Singapur y Kuala Lumpur. 5

Singapur es como todas las ciudades colonizadas por inmigración. Como Nueva York, por poner un ejemplo. Una suerte de zonas o barrios claramente identificados étnicamente, en su sentido más amplio, más cultural. Tanto en caras, acentos, forma de actuar, como en arquitectura, colores, sonidos… Así tenemos el llamado barrio árabe, centrado en una gran mezquita y donde, a mi entender, habitan los originarios malayos desde antes del protectorado británico.

DSCF7811

¡Que vivan los novios!!

DSCF7808 20160101_155622

Mira niño, ¿ves como todos los españoles tienen el cuello como Fernando Alonso?

Mira niño, ¿ves como todos los españoles tienen el cuello como Fernando Alonso?

Después está el barrio indio, muy cerca, apenas separados por la calle Victoria donde viven los que se dedican, entre otros, a trabajos en la construcción. Ambos se hallan al norte del río Singapore.

DSCF7757 DSCF7820 DSCF7826

Al sur del río está Chinatown, mucho más grande y que alberga, según observamos, a la comunidad más tradicional china, allí está el templo del diente de budha (no obstante los chinos también viven en el resto de la ciudad, siendo la población mayoritaria con diferencia).

DSCF7665 20160103_172013 20160103_174310 DSCF8002DSCF8024

No obstante lo anterior, existe una zona al norte del río, justo entre éste y los barrios árabe e indio, llamada Bugis donde se observa otro especie de barrio chino, con un gran templo también y el único lugar donde hemos visto los famosos bicitaxis. Me gustaría ofrecer más datos ilustrativos pero esto lo escribo sobrevolando Hong Kong ya en el periplo de vuelta y no tengo internet para ampliar la percepción con ayuda de la inestimable wikipedia.

DSCF7773 DSCF7761

Preciosos ramos

Preciosos ramos

Por último, está la “zona de nadie”, lo que en el neoliberalismo urbano se ha venido en llamar Downtown y que es la zona financiera, que manda desde sus rascacielos sobre todo lo demás. Corporaciones multinacionales que disfrutan de suculentas ventajas fiscales a cambio de hacer del señor con folklórico tocado que aparece en todos los billetes el lord de un país antaño dislocado y pobre y hoy lleno de. normas, neón y turistas.

20160102_111156

Según parece la estatua le costó al comprador 1 millón de dólares, y no está hecha con el molde original

20160102_183939.jpg dscf7649.jpg dscf7657.jpg DSCF7966

En singapur, además y junto a este último tenemos Marina Bay, del que ya he hablado y al que nos dirigimos, ya tras esta larga voz en off con gran plano cenital a cámara en mano a 3 horas de la última media noche de 2015, a la sazón primera de este que ya vivimos.

20151230_202833.jpg

Sabíamos desde antes de programar el viaje que en la bahía habría un gran espectáculo pirotécnico (no esperamos menos de los valencianos del mundo, quicir, los chinos, en esto del petardeo) y nuestro objetivo era imposible. A saber, verlos en primera fila sin esperar varias horas en el lugar, como sí hacían numerosos grupos de personas cual believers, gemeliers o frikis del mandril o el farsa a la puerta del estadio para ver a Mozart (el clásico). Sillas pero sobre todo mantas, comida a tutiplen, juegos para entretener la espera, smartphones mi muy mejor amijito (ya hablaré en profundidad de ese tema) y unas cámaras que ríase usted de Huelva, con perdón, y sus fotógrafos. Parecía que cada rincón chill out era la sede de una corresponsalía. Qué trípodes!!! (Tratándose de orientales sabéis que no estoy siendo metafórico, “un poco cabroncete tal vez”). Nosotros cual vigilante de la zona ora íbamos recorriendo toda la periferia del lago (es un lago?) de la bahía vaya.

DSCF7699

Tenía pinta de ser un fin de año apocalíptico

DSCF7695

Mientras se acumulaba más y más gente y nosotros debatíamos sin estrés si comer ya, comprar papeo y apalancarnos cual percebe al borde del asunto o seguir paseando. Un gran reloj digital se proyectaba sobre el Hotel Fullerton, uno de los muchísimos vestigios de la presencia de los hijos de la gran bretaña que desde ese hotel, donde el río vacía sus aguas en la bahía objeto de análisis y hacia dentro del mismo río, a ambos márgenes pero sobre todo al norte se observa la “zona británica” que dejé antes para este momento (qué mentiroso soy) donde encontramos Clarke Quay, el puerto fluvial hoy zona comercial y de bares de moda, y sobre ella el gran parke fort canning, centro de mando aliado durante la II guerra mundial. En la ladera norte esta nuestro YMCA, así que ya sabemos a qué cristianos pertenece la C. (En la mesita de noche sólo está el nuevo testamento, para más datos). NOTA. Muy ateo soy pero en el cole me enseñaron religión y, sobre todo, que el saber no ocupa lugar.

