Singapur y Kuala Lumpur 6

Terminamos, ya varios días después de la vuelta, con este diario para detallar cosas pendientes de Singapur, así como ofrecer unos tips a aquellos que quieran viajar a alguno de estos países (no sé si valdrán para otros del sudeste asiático, pero supongo que en su mayor parte sí).

 

En cuanto a la ciudad (Singapur) en sí, resulta evidente para cualquiera que escriba en Google su nombre y le dé a imágenes que el gran hotel y centro comercial (con su casino) Marina Bay Sands es el principal reclamo y “must see” del lugar. A este gran complejo hay que añadir, en lo que sería la “parte trasera” el Gardens by the bay, llamado, en mi sevillanismo, “los champiñones” con poco acierto, todo hay que decirlo.

20160102_193138

El centro comercial, como casi todo lo que se hace por allí, es una maravilla arquitectónica y más nos pareció cuando, la primera vez que entramos, pasando por el bellísimo puente espiral donde una pareja de casados se hacían unas fotos tan frikis como de moda (es curioso como cada vez más el hipsterismo, por llamarlo de algún modo, quicir, lo raro hecho moda, invade nuestra cultura. Dentro de poco los frikis serán los que “no son frikis”, no sé si me explico).

20151229_205607

En fin, que ahí estaban los 2 chinos vestíos de guapo con sus espadas láser y nosotros entrando en el centro comercial que nos ocupa y donde, que es a lo que iba, vimos una escalera que apuntaba to the roof y allí que fuimos y qué gozada oiga!!. Y aquí viene un TIP.

20151229_205033DSCF7604

RESPETO: Como en tantos países fuera de la órbita “latina”, el concepto de bien colectivo, de respeto a lo común, es palpable en cualquier parte. No ya en el simple hecho de no encontrar basura tirada por la calle y más allá de la tan conocida norma que prohíbe comer chicle en la misma, o escupir, la sensación de que todo está limpio, cuidado, respetado, es una auténtica, como decía un párrafo antes, gozada, y es que en el parking del McDonnalds de Huelva hay más mierda que en todo el centro de Singapur, y no pasa nada oiga, que lo limpie quien le toca, que pa eso les pagan, es nuestro lema.

…país.

 

Bueno a lo que iba. En lo alto del centro comercial grupos de chavales, parejitas, se reunían para comer alguna que otra cosa, ver como se hacía de noche y el maravilloso skyline de la ciudad se iluminaba, o simplemente paseaba, como nosotros disfrutando del excelente clima una vez que el sol se ha puesto y las brisas propias de la época hacen su aparición. Esa azotea rodea todo el centro comercial y, si la sigues hasta el final, comunica éste con el gran hotel y, más allá, con los jardines, muy llamativos pero que, para nuestra opinión, un paseito y santas pascuas.

DSCF7911 DSCF7926

Hablando de parques, climas y demás, voy con otro TIP.

 

CLIMA: Esto vale tanto para Singapur como para Malasia, y ojo, sólo puedo hablar de la época donde hemos estado, Diciembre/Enero. Aunque sospecho que, estando prácticamente sobre la línea del Ecuador pocas diferencias han de haber. Igual no y las corrientes de aire mundiales y, especialmente, los monzones, pueden cambiar el tema una barbaridad.

 

El clima, decía, es puramente tropical o, lo que es lo mismo, caluroso sin pasarse (para un andaluz, ojo) pero extremadamente húmedo. ¿Esto qué significa?. Ropa veraniega a tope y, si tu ritmo es muy lento, con muchas paradas, interiores-exteriores… es muy agradable, o si tu ritmo es algo elevado (un buen paseo turístico) te vas a hartar de sudar como un cochino pero, eso sí, en cuanto te relajes un poco la propia temperatura secará dicho sudor y estarás como nuevo. Lo que viene siendo una sauna a baja temperatura constante.

