Canadá 2017. Última entrada. Día 14 (y algo del 15). Redondeando, 1000 islas

Y llegó el (casi) último día. Dedicado a una única actividad.

Hay que tener en cuenta que un día después debíamos dejar el coche antes de las 10 en el aeropuerto de Montréal, con lo que nuestro objetivo era ir a un lugar no muy lejano de esa ciudad, un lugar tranquilo donde poder preparar la vuelta y no madrugar demasiado para la maratónica jornada de viaje.

Ese lugar fue Cornwall, a una horita del aeropuerto Pierre Elliot Trudeau, lugar que ni visitamos, ya que elegimos un Motel típico de carretera a la entrada del pueblo. La ruta, por otra parte, desde Niágara eran unos 600 kmts. y en medio teníamos la última actividad prevista, desplazarnos hasta Ivy Lea, un precioso puerto de Gananoque, en el río San Lorenzo, y lugar de salida de alguno de los cruceros que muestran el asombroso paraje conocido como las 1000 islas, un archipiélago ubicado en el mencionado río (recibe ese nombre, aunque en realidad hay unas 1700). Hay muchos cruceros y muchos lugares de donde salen, ya que el archipiélago lógicamente es inmenso (de nuevo hace frontera con USA con lo que algunas islas son canadienses y otras estadounidenses) pero nosotros escogimos el de Ivy Lea porque dicho crucero pasaba por el Castillo Blodt, del que hablaré más tarde.

La gracia de estas islas es que por muy minúsculas que sean casi todas tienen su/s casita/s. Imagino que los propietarios las tienen como recreo porque veíamos a mucha gente en ellas y desde luego no parece que sea un lugar para vivir todo el año, pero quién sabe!

En fin, teníamos visto que salía un barco a las 14 y otro a las 15:30, por nuestro plan nos interesaba pillar el de las 14 y comer luego (duraba 1 hora) en el peor de los casos comíamos antes y hacíamos el segundo, ya si perdíamos ese no nos daba tiempo a hacerlo en otro más tarde.

Con esa idea salimos de Niágara, y a medida que avanzábamos, sobre todo en el tramo donde debíamos cruzar de nuevo todo el área metropolitana de Toronto, sabíamos que íbamos a llegar justos. ..y tanto, que cuando llegamos al puerto ya estaba el barco a punto de salir!! Nos pegamos un acelerón y preguntamos si aun nos daba tiempo a comprar el pase. Peggie Sue miró por la ventana y dijo…justitos, a las 3:30 hay otr…..si si, pero este?…venga va. Corriendo fuimos al muelle y subimos a bordo. Bien! Por los pelos. Todo esto lo cuento por lo que pasó después. Pero antes…

…las 1000 islas. No voy a contar aquí nada, porque las fotos se explican por sí mismas. Baste decir que disfrutamos mucho de la excursión. .. Ahora volvemos!

20170703_14153220170703_142623DSCF9151DSCF9121DSCF9122DSCF9124DSCF9150DSCF9100DSCF9130DSCF911720170703_142638DSCF9129DSCF9106DSCF9111Y especialmente impresionante el Castillo Boldt

DSCF9142DSCF9146DSCF9154DSCF9160DSCF9158DSCF9148Cuando volvimos, comprobamos lo afortunados que fuimos, ya que al atracar nos esperaban 8 autobuses cargados de chinos y una interminable cola para el barco. Obviamente si llegamos 5 minutos tarde aun hubiéramos entrado antes que ellos, pero tendríamos que haber estado un buen tiempo guardando sitio, aparte de ir como sardinas, que no sé cómo cupieron todos en el barquito, en lugar del agradable paseo moviéndonos a nuestro antojo. De nuevo, la suerte nos sonrió.

20170703_153352.jpg

Cuando emprendimos de nuevo la ruta, paramos a comer en un Swiss chalet, una cadena de comida rápida pero que hacen pollo asado que, dentro de lo que cabe, no estámal. Llegamos a nuestro Motel y la tarde dió para un cafelito y poco más. Preparativos y temprano al catre. Al día siguiente todo fue según lo previsto. Entregamos el coche, todo bien. Los dos vuelos, Montreal Newark y Newark Madrid sin contratiempos, con la única pena de estar de nuevo tan cerquita de mi amada NYC pero sin tiempo para saludarla 😦 y finalmente aterrizamos un día después por la mañana en Madrid, 5 de Julio, cumple de mi amor y compañera de viaje en todos los sentidos.

El resto es un viaje en coche hasta casita, una llegada reventaos y un sueño laaaaaaaargo

Probablemente en breve haga una entradilla resumiendo la experiencia en las 2 canadás (el viaje de 2014 a la costa oeste y el presente a la este) con consejos varios y cosas útiles. Esto sirvió simplememte para compartir con quien guste un poco de lo que sentimos cuando nos damos nuestros garbeos y, si viene bien para dar ideas, estupendo! Si se ha conseguido alguna de estas cositas doy por bueno el diario que acaba con este

punto.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s