Canadá 2017. Día 4. Nacionalistas por casualité

En todos los diarios de viaje que, creo recordar, he escrito, he dejado constancia de un factor omnipresente en nuestros periplos. Dicha constante es la suerte.

Cierto que la suerte es verdaderamente subjetiva. No por nada cuando decimos suerte entendemos, sin tener que añadir el plus de “buena” o “mala”, que es positiva. La suerte es, pues, lo que te toca sin esperar; cómo lo canalices, eso ya es cosa tuya. Esto que cuento, que parece de perogrullo, es un tip para aquellas personas que, en lo que estamos por ejemplo, viajes, suelen tener mala suerte. Piensen cuánto de desgracia es, y cuanto pueden controlar, tal vez conviertan lo que creían un funesto sino en una divertida aventura.

Fin del onanismo. Al lío.

Llueve, detrás de los cristales llueve y llueve, sobre los chopos medio deshojados, sobre los pardos tejados… sobre los campos llueeeveeee (letra y música del nano Joan Manuel). Llueve tela, mirusté que mala suerte, teniendo en cuenta que lo que toca es bajar con las maletas, ir hasta la parada del bus 747, esperar quién sabe si al amparo o no, llegar hasta el aeropuerto y pillar el coche de alquiler para empezar el road movie. Todo muy oportuno. La lluvia va y viene, a cubazos. Parece que da tregua. Le damos? Síganme los buenos!!. A ritmo sincopado? Venga. Dale Alesín:

Despedida cariñosa. Cuatro gotas hasta el bus. Aguanta, que no viene. Venga que va a caer de nuevoenciende ¿el qué?un piti, que seguro, como siempre, aparece… Ahí llega!. Monta bus suelta maletas sienta queda media hora llueve, detrás de los cristales llueve y llueve, suerte la nuestra, lluvia hace hora viaje aeropuerto ya bajamos cigarrito ahora tranquilo pa alquiler de coche vamos -vous voudré le gps? Yo ya tengo eso en la mano. No mercí -el coche vuestro ya lo lleva integrado saco pasta como siempre. No lo quiero, ta enterado? Otro coche mismo precio más grande nos ha tocado. No tanto como estos montruos pero un SUV. Llave en la mano…

…con la lluvia aceleramos…

…salida aeropuerto lluvia constante salida ciudad lluvia más fuerte salida autopista lluvia horrorosa no se ve un pijo afloja o nos damos para vuelve afloja se inflama suputa que lluvia canelita en rama se corta paramos relax on the side seguimos llovizna parece da tregua quebec ya esta cerca paramos comida tim hortons camino qué asco! comida basura nivel inhumano último tirón entramos ciudad mon dieu maravilla casonas de ensueño parques verdes gente agradable hotel ya llegamos maison que es mansión preciosa, coqueta aparcamos el coche dejamos maleta un breve relax de nuevo pabajo descubriendo te

ner

u

na

suer

te

del

ca

ra

jo……

….

24 de Junio. Día nacional de Quebec. Féte nationale de Québec. Las celebraciones comienzan el 22…

…acabamos de bajar y es la tarde del 23…. y se…

…NOTA: Canadá es bilingüe. Why? Pourquoi?.. Pues básicamente porque no lo es. Lo qué? Lo cuá? Lo what?. Muy poca gente en canadá es bilingüe. Lo que ocurre es que por su historia de país de nuevo mundo, ergo, colonizado, unos estados actuales (fundamentalmente la zona Acadiana y el estado de Quebec, que es lo que nos ocupa) son francófonos, y el resto hablan inglés. Y cada uno de ellos son muy suyos con lo suyo. Para respetarsus oficialmente las 2 son lenguas pero, y aquí nos acercamos al tema en cuestión, el estado de Québec tiene un fuerte sentido patrio y existe un sentimiento soberano independiente, enormemente relacionado con la francophonie. ¿nos suena de algo? Pues sí. La única diferencia de la Diada catalana con la Féte nationale es que aquí sí que se ha hecho referendum oficial para su independencia de Canadá. Para ser exactos 2. En ambos salió que Non. Pero el tema sigue candente y seguirá.

