Canadá 2017. Días 8 y 9. En la capital.

Agrupo de nuevo los 2 días que pasamos visitando Ottawa para acelerar el diario, amen de que en verdad podría haber sido uno sólo ya que la lluvia hizo que ejercer de guiris se limitara a las mañanas de ambos días, dejando la tarde para relajarnos en el apartamento.

La primera mañana que amanecimos en Gatineau debatimos si ir a la capital de Canadá en coche o andando. Como se puede observar en la entrada anterior nos separaban 3 islas, oséase, 4 puentes. El camino, eso sí, era agradable ya que dichas islas eran parajes naturales y la ruta eran carriles. El siempre útil google maps nos indicaba un tiempo estimado de hora y cuarto desde casita hasta el parlamento, punto estratégico para comenzar el visiteo. Sabíamos que dicho tiempo se incrementaría notablemente ya que nuestra marcha no era pragmática sino con cámara en mano y cara de bobo, la habitual por otra parte.

Finalmente como ya se intuye optamos por el espíritu andariego, ya que no nos queríamos quedar sin disfrutar de lo que la naturaleza nos ponía cerquita.

DSCF8671DSCF8676Disfrutamos, si, y no se hizo pesado (a la ida) sino al contrario, el caminet. Los recovecos del río vasto y plagado de verde eran un hermoso acompañante, viendo además algunos bichejos que si bien no son nada exóticos sí que alegran la vista a los que gustamos de la naturaleza. Con el último puente apareció el skyline de Ottawa, bastante british, por cierto.

DSCF8678Y hablando de british, en dicho puente acababa el estado de québec y comenzaba el de ontario, con lo que, de hecho, el francés se tornaba en inglés (aunque cerca de un 30% de Ottawa se considera francófono, y por eso precisamente la reina Victoria la hizo capital; por ser, digámoslo así, la ciudad donde más “buen rollo” puede haber entre ambas comunidades culturales).DSCF8684DSCF8685

En lugar de seguir un orden cronológico lo haré geográfico. Vimos 3 “espacios” claramente diferenciados de la ciudad.

DSCF8721 El “monumental”. Parlamento y alrededores. Desde el museo de bellas artes, donde está la famosa araña, hasta el mismo edificio gubernamental, con el famoso Chateau Laurier, (hoy hotel Fairmont), el Mayor’s hill park y las exclusas sobre una de las desembocaduras  del río Rideau, que separa la ciudad por la mitad. Especificar que el parlamento como tal no es un edificio, son 3, el parliamemt hill, el bloque este y el central con su reloj y biblioteca. Éste último, el más conocido, no pudo ser fotografiado como la pobre luk hubiera querido porque con los fastos del 150 aniversario del país (no lo he dicho? seguimos de fiesta!) que tendrá su culmen el 1 de Julio había tremendo escenario justo en medio de la plaza. En cuanto a la visita en sí coincidimos con, supongo, un acto del presidente o por el estilo porque había cortadas varias calle, poli y guardaespaldas a tuti y de repente apareció una comitiva de esas que solo ves cristales tintados y motos por un tubo. Más tarde frente al memorial a los soldados caídos unos señores muy trajeados hacían sus cositas, uno tocaba la gaita y había más medallas que en los juegos olímpicos. Nada sorprendente desde que en venecia viéramos a Michelle Obama entrar en barca por un lao de la iglesia de san marcos así sin esperarlo.

DSCF8690DSCF8693DSCF8704DSCF8729DSCF8702DSCF8716DSCF8713Vamos al segundo encuadre. Norteamérica. El downtown, zona financiera o como se le quiera llamar. Rascacielos, cuadrícula, centros comerciales y básicamente la imagen que se tiene de las grandes ciudades norteamericanas. Nos sirvió para parapetarnos de una lluvia torrencial que vino sin avisar y en un Tim Hortons con un cafelito de esos que se crean en los fuegos del monte del destino, en Mordor casco antíguo, bichear en internet en qué medio de transporte haríamos la vuelta, cosa harto complicada porque habrá que recordar que el traslado era de una ciudad y estado a otro distinto luego había que, cual aventurero buscador de tesoros caribeños, superponer 2 webs de 2 entidades de transportes con 2 mapas de rutas. Al final encontramos lo que buscamos y quedó archivado en la mente de luk, que la mía da pa muy poco y ella es un pentium octacore para tales menesteres.

DSCF8698(de esa zona no hay fotos por lo que comenté de la lluvia, ésta es la única que apunta maneras)

Con los deberes hechos, y como paró la lluvia fuimos, y vamos, al tercer espacio.

El mercado: Más que un mercado es un barrio, lleno de puestos, tiendas, bares y demás, extremadamente bonito y agradable para las piernas y la vista. Y lugar perfecto para, llegada la hora, comer.

