (Krabi) como a cualquier hotel de Ao Nang o Noppharat tienes taxi por 600thb, Autobus o Van por 150thb, y si quieres ahorrar más (no lo recomiendo viendo el precio del Bus o Van) hay Song kaew (pequeñas vans abiertas por atrás) que por 50thb te llevan a Krabi una vez están llenas, y si vas a Ao Nang en Krabi al bajarte pillas otra por otros 50/60 a Ao Nang. También te dejan en tu hotel o cerca.

TRANSPORTE 2.

MOVIÉNDOTE POR LA CIUDAD

Empiezo diciendo que hay muchas lineas de autobús por toda la ciudad, lamentablemente no puedo ofrecer información porque no las utilicé. El tráfico es brutal y caótico con lo que no me pareció una buena solución.

Voy al resto. Como dije antes el MRT y el BTS son excelentes medios de transporte. No especialmente baratos para lo que es la ciudad pero tampoco caros y son rápidos y eficientes. Salvo que te alojes en la ciudad moderna y estés todo el día usándolos no merece la pena obtener bonos por días, y las tarjetas recargables tampoco suponen un ahorro a tener en cuenta. Así que lo más práctico es viajes individuales. El sistema es sencillo, busca las máquinas expendedoras de tickets, seleccionas tu destino y te dice el precio, pagas y te sale la tarjeta, que tendrás que pasar por el rodillo (por contacto) al entrar y meterla en la ranura al salir (se la traga). El precio como dije es según longitud de trayecto, oscilando entre 16 y 44 baths (el precio del abono diario es de 140 baths). Como comenté ambos sistemas son independientes, con lo que, por ejemplo, si vas de X(BTS) a Y(MRT) pero en medio tienes que hacer un transbordo de un sistema a otro (digamos Z) llegas a la estación X(BTS), sacas ticket hasta Z(BTS), te bajas ahí, te diriges a Z(MRT) y sacas ticket hasta Y(MRT) o viceversa.

Mapa-grande-transporte-publico-bangkok

Barco por Chao Phraya. Tu muy mejor amigo.

Te alojes o no en Khao San u otro lugar del centro antiguo, a poco que estés unos días en Bangkok te darás cuenta que el mejor medio de transporte es el Barco. Conecta con los principales puntos turísticos y, como dijimos, con los otros medios de transporte.

Lo del Barco puede parecer caótico la primera vez pero en seguida descubres lo sencillo y cómodo que es. Vamos a ello.

Lo primero es que aunque diga Barco hay varias líneas identificadas por los colores de su pabellón (bandera). Todas van en ambas direcciones y la diferencia es el precio y el que paren en más o menos paradas.

Para no complicar mucho hablaré de las 2 principales, que son las que más paradas realizan y tienen más regularidad, aunque una vez estés allí te recomiendo el utilísimo sistema de hacer fotos a los carteles con todas las líneas, horarios, precios y paradas.
Bueno al turrón. Línea Azul y línea naranja, o lo que es lo mismo, barco turístico o barco local. El barco turístico (azul), que es el que van a intentar venderte nada más asomar la cabeza al pier (puerto) que sea tiene un precio de 50baths viaje individual o 180baths para todo el día (hop on/hop off). Para en las principales paradas turísticas y es cómodo y agradable.

La línea naranja es la que principalmente utiliza la población local, tiene un coste de 15baths viaje individual (no hay más opciones) y para en prácticamente todas las paradas a lo largo del río. Más masificado pero igualmente agradable y por supuesto mucho más auténtico ya que puedes aprovechar el viaje para hablar con alguna persona local, que son, ya verás, supersimpáticos, y conocer un poco más de ellos u obtener información interesante.

El sistema de tickets del turístico está claro. Un gran mostrador, compras el ticket y punto, lo das al entrar al barco o lo enseñas si es de los de sube y baja todo lo que quieras. El del barco naranja es algo más anárquico. Suele (o puede) haber un pequeño mostrador o sillita por algún lado con alguien que lo venda (lo detectarás porque tiene una especie de rodillo, como una caña de bambú de medio metro, que expende los tickets. Puedes comprar el ticket ahí y cuando pase la revisora (todas las que ví son mujeres) ya en el barco se lo dás para que te lo rompa y devuelva. Pero también puedes pasar de eso y montarte directamente en el barco, buscas a la del rodillo, le das los 15baths por persona y te da el ticket y te lo rompe y ya. También puedes montarte en el barco y punto, y cuando pase por tu lado la revisora, en vez de mostrar billete (que no tienes) le das la pasta y lo mismo, pero ese último no te lo recomiendo porque corres el riesgo de que no pase/no te lo pida/no la veas (recuerda que el barco puede estar atestado de gente) y te hagas el viaje por la gorra (a mí me pasó la primera vez) y bastante es lo ridículamente bajo que nos resulta el precio de esos servicios locales (15 baths, unos 40 céntimos) para que encima no contribuyamos con la economía local pagando religiosamente los servicios públicos.

Aparte de esos barcos que recorren el río, (por cierto y se relaciona con lo que sigue, no paran todos en la misma orilla, sino que según la parada estará a un lado u otro del río) existen en determinados puntos Ferries que simplemente cruzan el río de una parte a otra (lo que a veces hay que utilizar por fuerza cuando estás en un lado y resulta que en ese sitio la parada está en la otra orilla). Antes estos ferries eran gratuitos, ahora cuestan 4baths por cabeza, que viene a ser lo mismo. (Esto lo vas a utilizar sí o sí si visitas en el mismo día los templos Wat Arun y Wat Pho).

Y para terminar con lo fluvial, nos ponemos en que ya estás “bangkokizado”, te mola la ciudad, eres un experto moviéndote y te gusta la aventura. Entonces esto es para tí. Khlong Saen Saep. El salvavidas. INTRO: Bangkok, ya has visto el mapa tiene 2 partes, la antigua y la moderna, por llamarlo de algún modo. A la izquierda de ambas serpentea norte-sur el Chao Phraya y con su barquito nos movemos felices y chancleteros. Pero existe un canal, Saen Saep, que desde el borde de la antigua (Monumento a la Democracia) recorre oeste-este toda la ciudad, con lo que conecta TODO el centro, conecta con MRT, conecta con BTS, te deja junto a lugares turísticos de interés, perfecto, ¡Qué bueno sería que hubiera una línea de barquitos por ese canal!.. pues la hay. Son lanchas rápidas, largas y “relativamente” estrechas, muy muy locales. ¿Ésto qué significa?, que hay que montarse aprisa y corriendo, por cualquier parte y, a ser posible, lejos del borde. ¿Por qué?, porque el canal es de todo menos higiénico, y cuando se cruzan 2 lanchas… tira rápido de la cuerda que eleva el hule cutre porque si no vas a comer tralla de la buena, y más te vale estar vacunado. ¿Lo bueno?, te lleva entre 10baths a 20baths, según destino, de una parte a otra de la ciudad, de forma muy pintoresca y te lo puedes pasar genial. El sistema es más sencillo. Llega el barco, te montas como puedes por cualquier parte, te sientas, y ya vendrán a cobrarte. Cuando sabes que falta poco para tu parada estate alerta, cuando pare sal como puedas. Sonríe y sigue tu camino.

Y algunos diréis, llevo tragado un ladrillo inmenso en esto de transportes y ¿aun no has hablao de los tuc tucs?. Ahí vamos.

Transporte alternativo. Taxi, Minivan y Tuc Tucs. ¡A regatear!
En cuanto al taxi, hay varias compañías, se puede decir que es un sistema barato para viajar…siempre que aprendas a exigir que pongan el taxímetro o topes con conductores honrados que lo pongan por sistema (me pareció leer, y al menos mi experiencia fue así, que los taxis amarillo/verde lo ponen bien), sea como sea cuando pares y te vayas a montar a un taxi le preguntas “meter?” y tal, que no, pues o pasas de ese taxi o intentas negociar un precio que te parezca aceptable, aunque siempre será más caro que el taxímetro, ya que el taxista no va a ser tan tonto que te de un precio más barato que lo que ganaría haciéndo su trabajo legalmente. El precio de taxímetro, aunque obviamente variará en función de distancia y tráfico, será económico.

Hay en algunos lugares específicos, algunas plazas, glorietas bien conectadas, aparcadas Minivans, furgonetas para 8-10 pasajeros. Son baratas y están ahí para llevarte a sitios turísticos, hacen una rutilla que pasa por varios puntos de interés y tu te bajas donde quieras (no es un hop on/hop off, es como un taxi). El tema está en que no va a salir hasta que haya un número de ocupantes rentable para el conductor con lo que cambias economía por algo de espera. No es raro que, en función del número de gente esperando, se pueda negociar algo (que vendría a ser como pagar algo de los sitios que quedan libres) para salir antes. Este tipo de servicio también puede venir bien para ir tipo charter, si sois un grupo grande, que os lleve a donde quieras, incluso negociar un ida y vuelta (y te esperan X tiempo) o incluso una ruta. En Tailandia (casi) TODO es negociable.

bangkok_victorymonumentmap

Mapita con las zonas de parada de las Minivans en Victoria Monument

El Tuc-Tuc. Es el sistema más caro de moverse por Bangkok (y por toda Tailandia) pero es auténtico y merece la pena al menos probarlo una vez. Esto es puro regateo. Te van a pedir una cantidad muy elevada para cualquier trayecto, y más que tus habilidades de regateo el precio final va a depender de las ganas o conveniencia del conductor a tu destino. Siempre es mejor pillar uno que esté andando antes que los que están parados a la puerta de cualquier sitio con guiris, porque el que está andando a algún lugar va, luego puede que tu trayecto sea “dinero fácil”, no sé si me explico. Yo no soy muy bueno regateando así que no te puedo dar mucho consejo aquí, pero sí que te diría que, por lo menos, digas siempre la mitad de lo que te piden primeramente (si es menos, mejor), ahí pueden pasar 2 cosas. Que, igual que has hecho tú (siempre siempre con una sonrisa y buen rollo) te contrapropongan y ahí ya tú decides si plantarte en tu precio o asumir un poco más si tiraste con esa intención por bajo, o que al conductor no le interese mucho el tema y ante tu oferta a la baja te diga que no y pase de tí. A buscar otro pues. Lo cierto es que salvo trayecto muy corto difícil que por menos de 100baths te lleven a ningún lado, aunque hay que intentarlo ;).

Voy terminando este apartado indicando que, aunque todo el tiempo me he estado refiriendo a Bangkok, salvo detalles todo lo genérico es aplicable al resto del país. En Chiang Mai por ejemplo aparte del Taxi y Tuc-Tuc las “minivans”, llamadas allí Song kaew tienen unos precios marcados (dentro de la ciudad, 30thb por persona) para otros lugares negociar, siempre en función de lo llena que esté.

Como me voy a extender dejo en un apartado nuevo, que empieza ahora, el…

TRANSPORTE 3.

ALQUILER DE MOTO.

renting-a-motorbike

Si has viajado a Ámsterdam habrás notado que no hay una foto en tu álbum de recuerdo donde no aparezca una bicicleta. Pues en Tailando pasa lo mismo pero con las motos. Hay por todas partes, puedes aparcar prácticamente donde te plazca, nadie toca lo que no es suyo, es el sistema perfecto para ese aparente caos circulatorio (en el que todo el mundo va a una velocidad moderada).

Primer consejo: Eso no es para Tailandia, es para el mundo. NUNCA alquiles una moto si no estás acostumbrado a utilizarla, por mucho que sean scooters ligeras sin cambio manual. El que no te pidan carnet de moto y aunque seas un ciclista experto no supone que debas olvidar el peligro, para tu salud, la de otros, y la de tu bolsillo, que supone circular, y más por la izquierda en medio del tráfico.

Segundo consejo: Cuando alquiles una moto muy probablemente te van a pedir tu pasaporte, como garantía. NUNCA, JAMÁS, dejes tu pasaporte original. En el extranjero tu pasaporte es tu mayor tesoro. En caso de cualquier incidente, no te lo van a devolver hasta que se resuelva (a su conveniencia). Ellos lo saben (el que te lo van a pedir y el que te vas a querer negar), su objetivo nº1 es hacer el negocio y alquilarte la moto así que no va a haber ningún conflicto. Les dices que lo siento pero que no quieres desprenderte de tu pasaporte y que les dejas una copia (cosa por otra parte normal, te están alquilando un vehículo, lo justo y legal es que te identifiques correctamente), puede que te pidan un depósito en efectivo por si hay incidente, eso lo puedes negociar. En mi caso en 2 lugares distintos donde alquilé no me pidieron depósito, en uno dejé copia de pasaporte y en otro ni eso (pero era en mi mismo hotel con lo que ya me tenían localizado, claro).