 

Después está el tema de las nubecicas y la lluvia. Ay qué caprichosas!. Estás con el solato y la gorra para no quemarte la calva y de repente aparece el apocalipsis por estribor, cae la de dios y una hora después estás de nuevo tranquilamente en un día despejado, o con claroscuros. Así tienen la vegetación que tienen, claro. (Aplíquese al mojamiento pluvial lo dicho del sudor, la calle es una secadora por evaporación).

 

Y aunque no es del todo éste un tema del clima, lo meto aquí porque cuela bien. He hablado de la ropita ligera y veraniega, he hablado de parques…. POR DIOS PÓNGANSE REPELENTE DE INSECTOS!!!. … ya ya, me relajo. Importantísimo. El mejor consejo que puedo dar en este diario de viaje es que os olvidéis de la colonia, las cremitas (excepto para la entrepierna tras una larga caminata tropical) y todo lo que tenga olores “sugerentes” y, como rutina, te levantas por la mañana, duchazo, ropita y todo lo que esté a la vista, rociada de repelente de insectos de gran potencia. Aun así algo (sobre todo las manos que, lógicamente, te las lavas para no estar constantemente metiéndote el veneno en los ojos) se te quedará expuesto y los amijitos algun que otro regalo te van a dejar. Como curiosidad, en el metro (por ejemplo) fijáos en las patuquis del personal, como decía el Compae Chipuco “soy vallenato de verdad, tengo las patas bien pintás”. Eso sí, en los hoteles, ventanas cerradas y aire acondicionado, no tiene que haber ningún problema.

 

DINERO: Muchas veces cuando viaja un Español, que tenemos la costubre de dar propina sólo y cuando hay un servicio excepcional, nos choca mucho las “obligaciones tácitas” en muchos paises de los tantos por ciento en concepto de servicio. Tanto en Malasia como en Singapur eso no es un problema. A los precios se les incluye legalmente el 10% de servicio, junto con el 7 o 6% de impuesto (cuando veas un precio, lo normal es que aparezca, por ejemplo. 10$++ , esos dos signos de más te están diciendo que a ese precio hay que añadir el servicio, y el impuesto, con lo que sería 10+1+0,7=11,7$ , si no tiene el ++ es que ya está incluído) ¿Qué significa esto?, que no hay que preocuparse de dejar propina en ninguna parte, por muy barato que te parezca (que te va a parecer) determinado servicio o producto, sobre todo en Malasia, donde en vez de $ serán rm (la moneda de Singapur es el SGD, dólar singapurense y la de Malasia es el Ringgit MYR). En cuanto a medios de pago las tarjetas están ampliamente extendidas, aunque en nuestra experiencia y por un problema que tuvimos poco después de nuestro último viaje a Canadá y USA decidimos usarla sólo en los hoteles y sacar en los aeropuertos para pagar todo lo demás en metálico. Sí es recomendable, y para el metro, llevar monedas o billetes pequeños (de 5$ o menos) porque las máquinas puede que no acepten, para viajes sencillos, billetes mayores.

 

Por lo que respecta a la seguridad, y nosotros hemos tratado con muy diferentes tipos de establecimientos y personas, se puede estar tranquilo. La gente es muy respetuosa en general con el tema del dinero, tanto para recibir como para dar. Eso sí, siempre hay que andar con ojo y, como decían los guiris de J.Carlos Aragón, soy Guiri, no Guiripollas (en Kuala Lumpur, antes de coger un taxi, exigir que pongan taxímetro o preguntar un precio hasta tal o cual sitio, que aunque no sea legal, 10rm son +o- 2 pavos y puede ser un precio “estándar”) Nosotros la única vez que nos apeteció un taxi preguntamos a uno que pasaba y pretendía cobrarnos 20rm por un trayecto muy corto así que bye bye. Y en la isla Sentosa, en Singapur, uno pretendía cobrarme el doble por la comida que había pedido, le dije que que?? y como si tal cosa dijo chichina gua, tal y cual y el precio real, que si cuela cuela. Pero repito, en general muy tranquilo con el tema de las pelas.

 

Y ya que he mencionado la Isla Sentosa, hablaré un poco de lo que fue nuestro último día (o penúltimo, si contamos con el día de vuelta) en Singapur.