DSCF8737DSCF8734No mentiré, no comimos. Vimos un par de sitios que nos parecieron caros para lo que ofrecían y terminamos en un McDonalds ingiriendo mierda de colores que engaña, por poco tiempo, al despistado hambriento. Al salir Luk, que ya desde España venía con la fijación, tanto del manjar como del lugar, me llevó en volandas a por una Beavertail, algo que se comerían todas las believers sin pudor (disculpen este chiste de mal gusto pero estaba a huevo) una cola de castor que tras comérnosla comprobamos que era masa de churro, del nuestro (de masa, no de papa) coronado por las más variadas coberturas. ¿Estaba bueno? SIN DUDA. Para chuparse los dedos. Hoy escribo desde toronto y me falta tiempo pa buscar donde puedo jalar aquí tal manjar de tres en tres.

DSCF8744Bueno, visto que el tiempo amenazaba pero no golpeaba, y que dicha zona del mercado estaba cerca de nuestra conexión de carril bici hacia el hogar temporal, nos fuimos de valientes. Al final tuvimos suerte ya que un ligero incidente del que no daré información aquí fue mejor solucionado que si hubiéramos ido a donde el bus de turno. Un poco de agua, pero sin hacer pupa, nos acompañó por momentos, y hasta tuvimos la suerte de ver un cervatillo un tanto, lo normal, asustadizo.

20170627_162809DSCF8746Con esto acabo el primer día ya que la entrada tiende a alargarse.

A la mañana siguiente desayunamos en el apto. con lo que habíamos adquirido en cudeiro’s desavío mas algun resto de lo comprado en la ruta desde québec,

DSCF8748cargándonos de energía para la última visita a Ottawa, en este caso en coche pues era bastante lejos del centro.

Como expliqué más arriba, la ciudad está dividida por el río Rideau, y éste así como su entorno natural ha sido respetado unos cuantos kilómetros al sur, en lo que son 3 parques adyacentes,

20170630_180323Mooney’ s bay, Hoog’s back park y Vincent Massey park. Aparcamos en el centro, en Hoog’s donde hay unos rápidos la mar de monos, y empezamos el senderismo hacia el norte, a Vincent, echando la mañana de paseo, disfrute de la naturaleza y viendo la cantidad de gente que sale a disfrutar de slos espacios que ofrece su ciudad, terminamos la ruta ya a la hora de comer en Mooney’s que tiene la peculiaridad de ser una playa (fluvial, claro está). No impresionaba demasiado pero es normal viniendo de donde viene uno, al pan pan… DSCF8774DSCF8755DSCF8762DSCF8778DSCF8750

DSCF8782DSCF8769DSCF8779DSCF8786…y al walmart. Decidimos aprovechar la más que decente cocina y comedor del apartamento para ir al super de los freaks norteamericanos a reponer existencias alimenticias y ver si comprábamos ingredientes o algo cocinado si tenía buena pinta, nos fuimos a Gatineau de nuevo y disfrutamos en el hiper de lo lindo, si nos gusta ir al carrefour no te digo ná uno con productos diferentes, máxime recordando anécdotas anteriores en dicha cadena. Nos sorprendió de nuevo lo curios8 que son los distintos mercados, cómo artículos que en españa valen 2 duros aquí son prohibitivos, y viceversa. Por ejemplo un paquete de lays puede costar el equivalente a 3 euros, pero 3 paquetes de werters original un euro y pico. Obviamente pillamos caramelos y en vez de papas fritas, pringels marca blanca a unos 70centimos (de euros, eran 0,98$cad).

En cuanto a comida, en la sección de precocinados vimos una empanada de carne con muy buena pinta. Dudamos porque eso puede engañar un huevo pero vamos, nos arriesgamos y porsiaca cogimos una pizza fresca.

Acertamos con ambas, la primera lunch la segunda dinner. Riquísimo, y sano (cuando digo sano digo que entra bien) ya que aquí en cuando comes churriguarradas el estómago te avisa enseguida.

DSCF8793La tarde de nuevo repetimos la operación del día anterior. Las nubes llegaron puntuales lavando el coche y cuanto se pusiera debajo. Algún respiro para un breve paseo por el barrio pero poco más.

Y con esto acaba la experiencia a ambos lados del río Ottawa. Es una ciudad que tal vez no es muy conocida de cara al turismo pero que merece la pena, bajo nuestro punto de vista, visitar. Si me dan a elegir entre Montréal y Ottawa, sin duda me quedo con la última (también influye el hecho de que, aunque Canadá en general es muy “amable” prefiero la idiosincracia sin duda del lado britishcanadiense antes que del francocanadiense). Soy antirreligioso en general, pero sin duda el catolicismo, a nivel cultural, ha traído más mierda que el camión que pasa a las 4 de la mañana.

Nos vemos en Toronto!!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s