Las motos de alquiler (bueno, hay de todo tipo y cilindrada) habituales serán scooters de ciudad, de variador (vamos, automáticas) de 125cc (que tienen vidilla), motos normales, de 4 tiempos, allí van con gasolina de 91 octanos. Te darán casco/s aunque la mayoría de la gente va sin ellos sin problemas, yo pregunté y me confirmaron que legalmente hay que llevarlo, pero aunque no. No te montes en una moto sin él. Te pueden dar una cadena o candado o no, la verdad es que la sensación estando allí es que puedes estar totalmente tranquilo con la seguridad, la mayoría de la gente aparca y deja el casco colgando del manillar y nadie lo toca. Tampoco verás apenas motos aparcadas con cadena o candado. Pero eso ya al gusto, si no te lo dan y te quedas más tranquilo pide un candado.

El precio del alquiler es obscenamente bajo. 150/200 baths por día (o 24horas, depende del lugar) con el único compromiso de que, entregándotelo con el depósito lleno, devolverlo igual (o no, y que ellos miren el depósito y te cobren lo que falte). En cualquier caso la gasola es barata, muy barata, como todo allí.

En cuanto a la circulación, la pauta es bien sencilla. Es aparentemente un caos hasta que te das cuenta de que no lo es. Lo primero, repítetelo como un tantra en cada cruce, en cada rotonda “por la izquierdaaaaa, por la izquierdaaaaa,…..” recuerda que se conduce por la izquierda en todos los sentidos, quicir, que si vas despacito, vas por la izquierda, y por la izquierda (pegado al arcén de la izquierda) y los más veloces te adelantarán por la derecha. Lo normal es que la izquierda sea como una zona de seguridad donde van motos y tuc tucs mientras los coches, más veloces, van por el carril derecho (de haberlo) siempre hablando claro de la parte izquierda de la carretera.

Como en tantos países, el giro natural (es decir, a la izquierda) es válido aunque el semáforo esté en rojo, como un ceda el paso. Y salvo vías rápidas, es decir, callejeando, encontrarás infinidad de cruces sin semáforo, ahí es donde por primera vez te puedes poner tenso, pero el consejo es claro y te ayudará. Hay varias claves: A) CONDUCE A VELOCIDAD MODERADA, como todo el mundo. B) INTENTA NO PARARTE SALVO QUE SEA IMPRESCINDIBLE, que el tráfico fluya, sobre todo en los cruces. C) TEN SIEMPRE EL PULGAR CERCA DEL CLAXON. El claxon es un amigo de todos, pone en alerta a los que están a tu alrededor sobre tus intenciones de paso. D) NO TENGAS MIEDO. E) NO TENGAS MIEDO. F) NO TENGAS MIEDO. Fluye con el tráfico, métete entre los coches, crúzate con los que vienen, que se van a parar, pero NO TE PARES EN MEDIO DEL FOLLÓN.

Si sigues estos consejillos vas a disfrutar muchísimo de tus paseos y vas a ahorrar un montón en transportes.

Y no te agobies con el aparato, cuanto más rayao/viejo, mejor, no te van a mirar con lupa la moto cuando se la devuelvas ni mucho menos. Mientras que llegues montao en ella, con una sonrisa. Todo ok. Palante.

TRANSPORTE 4.

VIAJES INTERNOS

1

Para moverte por el país hay 3 sistemas principalmente. Autobus (lento ya que las distancias son muy grandes y las velocidades moderadas), es el más barato, muy barato. Tren (no es muy rápido, pero tiene su encanto, con especial hincapié en el famoso tren nocturno Bangkok-Chiang Mai del que si quieres pillar billete tienes que hacerlo con bastante antelación porque se llena rápido. Se coge una tarde y te deja durante la mañana, con lo que te ahorras una noche de hotel, y precios depende de la comodidad, si es en camarote individual o en literas.
Por último, es el que nosotros utilizamos y es bajo mi punto de vista el mejor, el Avión. Hay muchas compañías de bajo coste en el país con rutas de/hasta todas partes. Los aeropuertos son modernos, cómodos, como hemos visto perfectamente comunicados a nivel traslados y, de media, te puede costar cada pasaje de avión a cualquier parte unos 25 euros. Las compañías principales de bajo coste son Nok Air, Thai Lion y Air Asia.

EXCURSIONES.

A ver, esta sección es un poco compleja porque la oferta turística del país es extensísima. Yo solo he estado en 3 zonas (Bangkok, Krabi, Chiang Mai) y no soy de hacer mucha excursión, así que me remito a las entradas del diario correspondientes donde explico nuestra experiencia, creo, de forma detallada (precios, formas,…) haciendo hincapié simplemente en que (casi) todo se puede hacer vía turística, concertada, o por libre. Recuerda negociar precios. Todo se puede negociar. Busca, compara y disfruta.

20180106_095326

PRECIOS.

Esta sección es corta, solo para indicar, relacionado con el punto anterior y con todo, un dato. Tailandia se nutre de turistas de todo el mundo, que procedemos de países con una economía mucho mayor que ellos. Eso supone que encontraremos precios muy bajos, pero lógicamente a lo largo del tiempo, como país turístico, va adaptando precios para obtener más beneficios, con lo que habrá servicios/productos que al cambio sean muy parecidos a lo que pagarías en tu país de origen. Son servicios/productos claramente orientados al turista, PERO, obviamente, la población local no puede pagar esos precios, por lo que si te paras un poco siempre encontrarás una alternativa local, a precio de locura. Un ejemplo sería la (típica) visita a Ayutthaya (en tren). Si preguntas en la taquilla, como guiri que eres te van a ofrecer el tren Express, que cuesta más de 300baths y dura hora y cuarto, pero también encontrarás el tren Ordinario que dura hora y tres cuartos por 15baths. Esto vale para casi todo. Yo entré en un Seven11 buscando repelente de mosquitos y pregunté dónde estaba a la dependienta, me mostró uno, que costaba no recuerdo pero también cerca de 300thb, hurgando más vi en otra estantería alejada el típico, que en su bote grande salía por 75thb. Lo mismo pasa con el barco que comenté antes (azul/naranja), etc…

Así que busca bien, pregunta, y si un producto o servicio normal (no exclusivo para guiris) te parece muy caro, piensa en dónde puede estar el que compra el ciudadano tailandés. Insiste e indaga y lo encontrarás.

PROPINAS.

En Tailandia no existe la cultura de la propina. En todos los establecimientos donde se pague el “servicio” se incluirá en el precio. Ciertamente al haberse convertido en un destino turístico de primer nivel para “occidentales” donde sí existe la cultura de la propina, se empiezan a dejar en muchos lugares. Pero no se espera que la dejes, esto va en cada uno, quien quiera redondear o dejar por un servicio excelente, perfecto, si no, no pasa nada.

SALUD.

Tema extenso. Lo primero lo ya sabido fuera de la U.E. Hazte un seguro sanitario privado para tu estancia. La medicina en Tailandia es muy buena (a ver, no la he usado pero los hospitales y centros se ven modernos y adecuados) pero lógicamente no es gratuito. Un seguro básico para lo que necesites en un viaje de duración normal puede costar unos 20 euros por persona así que no lo dudes. Por otro lado si tienes seguro médico privado en tu país mira las coberturas porque lo normal es que te cubra ante imprevistos de salud en tus viajes al extranjero.

Antes de viajar a Tailandia asegurate (al menos 1 mes antes de partir) de visitar tu centro de salud internacional (o vacunación internacional). Te preguntarán a qué lugares vas, qué escalas harás, tipo de viaje, y te darán consejos de salud importantes, así como te recetarán las vacunas necesarias. Las más habituales para Tailandia son las del Tétanos/Difteria y la del Tifus. La primera es inyectable y la segunda en píldoras. El ir con tiempo de sobra antes del viaje es porque según la vacuna pasa un tiempo hasta que se obtiene el máximo efecto.

En cuanto a precauciones con la alimentación, la clave está en el Agua. El agua del grifo es peligrosa. Da por hecho que NO es potable. Así que piensa en los múltiples efectos del tema. Por supuesto bebe siempre agua embotellada, incluso para lavarte los dientes utiliza una botella de agua. De todas formas no es un veneno, es decir, cuando te duchas no te pongas un esparadrapo en la boca, tampoco pasa nada, simplemente ten cuidado.

El hielo, lógico, es agua. Da por hecho que en cualquier lugar el hielo es agua potable, no debes tener problemas aunque si tiene “forma” de hielo industrial te quedarás más tranquilo. En el centro de vacunación internacional te dirán que evites comer productos frescos lavados (como ensaladas) por si acaso. Yo nunca he tenido problemas ni en Tailandia ni en otros paises similares (de hecho en Malasia usaba el hervidor de agua de la habitación para hervir agua y embotellarla y todo ok).
En cuanto a la comida notarás que en general se tarda en servir, eso es porque en todas partes la comida se cocina al momento, por salubridad. Todo lo que esté cocinado no tiene que tener problemas. Evita, por tanto, comer productos que veas que están ya cocinados desde hace tiempo en cualquier puesto.

Por último, si te da la famosa diarrea del turista recuerda tomar mucha agua para no deshidratarte y traer de casa antidiarreico o comprarlo allí (ahora vamos a eso).

Medicinas. Puedes llevar de casa lo que necesites (paracetamol, ibuprofeno, antibióticos, protector gástrico, antidiarréicos,…) pero de todas formas encontrarás todo tipo de medicinas, y a muy buenos precios en las múltiples farmacias que encontrarás por todas partes. No hay ninguna limitación de receta médica, todo se vende libremente y por sus nombres genéricos (principio activo) así que cero problemas a ese respecto.

Mosquitos. Estamos en el trópico. Así que por comodidad y sobre todo por salud es indispensable ir bien provisto de repelente para los mosquitos. A este respecto aconsejar NO traerlo de casa, sino comprarlo allí. Nada que ver. En Malasia llevaba desde España el más fuerte de una marca muy conocida y recomendada y aun así me picó alguno. En Tailandia vas a cualquier Seven Eleven (están por TODAS TODAS TODAS partes) y pillas el de allí, infinitamente más barato y mucho mejor, aparte de que huele bastante bien (hay 2 “modelos” en rojo y en verde). Ni que decir tiene que antes de salir del país he gastado mis últimos baths comprando a tope ese gran producto (a lo mejor después no vale para los mosquitos de aquí, pero allí mano de santo, así que supongo que será perfecto).

a

Solano. Ojo, mucho ojo al sol. Es el trópico así que salvo que seas de los neogilipollas que tan de moda están, comprenderás que la redondez de la tierra supone que el sol ahí pega más fuerte. No te despistes porque en un ratín que crees que es muy corto y no pasa nada puedes generar una transformación en cangrejo de funestas consecuencias. Así que ya sabes. Protector solar y/o gorra/sombrero. Avisado.

Por último, ten precaución con la fauna. Estás donde estás y lo mismo estás en la playa tan tranquilo bajo un árbol y entre las ramas hay una serpiente de aspecto temible, a la que no te acercas a ver si tiene la cabeza en punta o no, o vas paseando por Chiang Mai y al anochecer ves el trasiego de ratas de tamaño de conejos pallá y pacá, o te pones vacilón con un mono y le da por enseñarte los dientes. Ojo, mucho ojo. Con un poco de sentido común todo irá bien y no hay por qué preocuparse.

IDIOSINCRACIA.

Los Tailandeses son gente muy amable y servicial, pero como en todo país muy turístico te puedes encontrar con quien está hasta el papo de los occidentales (sobre todo porque hay mucho gilipollas a este lado del mundo). Pero no es lo normal. Así que da lo que recibes. Sonríe. Saluda. Sé simpático. Muestra respeto por sus costumbres y muestra empatía.