 

Habíamos decidido dejar para ese momento la visita a la Isla, que, paradójicamente, contiene el punto más meridional de Asia Continental (porque dicha isla está comunicada por un puente con el resto del país que, a su vez, está conectado por puentes con Malasia, porque estrictamente hablando todo Singapur es una gran isla con otras más pequeñas) decía, y me repito, que decidimos dejar para el día 4 de enero la visita porque a) Era lunes b) Se alejaba más del fin de año c) Pintaba que no llovía así que todo aquello nos decía que podría ser un buen día de playa (y lo fue, hasta que llovió 😀 😀 ).

DSCF8176

De la isla decir que como casi todo lo demás es un invento, así es un gran complejo hecho tanto para el turismo como para disfrute de los habitantes, y muy bien hecho, por cierto. Dejando a un lado los parques temáticos, con especial mención del Universal Studios, que no nos interesaron para nada, y los distintos resorts, hay 3 grandes playas (subdivididas a su vez en pequeñas “calas”) artificiales, con diques enfrente para hacer las aguas más tranquilas, al tiempo que, en parte, eliminan la visión mar adentro, donde anclados están cientos de buques de gran calado en lo que es la entrada al puerto más activo del mundo en volumen de tonelaje.

Esto es lo que se ve si te asomas "al otro lado"

Esto es lo que se ve si te asomas “al otro lado”

Hecho del que te olvidas una vez que te remojas los pinreles en ese agua cálida y tranquila.

DSCF8165 DSCF8158

 

Está bien, decía, porque el acceso a la isla es muy cómodo. Puedes ir en teleférico por un precio elevado, en tren (vamos, en metro, pero al aire libre) o andando. Hay que pagar una tasa (si vas andando, de 1$) y si es en metro, 4$ pero, por ese precio, entras y sales de la isla, y te mueves libremente por ella tanto en el mismo metro, entre las 4 paradas que tiene norte-sur, o en el trenecito a lo largo de todas las playas, o en buses por toda la isla. Por supuesto en cada playa hay 3 zonas de vestuarios, con consignas donde dejar pertenencias, y múltiples opciones de restauración y diversión. Realmente muy preparado, sobre todo si me imagino siendo un habitante de la ciudad que decide ir con sus amigos el finde a echar el día en la playa (¡¡todo el año, os imagináis?!!).

DSCF8117 DSCF8130

Después está el hecho de que te estás bañando y te cae el diluvio universal aunque el tiempo dijera que sunny and some clouds que, dicho sea de paso, si las pertenencias las dejaste en consigna sería un placer seguir en el agua, pero si no, corre como si te fuera la vida en ello porque no va a quedar seco ni un cm2…

 

..se nota como terminó el día, verdad??. Pues eso, el día, y el viaje, y el diario, y, aunque podría hablar de cómo fue el periplo de vuelta, lo raros que son los chinos que se comen para desayunar en el avión el pato en salsa con arroz y dejan el bollito y el trozo de bizcocho, la azafata casi gritando TAC TAC TAC!!! Cuando le decía que no entendía qué era lo que había para comer (que era Duck, que si, que casi pero que si no te entiendo con ese acento gaditano que tienes haz el esfuerzo mujé, que también podría ser CAT.. bueno va, que va a parecer que les tengo manía 😉 ) decía, periplo que acabó 40 horas después de levantarnos en Singapur recogiendo nuestro coche en el Ibis Barajas en busca del bocadillo sagrado de lomo, queso y tomate en ese restaurante de carretera extremeño en Escurial que quita toíto el sentío y nos dice que ya estamos en casa, que el mundo es muy bonito, muy exótico, que viajar es lo mejor que existe en este mundo para conocer otras culturas, disfrutar de experiencias que te enriquecen y abrir la mente pero que, las cosas como son, como aquí, llegando al Portil y respirando el olor de la tierra mojada, pidiendo una caña y un serranito, saludando a los amigos y besando a la familia… como aquí, en ningún lao.

DSCF3478

Hasta la próxima!!!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s