De modo que la capital del estado se vistió de gala lo que notamos nada más cruzar la calle (estamos justo a la entrada del meollo, el hotel es perfecto) toda vez que la poli, no he visto más en mi vida, nos registró (con enorme simpatía, eso es una constante aquí) por primera de muchas el bolso y dio paso al casco antiguo, blindado a lo bestia. Banderas, flores, luces, todo engalanado con le blanc, le bleu y le fleur de lis (blanco, azul y la flor de lis, colores y emblema nacional. Montaje de escenarios, puestos…todo ello en una ciudad que rebosa belleza y tiene su top (hasta ahora) en le chateau frontenac y su paseo sobre la ciudad baja. Postal de la cité. Callejuelas más propias de europa y un ambiente a medio camino entre británico y alemán. Blanco y en botella, francés.

Con el cielo amenazante pero sin atacar saboreamos este primer encuentro con el pensamiento de que éste es el tipo de ciudad que nos gusta. No inmensa pero apta para el paseo, el banco, el café o el cigarro. Tiene mucho encanto. Y sin duda es la primera vez que verdaderamente parece que estoy en europa, al otro lado del charco. Montréal, aun con el mismo aire francés, era bastante más “americana” pero Quebéc rebosa “savoir faire” por dondequiera que sea.

De todas formas mañana me centro en la parte más turística, os dejo unas pocas fotos y vamos al tema que dejé de la suerte, la fiesta nacional y los fastos.

Tras el primer vistazo turístico y aun con amenaza de lluvia nos acercamos a, algo así traducido como los altos de abraham, un grandísimo parque que bordeando el río en la ciudad alta sale de la cudadela, de la que hablaremos pasado mañana, y casi que se extiende, con varios nombres, por todo el sur hasta el final de la ciudad. Vamos subiendo la cuesta y de nuevo al fondo se ven barreras, polis..segunda vez que revisan bolsos, esta vez parece más lógico ya que lo que hay detrás es, o parece, un concierto, un escenario tremendísimo y un montón de músicos pero, misteriosamente, muy poco público. Por supuesto antes de todo esto ya nos habían repertido por la calle la senyera en versión quebequense. Bandera que, como se contará, al final de la nuit era ya nuestra seña y al grito de !je me souviens! éramos casi de la kale borroka

Bueno, tras un rato nos damos cuenta que no hay poca gente, hay mucha…para ser un ensayo. El concierto empieza a la noche. Trés bién! Así que nos vamos dando un paseo por el parque hasta nuestro hotelito, perfectamente ubicado para todo, como ya comenté

…y vuelta al concierto. Ahora sí. Gente a tope y, aunque no conocíamos ni a los músicos ni a los temas, al contrario que el personal que se flipaba como es normal, disfrutamos un montón comprobando, a todo esto, lo diferentes que son de nosotros. Lo primero unas banderitas que repartían por ahí animando al disfrute sin, o con moderación, de alcohol. Para compensar supongo, regalaban red bull a todo el que quisiera, y para el tamaño del evento y la plaza, donde en nuestra patria habría barras kilométricas aquí había un par de puestos con pepsi y agua. También habían algunos muchachos con bandejas con vasos de cerveza, pero vamos, casi que ni se fumaba, pero el ambiente era brutal, buen rollo, banderitas y, eso fue un puntazo, en las pantallas aparecía cual karaoke la letra de todo lo que se cantaba, con lo que al final hasta nosotros nos metimos en el rollo. Luk con mucho acierto decía que parecía lo que vemos en eurovisión. Pero con buena música.

A cierta hora, y se veía venir porque se fueron juntando todos (el concierto era de un viaje de artistas que iban entrando y saliendo) y en un momento ya tipo we are de world.. pum chas kaboon!! Los fuegos artificiales. Ahí lo llevas. 2 días 2 conciertos (el tercero también, pero eso es otra historia)

con la melodía de alguna canción que ya no recuerdo y nuestra banderita blanc et bleu nos fuimos recogiendo al hogar temporal. Al día siguiente nos íbamos de excursión y ya era tarde.

Mañana, más.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s