Para ellos la realeza es casi divina. Verás por doquier imágenes del rey. No las ridiculices y hagas juegos que puedan parecer (aunque no sea tu intención) ofensivos. Lo mismo con las imágenes de Buda y templos en general. No critiques abiertamente sus costumbres, aunque te parezcan raras.

Como hemos dicho TODO se negocia, así que regatea, pero siempre mostrando una sonrisa, deja claro que es un juego divertido. No hagas el juego del “regateo indignado” porque lo pueden tomar como un conflicto. Saluda y da las gracias.

Por último, hay una cosa curiosa. Los tailandeses difícilmente van a mostrar que no saben/no pueden algo. Si les preguntas o pides algo y no son capaces de responder se van a rallar un poco, con lo que vas a obtener una de estas 2 reacciones: O directamente balbucearán algo y se quitarán de en medio, cosa que te puede resultar descortés pero que viene a ser como síntoma de una “timidez” cultural, o van a “responder” incluso sacrificándose ellos mismos de otra manera (P. ej. yo pregunté en un restaurante cuánto me podría costar un tuc-tuc, un buen precio para mí y también para el conductor, y ante no poder/querer dar una info. que de alguna manera va en contra del local tras ofuscarse un poco terminaron llevándonos a nuestro destino de gratis y como favor.

IDIOMA.

Es Tailandia, con lo que obviamente su idioma es el Thai. Pero en casi cualquier parte te hablarán o chapurrearán en inglés. No todos. Pero con buena voluntad te podrás hacer entender en cualquier lugar (aunque recuerda lo dicho antes, ojo porque igual alguien no te entiende pero por no demostrar que no te está entendiendo al final te/se lía). Como en tantos lugares orientales, su inglés (salvo en establecimientos eminentemente turísticos) es con un acento muy fuerte y particular, y tendrás que afinar el oído.

Dicho todo esto, hay 2 conceptos en Thai que convendría tener bien aprendidos y usarlos todo el tiempo:
El saludo (tanto hola, como adiós, como “¿cómo te va?”), “Sawat di” Khrap/Ká*
Las gracias, “Kop Khun” Khrap/Ká*
A ser posible imitando su saludo, a lo profesor Miyagui (juntando las manos e inclinando la cabeza). Es un gesto de cortesía que apreciarán y recuerda, la cortesía es como el aire de los neumáticos, no cuesta nada y hace más cómodo el viaje.
*Lo de terminar con Khrap o Ká depende de quien hable. Si eres mujer dirás “sawadi ká” “kop kun ká” , y si eres hombre “sawadi Khrap” “kop kun khrap” (la “r” es casi imperceptible).

Si y no (Chai y Mai Chai) también es fácil aunque el Yes y el No se pillan en todo el mundo y no es tan importante como saludar.

TEMPLOS.

Dejo esto como último punto y lo hago aparte por tener peculiaridades.

De templos (budistas) está el país lleno, incluyendo mini altares por todas partes donde verás que los locales se enfrentan y hacen su saludo/genuflexión. Son sus lugares de culto y son nuestros lugares de visita turística. Para que todo vaya bien ahí van unos consejillos.

Siempre descalzarse (esto es para templos y prácticamente para cualquier casa u hotel pequeño) con lo que es recomendable llevar calzado de fácil “quitar/poner”. No te preocupes para nada por donde los dejas, recuerdo que nadie va a tocar lo que no es suyo.

Quitarse gorra/sombrero dentro del templo, es una muestra de respeto casi universal. Y tanto hombres como mujeres vestir, como indican, “respetuosamente”, ¿esto qué es para ellos?. No mostrando mucha cantidad de cuerpo serrano. Que básicamente viene a ser llevar tapados los hombros/pecho/espalda (dentro de lo normal, p.ej. una camisa o camiseta) y no ir con pantalones cortos (en la mayoría puedes ir en piratas, en el Palacio Real de Bangkok es obligatorio ir con pantalón/falda larga, no lo olvides).

Excepto en una pequeña capilla dentro de un complejo de templos en Chiang Mai, en todas partes hombres y mujeres son iguales, es decir, entran libremente y rezan juntos.

Cuando estés en un templo con gente rezando no andar de pié entre la gente o estar de pié frente al templo. Su cultura es la de la humildad y siempre se van a agachar, sentar, e incluso medio arrastrarse.

No poner nunca los piés mirando a Buda, ellos los consideran algo sucio y por tanto poco respetuoso, y por último, aunque no sea esto una norma muy estricta (se entiende por el tema guiri) evitar en lo posible dar la espalda a buda en el templo (como digo se entiende que la gente se gire para hacerse fotos/selfies) pero si lo puedes evitar, mejor, y sobre todo si hay gente rezando, cosa que salvo que esté vacío será lo normal.

Por lo demás, en la mayoría no cobrarán entrada, en los más importantes sí, y en el resto habrá urnas de donación. Yo en cuestión religiosa no doy un duro salvo que sea entrada oficial, pero recuerda lo que dije en Idiosincracia, aunque pienses, como yo, que tras las religiones siempre hay gente ganando pasta a espuertas, no lo critiques abiertamente porque es una falta de respeto grave.

Y con esto se acabó. Espero que estos pequeños consejos puedan hacer tu viaje más cómodo. Si quieres preguntar algo, no dudes en comentar y contestaré lo más rápido posible.

Y, por supuesto, disfruta de Tailandia!!, disfruta de viajar!!

DSCF0210

Anuncios
Tailandia 7. Como anillo al dedo…

Tailandia 7. Como anillo al dedo…

 

 

…le va este blog al lugar que ocupa la última entrada de este diario de viaje. El Rincón de Alesín se subtitula “Un lugar de descanso”. Y esta definición, como se encabeza la entrada, le va como anillo al dedo a Chiang Mai. Segunda ciudad en importancia de Tailandia. Bajo las montañas del norte del país, y cerca del triángulo fronterizo que comparte con Laos y Birmania.

Esta ciudad, desde el momento en que abandonas el recinto del Aeropuerto te va diciendo claramente que hay que cambiar el chip. Esto no es Bangkok, con su locura, su bulliciosa realidad, su maravilloso caos. Esto no es Krabi, o Phuket, llena de atractivas insinuaciones a descubrir islas paradisíacas o degustar un coco bajo el poderoso sol del trópico.

No, Chiang Mai es un lugar de descanso, como si todas las calles de este centro deliminado por un cuadrado perfecto, una vez que cruzas el canal que lo delimita, ralentizara el tiempo y te invitara a pasear sin rumbo, sin objetivo. Hasta el calor se digna a suavizarse para que el zumo de mango no venga a saciar una necesidad, sino un placer.DSCF0251

Si, vale. Esto es Tailandia. Hay mil establecimientos donde te ofrecen convivir con los elefantes, ir a visitar a las mujeres jirafa o echar las 3 horas y media que el autobús tarda en acercarse a la vecina Chiang Rai y visitar el templo blanco, que cual Sagrada Familia, aun inacabado, es el mayor ejemplo de la genial arquitectura moderna del país.

Nada de eso hemos visto. ¿Por qué?. ¿Aun no ha quedado claro? Un lu-gar-de-des-can-so. Eso hicimos allí, y eso os narraré desde el hogar, una vez regresados del viaje ya que por descansar, ni siquiera escribí allí el diario.Sin título

Un poco de geografía política. Chiang Mai es grande (como digo es la segunda ciudad del país) pero para el turista ocasional es pequeña. Me explico. Tiene un área metropolitana de considerable tamaño que probablemente no veas más que tras la luna del cristal del taxi o song thaew que te lleve al aeropuerto o a algún highlight de las afueras. O desde la moto, si optas por alquilar este fantástico medio de transporte para Tailandia. Después está la “ciudad antigua” antaño amurallada en un cuadrado de 2×2 kmts donde solo hoy quedan unos restos de la misma, y viene rematada por un canal que le da frescor al paseo perimetral (por el día mejor que por la noche salvo que te guste esquivar ratas a tu paso). Esa ciudad interior es un cúmulo de callejuelas alegres, iluminadas ya que no hay ni un edificio alto (más allá de los pináculos que coronan alguna estupa de esos maravillosos templos budistas). Lleno de árboles aquí y allá, puestecillos coloridos y alguna que otra calle más ancha donde se concentran los lugares de ocio más populares.20180112_110809 Y para cerrar este apartado tenemos la zona intermedia, la más o menos ancha periferia que, siendo cercana al cuadrado pero por la parte exterior, acoge los grandes, alegres y bulliciosos mercados y mercadillos, sobre todo en la zona Este (Warorot, Anusarn o el más conocido Night Bazaar). Lugar ideal para comprar esos souvenirs de última hora y sobre todo terminar el día comiendo o bebiendo en alguno de los mil y un lugares disponibles.DSCF0307

En cuanto al diario de viaje, y como nuestros 4 días aquí serán resumidos en esta entrada decir que saliendo del aeropuerto y fumando un cigarro en el exterior fuimos captados por el que a la postre sería nuestro taxista, el simpático Bank, que de camino al hotel por 150baths (precio fijo, unos 3´5euros) nos puso al día sobre cosas interesantes de la ciudad. Nos dejó en nuestra preciosa y tranquila guesthouse, la Lime House (Casa de Cal) donde al primero que saludamos fue a Louis, nuestro “vecino” de abajo, con quien, junto a Vivianne y su preciosa niña disfrutamos de agradables charlas sobre lo divino y lo humano en el porche de este “hotel” de sólo 3 habitaciones regentado por Wade y Vanessa, también simpatiquísimos anfitriones en estos días de relax.

Básicamente nuestra estancia allí se desarrolló de la siguiente manera. Levantarnos no muy temprano, desayunar o en el mismo hotel o en alguna cafetería cercana y salir a pasear por la ciudad tranquilamente para hacer algo de “turismo cultural” que en Tailandia básicamente consiste en visitar algun/os templo/s, o lugar emblemático. En concreto dedicamos, de los 3 días completos que estuvimos allí, el primero a templos de la ciudad, el segundo cogimos un Song thaew para subir a la montaña Doi Suthep a visitar el gran templo del mismo nombre que domina la ciudad desde lo alto, y el tercer día a disfrutar de los jardines de terracota, una galería (un gran jardín) de arte de cuya existencia supimos a través de un canal viajero de youtube (aloha mundo) y que nos flipó desde el minuto 1.20180112_115516DSCF0387DSCF038820180112_115746

Todo lo demás pasear, visitar mercadillos y tomar smoothies frutales a diestro y siniestro. Echar una siestecilla hasta el momento en que el sol empieza a despedirse y las tardes dedicarlas a patear los mercados nocturnos (que abren sobre las 18:00) para acabar (casi) siempre en Ploen Ruedee, gran “food court” al aire libre donde comida local e internacional, junto a conciertos y otros eventos hacían el final del día perfecto. Lugar para degustar, de paso, las conocidas cervezas nacionales, Chang sobre todo. Entre que entras, sales y/o te quedas los días se completaban con agradables momentos de charla con Vivianne y Louis, nuestros vecinos de house que, como nosotros, se lo tomaban con calma y disfrutamos de experiencias vividas en este y otros viajes. Viajeros que se encuentran y, aunque por poco tiempo, te dejan huella. Tal vez nuestros caminos se vuelvan a encontrar. Improbable, pero no imposible. Feliz viaje de regreso y feliz vida pareja!DSCF0392

De los templos visitados en la ciudad, el más llamativo para nosotros fue el Wat Chedi Luang, que, como casi todos es una amalgama de estupas y pagodas, donde se halla como imponente centro la pagoda medio derruida mandada construir por el rey Saeng Muang Ma en el Siglo XIV, pagoda donde estuvo durante un siglo ubicada la estatua más venerada de Buda del país, el Buda Esmeralda del que hablamos en Bangkok y que está actualmente ubicada en la capital del reino (en el santuario del Palacio Real). Impresionaban también las estatuas hiperrealistas de monjes que parece que van a pestañear en cualquier momento. No me referiré a otros templos de la ciudad porque no se trata ésto de hacer un compendio exhaustivo de los mismos.DSCF0255DSCF0295

DSCF0266DSCF0297En cuanto al gran templo del norte del país, el Doi Suthep, al que hay que dirigirse en algún medio de transporte, por lejanía y por estar en lo alto de la montaña, impresiona no ya por su decoración o arquitectura, que a estas alturas de viaje ya no causa sorpresa, sino por su ubicación.