DSCF7957

British style 1

DSCF7960

Una de las numerosas iglesias protestantes

DSCF7967

Más british

 

DSCF8042

Clarke Quay

20160102_103652

Dónde estábamos?? Caray que cual Canal Sur se nos pasan las uvas!!…. que nooo, que aun queda hora y media y aquí no hay uvas sino Durians y esos son del tamaño de un coco y apestan a rata muerta vomitada por un choco sin limpiar. Pero además hay en la explanada (la zona de conciertos en el lado norte de la bahía) además de un conciertazo de uno que no sé su nombre pero que debe ser famoso porque me sé las canciones y además molan, y ya que es a cielo abierto y aunque no se vea suena como si estuviéramos dentro y que hay un food court (ya he hablado, una gran zona con mesas y sillas rodeada de puestos de comida y bebida de todo tipo) entre que parece que chispea o no pedimos unos buenos platos to take away y allí que nos sentamos con los tuppers bajo una farola a papear de lo lindo y dejar correr el tiempo para, con la barriguita llena corazón contento, arrimarnos al agua en decimotercera fila descubriendo que los fireworks tienen una cosa guay, van parriba con lo que estar donde estamos o agarraos a la valla lo mismo nos diera y allí que nos animamos con la marea (muy ordenadita eso sí, que estos pa tocarse con un desconocido tienen que estar en peligro de muerte) hasta que cual americanos te recibimos con alegría llega el 10! 9! 8!….y así hasta el boom fshhhhh pumba pumba de 8 minutos que, como bien dijo Lucky, le faltó la palmera pa ser perfecto. En serio no estuvo mal. Aunque con lo que más flipé fue con pensar que cuando mi familia y amigos vieran en el telediario de las 8 del 31 de diciembre (porque no creo que sea ntan originales de cambiar) lo de.. “el año nuevo ha llegado antes para lugares como Sydney, Tokio, Singap… espera espera, nuestro corresponsal en el sudeste asiático nos informa que un español calvo y con una tablet está pidiéndole a unos chinos que le digan Feliz año (la ñ si tienen cojo es) nuevo equipo!! Pa sus amigos de España… con una sonrisa fraternal de año nuevo le dicen. NO. ….ok… y ahora el tiempo, cómo amaneció Guadalaj…” cambio de canal cuando suena la traca final en directo y nos besamos que al aire libre no es comportamiento indecente si no hay metida de mano y nos deseamos un muy feliz año mi amorcito y yo, mientras esta gente, empieza a salir como si el metro estuviera a punto de cerrar, qué angustia de vida hermano!!! Luk y yo cual bañistas valientes andamos contra la ola y, ya con los románticos, otros guiris, uno vestido superguay que le pide la mano, con anillo y de rodillas a su moza, como se lo cuento, que solo faltaba el logo de Youtube, un montón de indios muy molones bailando como locos cual concierto de extremoduro pero en la 2, con un toque étnico que no etílico. Y tras un rato empezamos a caminar de vuelta al hotel queriendo dar un rodeo tranquilo cuando nos damos cuenta que absolutamente todo está organizado, y se van formando filas de personas para, sin incidentes y siguiendo instrucciones de los policías ir evacuando la zona. Flipamos pensando en los que organizaron la aparentemente maraña de canales humanos que unos por arriba otros por debajo otros que se cruzan aquí pero siguen para allí… nivel oriental oiga. Eso se hace en España y acaba como los sanfermines. Esta gente serán secos, pero organizados y respetuosos con las normas, como nadie.

Eraser_20151231_233529 Eraser_20151231_233147 Eraser_20151231_221505 20151230_235944 20151231_000507 20151231_000458 20151231_000155

Y con ese pensamiento y una noche preciosa paseamos hasta el hotel y acabó el día y el año pero no el viaje. Aun nos quedaban 4 días mas el de vuelta en la ciudad del león, que han dado mucho de sí. Y darán, de paso la última entrada de blog, que es la que viene.

Hasta entonces. Salud!!!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s