Una vez que llegas (en nuestro caso en Song thaew, esa especie de furgonetilla con la parte de atrás abierta que hace de taxi colectivo a un precio muy económico) has de decidir si subir a pata el último trecho, en una larga escalinata de 300 escalones, o coger un funicular como nosotros hicimos, ya que para andar siempre tenemos la opción del “cuesta abajo mejor”. Pagamos los 50 baths que comprendían la entrada en funicular (30baths la entrada propiamente dicha y 20thb por el servicio del vago) y disfrutamos durante hora y media, que es el tiempo que el conductor del Songthaew nos esperaba para bajarnos (éramos 6 los que nos juntamos allí con lo que nos salió a 150thb (unos 3 euros) por cabeza que nos lleven, nos esperen esa hora y media y nos bajen). Aprovechamos en el mercadillo que se forma bajo la escalinata para hacer algunas compritas de souvenirs. Nos sorprendió, en el templo, ver la bidireccionalidad del turisteo, es decir, gente haciéndole fotos a monjes budistas y monjes budistas haciéndole fotos a gente occidental, y todos juntos haciéndose fotos entre ellos. Será por fotos… Disfrutar también de las vistas de la ciudad allá abajo, a medias ya que había un poco de niebla, fue un plus de la visita.DSCF0372DSCF0338DSCF0349DSCF0359DSCF0353DSCF0341

Y termino este batiburrillo (salvo una última nota) sin orden ni concierto de la ciudad del descanso hablando de los mercados y a modo de consejo recomendando 2 de ellos. Para comida y para compras. Para el primero Warorot, en plena Chinatown. Un mercado local, donde verás a pocos extranjeros. Comida (y ropa) de todo tipo. Si tienes suerte (nosotros no la tuvimos por ir demasiado tarde, es decir, a la hora que abren la parte nocturna) pegado a él está el mercado de las flores, que tiene, cuanto menos, que ser bonito (aunque como digo nosotros llegamos con todo casi cerrado).
En cuanto a Ropa y Artesanía (y comida), en la otra punta de la zona night bazaar (o mercado nocturno)…. a ver, me explico un poco geográficamente: La ciudad antigua es un cuadrado al oeste del río, entre dicho cuadrado y el río (por tanto al este de la ciudad) hay una franja donde están apiñados muchos mercados nocturnos, con su centro en el Night Bazaar, en la punta norte Warorot y en la punta sur este del que iba a hablar antes y retomo tras la nota explicativa. AnusarnDSCF0322

El mercado de Anusarn (que se puede traducir como el mercado de las pulgas) es inmenso, es el mercadillo de artesanía por antonomasia, con el plus de que está cubierto. Alli puedes estar horas y horas disfrutando de los distintos puestos o entreteniéndote regateando aquí o allá y puedes comer en uno de los innumerables locales a tal efecto aunque yo recomiendo, para ese momento, salir del mercado y dirigirse al centro del Night Bazaar donde en la explanada Ploen Ruedee el ambiente es divino (si no llueve, ya que es al aire libre) y hay mogollón de opciones distintas para comer, a buen precio.

Y ya termino esta entrada y, a falta de un post de consejos y curiosidades generales, añado simplemente que en el centro de Chiang Mai, cuando lo visites, te puede sorprender las pocas caras “locales” que verás. Al contrario que Bangkok la mayoría de personas con las que te cruzarás son occidentales, incluso regentando locales o trabajando en tiendas o bares.

Es ésta una ciudad donde hay mucho menos turismo que en otros lugares del país, pero al tiempo es la elegida por muchos “farangs”, expatriados, gente que ha decidido cambiar de vida y quedarse en un lugar barato (más que Bangkok) tranquilo, con una temperatura algo más benigna, y con vecinos locales que, como todo el país, son alegres, humildes, llanos.. es una ciudad que, si eres tranquilo, te enamorará. Chaing Mai…DSCF0249

…un lugar de descanso

Tailandia 6. La Playa (parte 2)

Tailandia 6. La Playa (parte 2)

¿Qué es Railay?. Se podría decir que es una isla, aunque no lo es. Es una península un poco al sur de nosotros, lo que ocurre es que, si fuera una cabeza, el pecho es impenetrable, con lo que el único modo de acceder a ella es por mar. Una vez allí hay varias playas, cuevas, caminos y un lago y un mirador a los que sólo se puede acceder con una buema forma física y bastante valor DSCF0070(vimos el inicio del “sendero” y lo descartamos enseguida). Railay tiene muchas cosas interesantes pero sin duda, de todos los sitios donde estuvimos, nos quedamos con la playa de Phra Nang. Pero no adelantemos.Screenshot_20180110-215252

Para ir allá aparcamos la moto en Noppharat y pillamos un longtail, que son esas barcas tradicionales Tailandesas que salen en todas las fotos y este blog no es una excepción, con un motor de coche fueraborda unido a una larga vara y una hélice, pa qué más, mariaisabel.

DSCF9988DSCF0100Por 100thb ida y otros tantos vuelta pallá que vamos. Se recomienda coger solo ida y allí pillar el que más te interese pa volver pero relmente es lo mismo. Hay 2 cooperativas. Una que van de azul y sale de AoNang y otra de verde de Noppharat. La cosa es, una vez allí cuando quieras volver buscas un long tail con el chaval de verde y le das el tiquet, te subes y cuando haya un número suficiente de personas a darle al motor. Si lo compraste en Aonang pues azul. Si solo compras ida puedes comprar en Railay tu tiquet en el que quieras pero claro, si te vas con un azul a Aonang y dejaste la moto aparcada en Noppharat…. pues eso.

El longtail, en Railay para en Railay west beach y después en Phra Nang (aunque una vez allí tu puedes moverte andando a donde quieras, entre playas, etc… Nosotros que queríamos desembarcar en Phra Nang tuvimos la suerte de que el “barquero” intenta que todo el mundo se baje en Railay west para así evitarse la mitad del camino. Y todo el mundo picó. Nosotros nos quedamos los últimos y cuando nos dijo “railay west railay west” le dijimos, “Phra Nang”…,ok. Así que nos pegamos solos un paseo muy bonito por esas aguas tranquilas y hermosas.

 

De la playa qué decir. Fotos y ya. Con protector nivel tulipán en tostada de niño gordo de primaria todo controlado.

DSCF0030DSCF0035DSCF0044Disfrutamos de Railay a tope, visitamos todas (bueno, menos Tonsai a la que se llega andando por el mar con marea baja) sus zonas

 

y comprobamos que el lado este es feo cual coche visto por abajo (las corrientes lo llenan de cañizos y porquería). DSCF0078Y vimos, ahora sí, los famosos monos, por cierto más guapos es complicao.

DSCF0028Cuando llegó la gusa, aunque hay longtails-restaurantes con todo lo que necesites,

DSCF0039aparte de locales en tierra, donde solo tomamos un refrigerio,

 

pillamos una barca de vuelta y de nuevo en nuestra playa para volver al Talay a comer. Rico rico y a siestear hasta la puesta de sol.

Como siempre sobre las 17:30 salimos con idea de dar un último repaso a las opciones de excursión para el día siguiente, que vistaríamos Ko Hong y aprovechamos que había tiempo para estirar la moto y carretear por distintos lugares, perdernos un poco y encontrarnos otro poco.

 

Llegamos bien de noche con la decisión, (tras soltar la moto después de echarle 50thb en la gasolinera más inmunda y curiosa que puede existir),

DSCF0109de coger la excursión en el hotel, pues no vimos nada mejor… y lo había. El propio hotel que nos reservó la que queríamos pero más barato. Comor?? Pues que como se ve que aquí todo se regatea, los precios están inflados. Nosotros pensábamos que estos precios eran fijos, pero no. Y sin regatear, lo que en el folleto eran 1.800thb por cabeza nos dice ella: en longtail 600 y en speedboat 800, cuál queréis? Dudamos un momento pero la “experiencia” longtail ya la habíamos vivido y además el tiempo daba posibilidad de lluvia así que como lo que queríamos era disfrutar de las islas y no tanto del camino, comodidad habemus. Speedboat.

Así que por 1600 los dos quedamos en desayunar a las 8 menos cuarto ya que a y media venían a recogernos al hotel. Puntualidad británica de nuevo (hasta el avión de dentro de 2 días no habrá un transporte que no haya llegado al minuto acordado/indicado) y ahí que vamos y recoge en el camino a otra pareja. Sube él, goodmorning, goodmorning…sube ella y…si si, tú tienes cara de española. Pues claro! Y nos reímos de ese momento tan típico de hablarse en los viajes con el comodín hasta que descubres que somos todos españoles. Una pareja supersimpática de Valladolid con la que compartimos un corto pero interesante rato de intercambio de experiencias y consejos viajeriles (lamento mucho no recordar sus nombres, podría ser él Javier?) pero fue lamentablemente poco rato ya que el transfer nos llevaba a la zona de embarque, pero ellos iban a Phi Phi y nosotros a Hong. Nos despedimos y desde aquí les deseamos una feliz continuación de viaje y un más que feliz regreso a casa.

DSCF0232Llegados a la zona, nos juntamos con mucha gente que iba aquí y allá, cada mochuelo a su olivo, osea, a una mesa con el nombre del lugar al que íbamos, le entregábamos la factura de haber pagao (nosotros lo hicimos en el hotel) la excursión y te la cambian por una pulsera (en nuestro caso rosa) y la chica nos dice, id a la playa que ya os avisaré, soy vuestra guía. Ahí seguimos charlando con los Vallisoletanos y finalmente Póh,  nuestra simpática guía aparece gritando “pinblasel! pinblasel!” (Pink bracelets, pulseras rosas) y todos a seguirla hacia el mar un buen trecho, ya que ahí la marea es muy baja y hay que hacer el Jesusitodemivida andando sobre las aguas hasta el barco. Na más que veíamos “Chinos”, que a saber tú si eran chinos, koreanos o no sé pero no nos moló mucho ya que de ser los primeros, la experiencia nos ha demostrado que son la antítesis de la simpatía y sobre todo y lo que es peor, de la empatía, van a su bola, empujan, se cuelan, arrasan… funcionan como si nada existiera a su alrededor. Así que moscas y por el motivo antes descrito entramos casi los últimos y sólo quedó sitio en la proa del barco, donde no estaba techado. Lo que fue a la postre y como siempre la puñetera suerte loca que nos acompaña a todas partes. ¿Por qué? Por Dave, Pum, Thomas y…ains, no recuedo, la llamaré….Kari (nombre más común noruego de mujer). Dave era un fornido hombre de Alaska que había trabajado en pozos petrolíferos en la costa norte de su estado, había, por su trabajo, vivido en Rusia y otros países y ahora estaba retirado con su simpatiquísima mujer Tailandesa, Pum. Thomas y Kari eran 2 jóvenes Noruegos aficionados al Buceo, ambos auxiliares de vuelo. Y nosotros. 3 parejas que dejamos a la horda ocupar el barco en primer lugar y que creamos un mini espacio en la proa donde charlotear y disfrutar de una experiencia más enriquecedora. Sobre todo con Dave y Pum, ya que en cuanto el barco echaba el ancla los 2 chavales se ponían sus pertrechos y se iban a vivir con los peces durante un rato.

Decir que la excursión fue una pasada. Paramos en varias islas, en unas más tiempo y en otras menos.

DSCF0205DSCF0207En una de ellas nuestra guía montó el chiringuito y estuvimos comiendo bastante bien por cierto y en cantidad (vamos, que podíamos comer lo que quisiéramos) aparte de tener agua y fruta fresca en el barco a nuestro antojo, ciertamente la excursión estuvo muy bien orgsnizada (la empresa, para quien le interese, se llama Barracuda)

No voy a contar detalles porque ya me enrollo en anécdotas y esto se alargará demasiado, solo decir que nos encantó brutalmente Ko Hong (digamos, la isla principal del archipiélago) y también el rato que nos zambullimos en un islote para ver el fondo marino.

Creo que se me quedan cosas en el tintero, como dije ya han pasado unos días, pero más o menos esta es la historia de las islas. Nos dejaron en casa. Fuimos por última vez al super cercano a llenar una bolsa con porquerías tipo huesitos, pringles y mikados para la jornada siguiente, que aquí esto es la locura de precios, reservamos un taxi para el día siguiente (este sí a precio de oro, pero no queríamos arriesgar con colectivos a las 6:00 am para el aeropuerto) y a hacer en doble vuelo (krabi/bangkok y bangkok/chiang mai) la última estación del viaje.

En la que estamos y que os contaré llegado el momento. Gracias por su paciencia. Besos.

Tailandia 5. La playa (parte 1)

Tailandia 5. La playa (parte 1)

Aunque el título hace referencia a la famosa peli de Dany Boyle rodada en Maya Bay (islas Phi Phi) allí no fuimos, aunque estaba a “un paseo”. Realmente la zona famosa, con todo merecimiento, de las islas de Tailandia, se encuentra en el centro-sur del país en dirección oeste, y tiene sus “bases de operaciones” en las provincias de Phuket y Krabi

Phuket es una isla mismamente, de grandes dimensiones y unida por carretera al continente, mientras que Krabi es continental. Entre ellas se encuentran multitud de islas e islotes a los que se puede acceder desde cualquiera de ambas.

Screenshot_20180110-160120En nuestro caso elegimos, en la provincia de Krabi, la población costera de Ao Nang como base por varios motivos. Habíamos visto que Phuket es más popular, ergo bulliciosa, fiestera y cara (no me cansaré de repetirlo, en términos relativos) y además, a nivel logístico si queríamos alojarnos en la playa, teniendo en cuenta que los viajes internos los hemos hecho en avión y hay que contar con los traslados desde aeropuertos varios y adaptarse a horarios, Aonang era mucho más rápida en ese aspecto. Lógicamente al no haber probao los 2 cafés no sé cual está más bueno pero indudablemente parece que fue un acierto el destino elegido, por lo menos de cara a la no masificación. Estamos en temporada altísima y nos ha resultado, una vez asustados de las fotos y videos de internet, muy relajante y poco bulliciosa la totalidad de nuestra visita a esta zona.

DSCF9870Añadir por último a la intro que voy a intentar agrupar todo en una entrada, a lo sumo dos, ya que llevamos 2 días fuera de ahí y si no me pongo al día ya esto acabará interruptus, que me conozco y en casa no escribo ni la lista de la compra.

El traslado desde Bangkok me lo salto que ya hablaré de eso (taxis a aeropuerto, compañías aéreas, consigna de maletas…) en el post final.

Comienzo pues la historia quitándonos los zapatos para entrar en el (cuando reservamos) J Boutique, pero ahora llamado Pornthep 2 donde nos reciben con la habitual sonrisa y simpatía, pagamos con recargo (en los “hoteles” pequeños, aunque Booking no lo diga, si pagas con tarjeta la comisión bancaria te la hacen pagar a tí) podría pero no hemos venido a discutir y menos por 4 euros. La habitación muy bien, como en el anterior (y el siguiente) te ponen a diario agua fresca (lo que es muy importante si recuerdas que el agua del grifo no se puede beber salvo que seas tan exótico que te apetezca pillar una bonita enfermedad tropical) café y té. El aire acondicionado funciona bien, la ducha digna y la cama es pa matrimonios enfadaos, todo bien a este lado del globo.

DSCF9871Nos cuentan lo de siempre, que si queremos excursiones ellos nos pueden reservar lo que sea y que tienen alquiler de motos. Perfect pero de momento, recién llegados, estos robinsones van a hacer prospección y ya veremos.

Decir que cogimos un hotel baratito no en la misma playa asumiendo costes de taxi “pa subir y pa bajar” pero le preguntamos, andando a cuánto?. 5 minutos, nos dice, hasta Noppharat, la playa más cercana. Serán 10. Por allí. Una carretera negra como pelo de huevo (ya era de noche). Ala vamos!. Y a mitad de camino sabíamos que never more. Realmente estaba cerca pero era un peligro por falta de visibilidad. Como fuere al llegar a la playa la decepción era directamente proporcional a la hora, lo que debíamos haber previsto. No se veía nada. Así que andamos playa abajo en dirección Ao Nang “pueblo” a ver si veíamos más vida que los grupitos de locales que se estaban haciendo su barbacoa playera (apunte geográfico) la zona de Aonang son 2 zonas (y 3 playas) de norte a sur Noppharat Thara beach, Aonang beach y un bonus que no tiene nombre pero nosotros la llamamos Centara beach, ya que es una playa aislada con un gran resort llamado así, no se puede acceder a ella salvo a través de un camino de tablas y escaleras infernal entre la selva y el mar pero que merece la pena que te cagas ya que sin duda es la mejor playa de las 3. Aunque es del resort sólo tienes que apuntar, al terminar el camino, tu nombre en un libro que tiene un guarda y hora de entrada y salida.

Pero retornando a lo cronológico, nosotros seguíamos por Noppharat hasta encontrar luz o lo que es lo mismo, puestecillos, restaurantes… y como estábamos caninos nos metimos en el único que tenía música en directo, y qué música!!! Un sesentón local parecido a juan tamariz en un teclado que cantaba, y no exagero, como un superclase. Clásicos de siempre con una voz enormemente personal, maravillosa y acompañado magistralmente al piano. Repito, no penséis que exagero, la comida, que estaba muy buena, fue lo de menos.

DSCF9875Con ese regusto nos dispusimos a la vuelta convencidos de pagar lo que sea por evitar el pateo. Pero hete ahí que cuando no quieres te acosan y cuando los necesitas, andandarán?. Andábamos y no pasaba ningún transporte hasta que por fin pasa un tuc tuc, le hacemos señas y pasa de nosotros…aparentemente, pero más alante parece que para, gira en redondo y vuelve. Yo con mi frase preparada, “fifty to Jey Butik?” Y me dice, no soy un taxi. Como? Po va a ser que el tuc tuc también es un medio de transporte propio, para la familia. Ah! Donde? Nos dice, le enseñamos mapa sin enterarnos mucho de qué va la cosa porque no hablaba casi nada de inglés, solo no taxi, pilla móvil, llama, habla y yo le enseño google maps, me dice uan jandre yo no no fifty, only 20 minits guokin (que 100, que no que 50, que son solo 20 minutos andando) me dice sorry no taxi. No problem thank you, kop khun krap. Se vé que llamó a un amigo o conocido que sí que era taxista y el regateo fue así. Le agradecimos nuevamente su amabilidad y seguimos camino. 20 metros habríamos andado y nos pasa por al lado, se para y nos dice Fi fi fi fi!! Y yo que? Y el señalándonos que nos montáramos Fi fi! Ostia que nos lleva! Ahí que vamos y nuevamente nosotros, españolitos que no nos entra en la cabeza que nuestra picaresca es mierda pura aun pensando en pagarle al chaval que, una vez nos deja en la puerta del hotel nos repite por enésima vez, no taxi, nos lleva de favor y con prisas porque en el fondo está perjudicando a un vecino que vivirá de eso. Nos lleva por caridad, porque en vez de ver a dos carteras occidentales ve a dos personas andando por una playa oscura camino de su casa. Pero nosotros seguimos enseñando a nuestros hijos el… bueno va. Ha quedao claro el concepto. Seguiré partiéndome la caja por dentro cada vez que oigo cantar con orgullo el Yo soyy españoool españ….

Pero bueno, como en botica habrá de todo y con esto nos plantamos en el segundo día, dedicado a disfrutar de la zona nuestra, es decir, no a hacer excursiones para lo que, tras desayunar en el hotel un muy buen desayuno casero, nuestra primera acción fue alquilar una moto, en principio, para ese día. 200 baths y a tirar esta vez si, a disfrutar de las grandiosas vistas que ofrecía “nuestra” playa, Noppharat Thara. Desde ella, ya con el lorenzo encendido podíamos observar en el horizonte cuanto aparece en el mapa que encabeza esta entrada. Ahora mucho más cómodo ya que este país está hecho para la moto con lo que aparcar donde quisiéramos no era un problema.

20180106_181550DSCF9886DSCF9910Así nos fuimos a Aonang Beach para comprobar que es bastante más bulliciosa que la nuestra, aun si ser el Portil en verano, nos llegamos hasta la zona donde los puestos que venden excursiones y taxis marítimos llevaban aquí y allá a turistas como nosotros para ver precios a efectos de los posteriores días, corroboramos,nada cambió nuestro plan, que al siguiente haríamos Railay y al otro las islas Hong y con esas nos bajamos a recorrer la playa y, al final de ésta o, lo que es lo mismo, en la estribación sur, encaramos el camino que nos llevaría a la que hemos venido en llamar Centara. Anunciaba en la entrada un cartel que ojo con los monos. No los alimentes ni dejes que te roben así que con la mochila prieta comenzamos lo que presumíamos plácido hasta que, cosa previsible ya que no se puede ir ni por “dentro” ni por playa, empezó la escalada, y vaya escalada!. Con el calor que supondréis en estas latitudes dolía avanzar pero esperábamos un fin justificante, como así fue. PLAYACA!

DSCF9892DSCF9896DSCF9906DSCF9888DSCF9920DSCF9911Muy tranquila ya que aparte de los pocos atrevidos y los residentes del hotel no había más para repartir. Ubicamos una sombra que la cosa pegaba tela y al agua patos. Caldito puchero pal cuerpo y un buen rato que estuvimos antes de decidirnos a iniciar el camino de vuelta que, de nuevo empezaba con una fuerte escalera parriba. Cuando alcancé la cúspide empecé a bufar como un toro moribundo, tuve que retener a Luky un tanto pues me dió la sensación que, recuperado plenamenge como creía, maldita sea mi estampa, me estaba empezando a dar otra vez la fiebre, me temblaba todo el cuerpo y con el humor por los suelos cogimos la moto y a la cama al hotel.

No fue hasta estar en la habitación y darme una ducha que comprendí, con alegría, aunque resulte paradógico, que mi cabezo de guiri se había transformado en cabezo de guiri al punto de insolación. Ostia qué relax! Se ve que, membrillo de mí, que aun no había comprado protector solar pensando que la gorra se encargaba del tema y un rato en el agua no era nada, que a esta altura del hemisferio norte, casi en la periferia, la naranja mecánica está más cerca y se come la gorra como yo el Padthai y el fried rice with tamarind sauce. Embadurnéme de crema hidratante, una siesta y como salido de fábrica. Oh yeah. Y como ese mamoncete está a punto de ponerse vamos a ver qué nos regala en compensación y oh!…bueno, va, te perdono, pensaba con mi amor al lado disfrutando de una puesta de sol alucinante (aunque las de Huelva tampoco son poca cosa eh?).

DSCF9966DSCF9960DSCF9971DSCF9974Con las pilas cargadas y protector solar de 50 comprado en el super cerca del hotel nos fuimos de nuevo a la zona de resraurantes para saludar a nuestros amigos del Talay (el del piano) pero seguir a probar otro. Un poco cansados de noodles y arroz (que es casi redundante) probamos una pasta fresca (de huevo) con gambas y los siempre deliciosos springrolls. Rico pero decidimos que la próxima volvíamos al Talay.

DSCF9936Como aun estábamos calentitos del sol decidimos retirarnos de nuevo a casa, en un alarde de nostradamunismo ya que, llegar con la moto, decirles que nos la íbamos a quedar un día más, entrar en la habitación, y empezar a llover como si no hubiera un mañana, fue todo uno oiga. Qué forma de tronar! Por la ventana veíamos bajar el agua a riadas y los truenos sonaban como si los lanzaran desde la mezquita de la esquina. Duró poco, en caso contrario no hubiera sido fácil conciliar el sueño.

Y con esto llegamos al tercer, o mejor dicho, segundo día completo allí. Destino Railay.

Pero eso será en la segunda parte. Hasta entonces.

Tailandia 4. Ayutthaya

Tailandia 4. Ayutthaya

Último día en Bangkok, y para esa jornada teníamos prevista la visita a la antigua capital (hasta el S.XVIII) de Siam, Ayutthaya. He de decir que yo no tenía un especial interés en verla, porque más allá de las fotos no dejaba de ser una “versión en ruinas” de los complejos de templos que hay en la actual capital. Es como si la Roma clásica hubiera seguido subsistiendo y edificando y conservando teatros, anfiteatros, foros… para qué voy a ir a Itálica a ver ruinas? Pero Luk lo tenía como claro objetivo y he de reconocer que la experiencia fue fantástica, ya que viajar no es ver, sino vivir, y da igual que al final del camino no haya un majestuoso cuadro si has disfrutado hasta llegar allí. Me podría remitir a Itaca, poema de Konstantinos Kavafis, que lo explica mu bonito, pero es más sencillo imaginarse a Chiquito de la Calzada contando un chiste para entenderlo.

Al lío. Voy a spoilear el final. VE POR TU CUENTA. Siempre. Pasa de tours, excursiones o seguir el camino fácil (y caro). El disfrute de hacerlo por 4 duros, valga la redundancia, no tiene precio.

Y lo digo porque estuvimos a punto, y solo la casualidad nos deparó, como siempre, el cambio de plan que hizo la experiencia genial.

Cerca de nuestro hotel, el Nouvo City de Bangkok, había un puestecillo de esos que venden excursiones. Estuvimos preguntando ya que, de otras cosas que habíamos visto, no parecía demasiado caro. 550thb por persona (unos 14 euros), sin incluir entrada a templos. Hay que tener en cuenta que Ayutthaya está a unos 90 kmts de Bangkok. Estábamos ahí dudosos porque de los muchos templos de la ciudad iba a unos cuantos pero no a uno de los que queríamos ir (realmente nosotros sólo queríamos ver 3, aunque al final vimos más y ya os explicaré por qué).
Hay que decir que Ayutthaya, rodeada por varios ríos, entre ellos el Chao Phraya que es el que riega, mucho más caudaloso por la cercanía a su desembocadura, Bangkok y que en nuestro naranjito hemos recorrido arriba y abajo sin parar como sabrás si estás leyendo ésto desde el principio.

Aprovechando ésto cuando se fundó como capital del reino (Siam o también llamado mismamente Ayutthaya) se hicieron canales de forma que se convirtiera en una isla, con la mayoría de templos dentro y algunos otros cerca del canal pero por fuera. ¿Ésto a qué viene?. A que es una ciudad, una superficie inmensa donde hay que ir de un sitio a otro, no es un “único lugar” en si mismo, con lo que allí tienes que buscarte un medio de transporte para ver lo que quieras ver.

Screenshot_20180107-222021

En el caso que nos ocupa la excursion te llevaba a varios de esos templos en un horario determinado. (Y si queremos estar más tiempo aquí o allá?, son las preguntas que hacen que nos tire patrás lo organizado…) pero claro. Ir por nuestra cuenta, y pillar un tuc tuc, por lo que leímos en los blogs, hay que regatear tela y con suerte pillas a 200thb la hora.. en eso estábamos debatiendo cuando un hombre llegó al puestecillo, como lo nuestro iba para largo le dijimos que pasara que aun nos lo estábamos pensando. Él hizo o preguntó lo que fuera que iba a hacer o preguntar y oyéndonos hablar nos preguntó si éramos españoles. Pozi y total que nos pusimos a charlar un buen rato; el tipo, que era alemán, sin dar demasiados argumentos nos venía a aconsejar que era muy caro, que él lo vio hace varios años y lo hizo por su cuenta así que no dudamos más y devolvimos el dossier a la muchacha que, probablemente se estaba acordando de la familia más cercana del alemán ese de los c%#&es.

Vale. De aquí parriba era la introducción. Ahora viene el diario que empieza con el habitual despertar, ducha, desayuno, muñeco de barro o… bueno, no me extenderé en detalles. A la calle por el camino de siempre al río al naranjito, 15 baths por cabeza (que recuerdo, y esto es importante, son 40 céntimos de euro) y río abajo que vamos para parar en Marine Dept., que se encuentra a unos 15 ó 20 minutos andando de la estación de trenes Hua Lampong, otro punto neurálgico ya que a su vez tb se encuentra parada incial (o final,según donde esté pa tí cuenca) de Metro.

20180104_203727El camino transcurría por chinatown, solo cogimos un par de calles pero flipamos con lo que vimos. Una de ellas estaba dedicada casi en exclusiva al tema de las motos, sobre todo desguace y otra a trabajos de metal. La segunda no es nada del otro jueves pero la de las piezas de moto era una cosa curiosísima.

20180104_09535820180104_09541620180104_095801En la misma estación  (bueno, en la puerta) nos intentaron vender otro pack (esta vez con Uber) que salía aun más caro, pero según el que nos lo intentaba colocar por supuesto era mejor que lo que nos íbamos a encontrar ahí. ILUSO… yo, si llego a caer.

Total que nos vamos a comprar el tren, que había leído que era barato, y salían un montón, pero no recordaba más. Vamos a la taquilla, suadí khaap (ya a estas alturas metío en acento) two tickets to Ayutthaya please. Pim pam pum.. 690 baths ¿Comorrr? Es que es el express, tiene aire acondicionado, primera clase bla bla. Tarda 1 hora y cuarto. Esto… en media hora sale otro, ¿cuánto vale?, pero el otro tarda 1 hora y 3 cuartos, es el ordinario.. bueno tampoco hay tanta diferencia, ¿cuánto vale? Y no tiene aire acondicionado. Bueno lo que es bueno pa muchos tambien lo puede ser pa mí. ¿CUANTO VALE? Y a regañadientes me pone la pantalla donde leo 15. Quince que? 15 Baths? Y de nuevo comprendo que, como la señora del Barco que si te ve blanco y orondo da por hecho que te tienes que montar en la bandera azul (tourist boat) pero que ha de haber una alternativa para el local. (Puede tener lógica pero con matices, en el post final me entretendré en eso). La cosa es que ahí estamos Lucre y servidor montado en un tren que tampoco es una lata con una cuerda. Con sus ventanas abiertas y sus ventiladores se iba bastante bien, comentando jugadas con algunos paisanos thai y comprobando como (siempre pasa) algunos guiris imbéciles se creen los dueños del mundo y tienen la desfachatez de ir tumbados sobre un asiento para tres porque soy muy guai y he visto una peli de DiCaprio de mochileros donde el occidental es el puto amo, y más en un país con la, probablemente, gente más amable del planeta.

DSCF9742Pero no nos pongamos serios. Mientras señoras pasaban cacareando las mil viandas que se vendían: zumos, frutos secos variados, frura fresca, cosas que no acierto ni a describir, en plan Mostachooooones de Utreraaaaaaa pero a lo Tailandés se fue pasando el rato y llegamos a Ayutthaya,

DSCF9744 una coqueta estación en la que al salir te reciben hordas de tuc-tuqueros para iniciar el ritual del negocio. Nosotros que íbamos sin prisa pasamos de momento y, cruzando la calle que separa la estación de lo que sería el punto de partida de tiendas, agencias, restaurantes..de la zona nos asomamos a ver qué opciones había pensando sin estar para nada seguros en alquilar bicis (menos mal que no lo hicimos, entonces no éramos plénamente conscientes del tamaño del lugar) pero realmente hubiera sido un absurdo cuando vemos precios y: Bici de paseo (ni loco) 50baths todo el día (ojo, 1,25 euros) Bici de montaña 100baths y MOTO! 200baths… comor? Que cuesta 5 pavos todo el día la moto? Además que supone lo mismo que bici porque va a ser que tendríamos que pillar dos.
Fue Luk, que total después de la experiencia need for speed ed. Bangkok animó y pallá que fuimos. Nos dieron un mapa, cascos, cadena (aunque lo de la cadena es paná, es alucinante la confiabilidad de este lugar) y nos dijeron que antes de entregarla le echáramos en la gasolinera 40 baths de caldo.

Ala pues! Con la moto más peía y que más vibra del globo nos vamos perdiéndonos una par de veces (durante los primeros minutos hay un ligero estres hasta que te das cuenta que todo el mundo, aunque se mete como y por donde le da la gana, es muy respetuoso y basta con tener el pulgar cerca del claxon y, marchando tranquilo, usar el freno lo menos posible. Ah! Claro. Y que no se te olvide en cada cruce volver a circular por la izquierda. Todo bien por aquí.

DSCF9772No voy a describir los distintos templos que vimos porque para eso están las fotos. Sólo indicar que si andas con el tiempo justo, aunque te perderás un par de ellos bastante guapos (sobre todo el del buda reclinado que es brutal) que están por las afueras, en todo el centro hay una zona con varios cercanos entre sí e interesantes, incluyendo el, probablemente, más conocido, cuyo nombre ahora no recuerdo pero que es el de la cabeza de buda que va siendo “absorbida” por un árbol.

DSCF9764DSCF9765DSCF9769DSCF9747DSCF9768DSCF9780DSCF9793DSCF9804DSCF9825DSCF9806

DSCF9802Decir para ir terminando que viendo el último me empezó a dar otra vez el moqueo y la tos y decidimos, porque iba a peor, pillar el express, el de los 690 baths ambos, que rompía nuestro estilo pero más vale prevenir, pero al ir a comprarlo ya estaba agotado, con lo que tuvimos que volver al ordinario. Ah! Se me olvidó un apunte valioso, bueno 2. Con el bajuqui pasé de ir a la gasolinera y al devolverla le dije al chico que se me olvidó, que le pagaba a él la gasola. Me dijo, a ver que mire…abrió el depósito y me dijo, 30baths. Honradez total. Pero ese no es el tip importante. Ya habían advertido en blogs, aunque nosotros, a dia de hoy, y ya llevamos más de la mitad, aunque este diario tenga un retraso de aupa, no hemos tenido ningún trasunto extraño con nadie, todo lo contrario, es alucinante esta gente, de verdad, decía, que cuando alquilas moto te piden el Pasaporte, para tener, en caso de accidente donde casi seguro que vas a pagar tú, una seguridad de que no te vas a ir de guay. OBVIAMENTE JAMÁS dejar tu pasaporte original a nadie. En nuestro caso me lo pidió y directamente le ofrecí una copia que llevamos de la primera hoja plastificada, sí mu mona, y perfect. Eso fue a la chica que nos lo alquiló, cuando el que estaba al devolverlo le dijimos que era eso, ahí, copy, puso cara de extrañado, pero nada más, de hecho ni miró la moto (que como dije más hecha polvo no podía estar).

Retomamos la acción comprando los 2 billetes de tren a 15baths la unidad y retornando a la “zona mixta” para tomar un refresco a ver si se me aliviaba la congestión.

DSCF9849Finalmente hicimos puerta al tren y padentro con dificultad (te puede tocar ir de pie ya que es un tren como te imaginarás, por 40céntimos de euro) nos tuvimos que sentar separados ya que luk pinchó rápido y a mí me hizo sitio un señor muy simpático con el que lo pasé pipa, ya que no hablaba nada de inglés pero era muy curioso y como iba entreteniéndome con la tablet con juegos de habilidad, no se cortaba en mirar y terminamos, por señas, medio hablando de como resolver diferentes puzles. 2 mundos unidos por las nn.tt. Un thai de unos 50 años con aire rural y con no más de 3 dedos sumando los 2 pies, y un guiri más blanco que teta de monja descalzos en una banqueta compartiendo una tablet sin cruzar, salvo el kop khun krap de rigor, más que gestos y risas.

Así llegamos a la estación de nuevo con la idea clara de ir en tuc tuc a “casa” pero nuevamente por consejos blogueros, pasamos de negociar en la puerta de la estación y andamos un poco hacia chinatown para preguntar a un chaval, nos dijo 250thb, empezamos a negociar con 80 y directamente hizo gestos de que nada y se volvió a sentar atrás con su móvil. No tenía ganas de currar. Seguimos y vimos a un señor mayor con cara de simpático, le preguntamos y nos dijo 200, le dijimos 100 esta vez y dividió en 150, se veía con posibilidades de regatear más pero nos cayó muy simpático y además la gente mayor nos da ternura y es ahí cuando piensas, joder no llega a 4 euros, vamos amigo!.

DSCF9857Tanto así que incluso cuando llegamos le dimos 160.

DSCF9859Subimos al hotel y sin entretenernos volvimos a bajar para comer/cenar porque, mirusté, eran 21:30 / 22:00 y lo único sólido en el cuerpo era el desayuno 😥. Habíamos visto un sitio que pintaba bien y vaya tela! Comimos con la vista, craso error, y pedimos de más, pero el smoothie que me tomé yo, “very strawberry smoothie” es el mejor que he probado en mi vida, y he probado muchos. Y con esas acabó el día y Bangkok. La siguiente jornada, sin prisa por levantarnos, nos conduciría a la playa. Pero esa es otra historia.

Salud!

PS. Gastos totales de la “excursión” top desde Bangkok.30:Barco. 30+30:Tren. 230:Moto. 240:Entrada algunos templos. 50:Zumos y refrescos. 160: tuc tuc. TOTAL: 780thb(no llega a 20euros los 2) ponle pegas 😁😁

Tailandia 3. Un poquito de todo

Tailandia 3. Un poquito de todo

Dormí lo que la RAE establece como UN MOJÓN, la tos, ahora desplazada en mi persona, no me dejó prácticamente más que unas 2 ó 3 horitas de sueño y cuando aun quedaba una hora para las 6:30 me desperté tiritando febrilmente. Caguen!! Ahora me toca a mí?. Veamos tras la ducha. Inicié el rito pastillil que anteriormente correspondía a Luk, ya recuperada, y bajamos a desayunar.

20180103_082341_001Todo el conjunto me sentó bien y parece que dejé en conato el tema, así que a disfutar se ha dicho de la presumible jornada más variada de nuestra estancia en Bangkok. La idea era visitar los 2 otros grandes templos de la ciudad, el Wat Pho y el Wat Arun. Ambos relativamente cercanos, pero a ambos lados del río. Nuestro muy mejor amigo el barquito con bandera naranja fue el caballo de la jornada. La idea era dirigirnos primero al Wat Pho, por ser éste un complejo de templos mucho más grande y más visitado, pero como el barco, que como recordaréis, paraba según donde en uno u otro margen del río y en esa zona paraba en el lado contrario, justamente frente al imponente Wat Arun, ahí que nos bajamos y entramos al mismo.

DSCF9682DSCF9585DSCF9608DSCF9584DSCF961120180103_103531

Tuvimos suerte, porque hace tiempo que está en reparaciones, incluso totalmente andamiado, y si fuera así no hubiéramos pagado la entrada, aunque no era cara, (no recuerdo el dato pero, al ser éste un destino turístico a tope al final del diario haré una gran entrada con información útil y práctica de TODO, algo que, aunque he leído todo lo que puede hacer, no he encontrado perfectamente detallada y certera como me hubiera gustado en este país tan anárquico (y monárquico 😅).

Decía pues que visitamos Wat Arun y aunque no se podían, por las obras, hacer la gran subida que se presume por las fotos, la visita estuvo bastante bien. No me entretengo en estas cosas porque las fotos hablan por si solas y a mí me gusta extenderme en tonterías.

Salimos de Wat Arun y sólo queríamos cruzar el río, por lo que cogimos el ferry antaño gratuito y hoy a 4 baths, que es lo mismo la verdad y tras pasar al lado opuesto nos dirigimos al cercano complejo donde se encuentra el Wat Pho, más conocido por ser la casa del Buda Reclinado, mostrado así en sus últimas etapas, más contemplativo, si cabe, o perezoso.

 

El complejo, de nuevo, resultó arrollador. Y esta vez el highlight del gigantesco buda se podía ver calmado y muy bien. Como es sabido casi por partes porque donde y como está resulta imposible abarcarlo todo, salvo por el típico ángulo que todo el mundo hace y nosotros no somos una excepción.

DSCF9629DSCF9631El resto también fue maravilloso, y a las fotos me remito que, como siempre pasa, no hacen justicia.

Terminada la visita el plan era dirigirnos, en una única ocasión, a la “zona moderna” de bangkok. Para dar un vistazo por algun centro comercial de esos mastodónticos, comer en alguno de ellos y, sobre todo, hacer la visita al “central park” de la ciudad, el Lumpini Park junto al que cogimos nuestra primera opción hotelera, que cancelamos después cambiando radical a la zona de la que hemos hablado, la zona de khao san/rambutri.

Bueno establecido el plan nos quedamos en wat pho donde, siguiendo el tema barco, hubimos de desandar lo andado, es decir, volver a cruzar el río hasta el pier de wat arun ya que como recordarás (o no) nuestro naranjito paraba, en la dirección a la que íbamos, que es el sur, allí.

DSCF9619DSCF9576

DSCF9620Así que pim pam pum y ya vamos de nuevo navegando para parar en el neurálgico pier Sathorn, bastante al sur pero que conecta nada más que te bajas con Saphan Taksin, parada de BTS o Skytrain (ya hablaré en la entrada de info. práctica de todos los medios de transporte). Cogimos el BTS (que resulta chocante el precio, viniendo del barco, aunque recuerdo, para nosotros todo es barato, de nuevo me remito a otra entrada final, aparte de info.práctica, de curiosidades e idiosincrasia donde hablaré mucho de los precios)

Unas pocas paradas adelante nos bajamos en Siam, punto de nuevo neurálgico para los granes centros comerciales. De hecho desembocamos directamente junto a la entrada del Paragon, probablemente de los más pijos que habré visto nunca

20180103_160636(Pero sin superar ni en pijería ni en encanto al Pavillion de Kuala Lumpur). Dimos una vuelta curioseando y un tanto desubicados tanto en vestimenta como actitud e incluso, todo hay que decirlo, olor corporal, ya que veníamos non stop de jornada turistera tropical y el personal que se veía por ahí es de revista vogue en chinorri (contrastes brutales en estos países).

Finalmente nos dirigimos, que la ocasión la pintaban calva, al foodcourt, osea, la planta del papeo, para el único, digamos, objetivo serio de nuestros viajes, pequeño aparte que siempre hago en pro de la investigación y Luk, a quien no se le pue querer más, me secunda, a saber, seguir en la búsqueda del mejor Whooper del mundo.

DSCF9697Para quien también sea serio y riguroso en esto de la investigación científica, que sé que los hay 😜 decir que en volumen y apariencia “hamburguesera” este es de los mejores, el pan delicioso, y el contenido generoso, fresco y crujiente. La carne, no obstante indicaban 100% beef australiano, no me pareció nada del otro jueves y no supera a la Jalal de Malasia, aunque diría que la mejor, con dudas, sigue siendo Roma. Luk no se puede pronunciar porque se fue por prudencia estomacal al long chicken, ergo ella sigue poniendo en la cima al mencionado malayo.

En fin, hecha la publi a Burger King, (ni sabe el friki que ha creado, junto con mi tia Toñi que me llevó al primer Whooper de mi vida). Salimos al ambiente humedo y bochornoso de nuevo de la calle para darnos una buena caminata a ras de suelo hacia Lumpini Park.

Nos costó pero llegamos, y ese ambiente de los pulmones verdes de las grandes ciudades que tanto nos apasiona nos recibió con mogollóm de gente haciendo footing (si, soy un clasicón) y Luk me sorprendió de repente uniéndose al ambiente y haciendo una carrerita… el tiempo de darme cuenta que lo que hacía era huir, ella con más mieo que 15 viejas, que dicen en mi tierra, de un varano que es como una lagartija, pero del tamaño de un cocodrilo. Y, por lo que veo, archienemigo de mi heroína.

DSCF9709DSCF9712Ayer me dijo, “yo el momento más tenso de este viaje ha sido cuando me acerqué a tí a decirte nosequé y veo que hay un varano mirandome fijamente, y no sabía qué estaría pensando”…. sin palabras, hay cosas que no tienen calificativo 🤣.

Disfrutamos del parque

DSCF9701DSCF9715DSCF9722DSCF9724y calculando la hora del transporte fluvial que nos acogía en la jornada, salimos a Silom, parada cercana tanto de Metro como de Skytrain para tomar este último hacia Sathorn de nuevo y, ya de noche, navegar río arriba hasta Pra Arthit,

DSCF9737DSCF9736para terminar paseando de nuevo por la hermosa Rambutri village y cenar en un coqueto lugar casi enfrente de nuestro hotel que ya habíamos catado el día anterior en el almuerzo. Ahí empezó mi escalada hacia el paraíso del Smoothie, como diría aquel, aquí en Thailandia es que no tomo otra cosa oiga!.

Y bien, con eso acabó la jornada así que a dormir que el día siguiente va a ser, y fue, una bendita locura.

Hasta entonces!

Tailandia 2. Ahora sí!

Tailandia 2. Ahora sí!

Todos nuestros viajes tienen algo en común. Parecerá una perogrullada pero no lo es en absoluto. Lo que tienen en común es que viajamos nosotros, lo que significa: que nos pasan cosas que no nos pasarían, de todo tipo, si no fuera nuestro viaje sino el de otra persona, por ejemplo, el/la diseñador/a del viaje organizado o tour. Cosa que puede ser genial pero probablemente impedirá que surjan sorpresas inesperadas, como siempre nos pasa por ser como somos.
Nota final de la intro: También es verdad que lo que para nosotros puede ser una experiencia molona para otro puede resultar una soberana tontería.

Bueno al lío, que todo llegará. Segundo día en Bangkok, 2 de Enero a la sazón y con la resaca de la jornada anterior, mala excepto el final y como adelanto a lo que va siendo ésto nos levantamos bastante tarde (no sonó el despertador o nuestros cuerpos, hartos de tanto maltrato se tomaron la justicia por su cuenta en forma de sordera).

DSCF9392Cerca de las 9 cuando nuestro plan era estar antes de las 8:30 haciendo cola en el Palacio Real para el highlight top del reino de Siam. Así que megaducha en nuestra estupenda casa por 4 días y abajo que a las 10 cortan el desayuno. Por cierto bastante decente pero nos lo tomamos con calma casi como medio de defensa ante la clara línea ascendente en el tema de salud. Como Luk era la principal afectada por el entuerto se dió al pastelillo con mesura y servidor sí que puso a trabajar a la de los fogones. Si pensáis que lo mío no es calma es que no me conocéis. Cuando alguien exclama “con 2 huevos!” yo pienso, ¿sólo dos?..pocos son.. y es por ello que sospecho que esta gente me trata tan bién más que por mi seductora amabilidad, por mi parecido a Buda, en su etapa final.

Joder que aquí estoy con divagues y la calle esperando. Tira! Y ahí que vamos callejeando por la vida, y entrando en el primero de los mil templos que vemos y veremos por doquier

DSCF9424hacia la zona , digamos, céntrica de la, a su vez, zona histórica o de los templos, que tiene su epicentro en Sanam Luang, inmenso parque junto a la Universidad Thammasat, el Palacio Real y el wat(templo) phra kaew, más conocido como el templo del buda esmeralda. El calor era tremendo pero antes de llegar nos topamos con el museo nacional, que dicho sea de paso y por la cercanía del año nuevo hoy era gratis así que como llevábamos un rato andando, más que nada por el bochorno entramos y nos alegramos sobremanera ya que era francamente hermoso porque como (casi) todo aquí no es un edificio sino un complejo de espacios, jardines, casas, templos y en cada uno de ellos se mostraba una temática.

DSCF9441

20180102_115323-01

20180102_113910Lucre incluso se animó a hacerse una litografía casera japonesa en 4 pasos, interesante e interactivo. Así que refrescados de cuerpo y mente ya sin un claro objetivo de entrar en el  complejo real por la hora y presunción de sardineo en lata aun nos dirigimos a ver qué se cocía por ahí.

Gente pa aburrir, una cola un tanto anárquica, como todo aquí, que se nutría moderadamente ordenada y generosa en longitud, por la banda izquierda, pero que, desembocando en tropel en una arcada de 5 metros de anchura formaba un estuario de gente que, ostia tú, dominaba un solo hombre que, uniformado y a voz en grito iba, cual experto en calidad del último eslabón de cadena de montaje, descartando a hombres y mujeres por no cumplir la estricta etiqueta de vestimenta. A saber y AQUÍ los budistas son el regocijo de cualquier feminista que no esté mosquead@ por vicio, que hay tela, o cualquier amante de la igualdad, que es más sencillo aunque sin subvención, ya que resul(aquí acabo de perder a algun/a lector/)a igual para ambos sexos. Ni hombros ni transparencias ni pantorrillas. Pero con este aparte me he ido del hilo principal, la desembocadura de gente que, sin embargo y por el flanco derecho se nutría a su vez de personas a esa gran entrada pero en un volumen irrisorio. No era “cuele”, como digo en la juntanza podría haber en línea perfectamente 10 personas. Nos fuimos por tanto y como excepción por la derecha y aunque Luk probó primero con pañuelo ligero y tuvo que hacerse a un lado para ponerse la opción b, una camiseta ya que iba en tirantas, Y como en mi caso preveyendo la contingencia de visita final había optado por vaquero y con gran alegría ya que vi como largaba el sargento de hierro a “piratas” que como los mios no mostraban más de un palmo de tobillo, entramos al recinto que, cual Alhambra de Granada, tiene un “rellano”.

Un amplio parque donde pasear antes de ir, ahí ya sí por colas estrictas, a comprar la entrada y pasar al SISOLOTIENESTIEMPODEVERUNACOSAENBANGKOKESESTO. ¿Gente? Pa aburrir ¿Calor? Pa haberse matao ¿Impresión? Es de las jodidas cosas construidas por el hombre más guapas que he visto nunca.

DSCF9467DSCF9462DSCF9465DSCF9458DSCF946320180102_131255-01DSCF9490DSCF9516DSCF9493DSCF9450 Si te gustan los detalles, claro. Si te gustan es imposible ver en un día entero, desde las 8:30 que abren hasta las 15:30 que cierran, todo. No es que sea inabarcable por tamaño, son sus detalles, sus paredes, sus murales, sus tejados, sus estatuas… TODO. Y ojo que sólo hablo del recinto del Wat Phra Kaew, donde lo de menos es el templo en sí que alberga al buda más venerado de Tailandia, cual virgencita con su niño en lo más alto de un lugar donde no se pueden hacer fotos y donde, a la hora/día en que entramos fue un Ostiayomequierosalirqueaquímuero de calor, aplastamiento y hedor humano, creo que ni miré al buda, al menos no lo recuerdo. Pero qué mas da! Alucinante, en serio. Si me permitís un consejo yo haría lo contrario de lo que piensa todo el mundo por esa misma y lógica razón, no vayas a primera hora, me dió la sensación de que tras una hora por ahí, sobre las 14, la cosa se despejaba bastante, así que (supongo que cuando dicen que cierra a las 15:30 será que no se puede ENTRAR ya a esa hora, pero sí permanecer) en fin, estoy divagando en base a una corazonada (jo qué buena frase, casi que resume mi vida)
Habrás notao que no hablo (ahora casi) nada de la zona del Palacio Real. Mola pero tras la de los templos (hablo de zonas por lo que mencioné antes con lo del museo) ya poco impresionaba. Total, que salimos más contentos que un San Luis y nos dirigimos al río para usar por primera vez el mejor medio de transporte, sin duda, de los que hemos visto. El barco por el Chao Phraya. Aquí me extenderé un poco a fin de dar información útil. El río que domina la ciudad está infestado de todo tipo de embarcaciones. De hoteles, longtails privados, ferris que en ciertos puntos te cruzan de un lado al otro y, por último y más importante, el metropolitano, con paradas a lo largo de todo el río, en ambos márgenes, y con distintas banderas (para nosotros la mejor la naranja). Hay uno con bandera azul llamado turístico que es más mono que los demás, pasa con muchísima frecuencia y para en todas partes. Pero es más caro, obviamente (caro en términos relativos, aquí TODO es barato).

DSCF9531 Pero el naranja, que para en casi todas y desde luego en todas las populares sale por unos irrisorios 15 baths (unos 40céntimos de euro) y disfrutas de brisa fresca, un ambiente más local y un rato agradable. Cabe decir además que es una forma ideal de conectar la zona de KhaoSan Road con el Metro o Skytrain, que como (creo) ya comenté no hay transporte “moderno” en el casco histórico.
Por ser la primera vez fuimos un poco pardillos y sin querer nos “colamos” ya que aquí todo es muy anárquico. Entramos pensando que se pagaba en el barco pero no vimos cómo. En ruta hice amistad (es un decir) con un simpático local y al preguntarle que cómo pagaba me vino a decir que bueno, que antes, o durante, o después… que total son 15 baths como diciendo que si se te “escapa” tampoco pasa nada. Comor??.

DSCF9535En fin en momentos posteriores ya hemos pagado siempre, a veces en el mismo barco a la revisora a veces antes de subir (hay que esforzarse por hacerlo, ya que antes siempre van a intentar venderte la “linea azul” y cuando le dices que esperas el orange flag casi que ni se preocupan por venderte el boleto. Dentro del barco pasa así a su bola la revisora con un rodillo de esos chinos de papelillos y si le das la pasta te da los boletos, a veces, raras, te lo pide, pero casi siempre no. (Es un caos el barco de gente hasta arriba pero hay que pagar, joder encima que es baratísimo pa nosotros solo faltaba que no contribuyamos con la economía local).

En fin que nos bajamos en “nuestra parada”, phra athit, que está a 10 minutos andando de nuestro hotel que, por cierto, no está, afortunadamente y por eso fue nuestra elección, en pleno meollo de KhaoSan,

DSCF9545-01DSCF9539-01sino junto a un canal y mucho más tranquilo (digamos que el centro mundial del mochilero, Khao San Road, locura de la que hablaré en la próxima entrada, va bajando en intensidad conforme las calles paralelas van al norte, con la fantástica Ram Butri y dos o tres calles más nuestro hotelito.

Llegamos sobre las 5 de la tarde y no quisimos relajarnos demasiado. La salud iba viento en popa así que decidimos improvisar un paseo…. y ahí comienza nuestra aventura.

En todos nuestros viajes siempre llegamos a algún lugar donde decimos “…y aquí es donde nos matan”. Pues bien, nos dio por bajar en, más o menos línea recta, hacia la zona de chinatown, un trayecto que google maps estimaba en 1 hora. Sin pensar que no es lo mismo andar bajo bochorno de la noche que empieza a aparecer y el cuerpo molido de turistear toda la mañana. Miramos el mapa y como vemos una zona “marroncita” tú sabes, que usualmente indica algo peculiar o histórico decidimos ir por allí…

..había pistas de lo que nos íbamos a encontrar, goteo cada vez más incesante de indigentes, personajes de todo tipo.. oscuridad, lugubrez… gente rara, y llegan las putas. Pero no ese ambiente festivo que se (presume) en el Soi Sukhumvit, con casas de masaje con final feliz, luces y ladyboys entre guiris bebiendo birras. Esto era el siniestro lupanar local, o lo parecía. De los de gatos saltando de tapaderas de lata de bidones de basura, pensamos, será un tramo. Pero vaya si se hizo largo, a lo que vino el bajón físico de piernas y nos dimos cuenta que el plan era un epic fail, ni íbamos a llegar a chinatown ni ganas. Finalmente desembocamos en el mercado de flores que de día debe ser una gozada pero ya a esa hora era de puertas traseras. Miramos de nuevo el mapa e improvisamos alternativa. Vayamos hacia este parque, que está junto al río y volvemos a la vida iluminada. Una rata del tamaño de un avestruz nos recibe en el parque como diciendo…por aquí no. Más personajes y en ese momento, más por animar a Luk que por convencimiento le digo. A ver amor, piensa: Qué ocurre siempre que en un viaje nos creemos sin norte ni perspectiva?.. Que sucede el GRAN momento para el recuerdo, la anécdota del viaje, el momentazo que de otra forma no hubiera llegado.
No pareció muy convencida. Yo tampoco pero trataba de ocultarlo.

Ostia si no termino metiéndome en un garito pa tatuarme en Thai “soy el puto nostradamus”.

Llegamos al río y pareciera todo muerto y medio industrial. En el pier, vacío, comprobamos que el último barco ya había pasado así que nanai. Había unos buses por ahí y le pregunto al conductor de uno si alguno de ellos va cerca de Khao San. Me hace unos gestos que intuyo despectivos y pasa de mi. Seguimos andando y llegamos a una especie de centro comercial destartalado (creo, de nuevo, solo por la hora) siguiendo el curso del río y mientras Luk va a un WC se me ocurre una idea peregrina. A saber. Aun no hemos cogido un tuc-tuc. Regatear no es lo mío en absoluto e imagino clavada, no es nada del otro mundo pero hubiera supuesto un fin muy convencional de la fiesta, así que mirando a 3 viejas, dependientas de algún sitio a punto de cerrar comiendo en plan la puertademichabolo decido hacer algo que sí se me da bien. Comunicarme con humildad y simpatía en cuanto encuentre el objetivo adecuado. Para obtener información delicada e incluso provocadora según había leído en blogs.

Así sale del baño luk y seguimos paseando mientras yo en modo Terminator escaneo y de repente en un restaurante veo asomar una linda y joven moza con pinta de buena persona. Le digo a Luk, un momento que ahora vuelvo, voy a preguntar una cosa. Entro y tras mi mejor sawat di krap con genuflexión budista incluída le digo, traducido del inglés, hola, perdona pero es mi primer día en bangkok y quisiera preguntarte algo que puede resultar incómodo (pausa para que se genere una ligera ansiedad que rápidamente libero) me preguntaba, ya que nunca he cogido un tuc tuc, cual sería un buen precio de esta zona a Khao San. Recalco. Un puen precio para ambos, para mí y por supuesto para el conductor. Se queda un poco traspuesta, me pregunta que cuántos somos, le digo 2 y le insisto. No quiero ponerte en un compromiso. Como te digo asumo que soy turista, no local, y que sea un buen precio para el conductor, simplemente es que estoy totalmente a ciegas, una aproximación.

La chica parece que pregunta a otro orondo joven que es el cocinero del restaurante ya con la cocina cerrada sentado a una mesa. Hablan, él le dice Chai (sí) entre otras cosas y de repente me dice que como soy turista van a querer cobrarme caro pero como es año nuevo su compañero nos lleva. Comor?? No acierto a pronunciar el primero de mis muchos  Kop khun krap (muchas gracias) sin atreverme a preguntar, por supuesto, cuánto me va a cobrar o igual sospecho que capaz nos lleva por puro gesto altruista.

Me añade al final que es en moto… esto… gracias mil de nuevo, por mí genial pero he de preguntarle a mi mujer que no sé si se atreverá (entre el chaval y yo casi que ya no cabríamos en el scooter, no lo veo claro) salgo y le cuento la peli que aun no sabemos si tiene final feliz o en el hospital y luk duda un poco pero mientras nuestro amigo se quita el delantal y el baulete de la moto sorprendentemente dice.. pofale.

Bueno, a ver cómo lo explico. Un asiático de 100kilos, pongo en medio a Luk para que en caso de talegar se cubra con los 2 faletes, y en el transportin voy yo, cusha!! Sin cascos obviamente por la noche de bangkok por la línea que separa los 2 sentidos, en contramano si hacía falta y pitando a diestro y siniestro en un tráfico de locos, de locos porque frenar un cacharro de esos con el peso que lleva encima es harina de otro costal. En el único semáforo que se para nos pregunta de dónde somos, yo creo que por comprobar si la sangre nos circula. Finalmente para en la avenida donde está el monumento a la democracia, con sus imágenes de la familia real, lo que tiene que ver con esto, junto a Khao San Road y claro yo le doy las gracias y me echo la mano al bolsillo y me dice que no, que nos trae gratis, mira a una imagen y dice “for the king” (por el rey) que casi creo estar ante Samsagaz Gamyi. Me deshago en alabanzas no ya por el gesto, que es impagable, sino por la experiencia, maravillosa. Por supuesto no le dejo irse sin hacernos una foto y desearle todo lo mejor para él y su compi. No creo que el plan nos lleve por esa zona de nuuevo pero si es así a ese restaurante no podemos dejar de ir. Lamentablemente la situación fue tal que no recuerdo ni el nombre ni la posición exacta para buscarlo sin estar in situ.

En fin, con el final del día perfecto sólo nos quedaba visitar por primera vez la locura de KhaoSan, un poco el Jalan Alor de Kuala Lumpur pero con más neon y por supuesto, como todo Thailandia, más guiris como nosotros (realmente recuerda más a Bukit Bintang de la capital malaya).

DSCF9566-01DSCF9559 Seguimos hasta el canalillo que flanquea nuestro hotel para tomarnos unos zumos revitalizantes y poner fin al día, primero de los buenos, en Bangkok.

DSCF9569El que no pegara ojo y fuera yo el que al día siguiente me despertara tiritando y con fiebre es otra cosa, pero ya adelanto que todo vien…to en popa!

Pero eso es hoy, osea, el próximo capítulo, que llegará…cuando tiempo halla.

“La khon phueng!”…algo así como Adiós amigos!

DSCF9557