De los reyes magos y el nunca te lo perdonaré

El resumen, mi resumen de todo esto de los reyes es, mucho me temo, que jode a los padres que, por sistema, como se ha hecho siempre, mantienen la mentira colectiva a sus hijos de que hay unos seres sobrenaturales que traen regalos si has sido bueno (y si no, también) hasta la edad en que el niño es lo suficientemente LISTO para darse cuenta de tamaña estupidez. Normalmente, y como todo lo que se aprende a edades tempranas cuando tus padres no son demasiado avispados, en el cole sintiéndose ridículos cuando un par de compañeros te dicen la verdad, que no existen y que son los padres.

Para no hacer spoiler, quicir, para evitar que el niño razone y descubra que todo es más simple y menos paranormal, para evitar que descubra que el regalo que se ha ganado es un presente con cariño de sus propios padres hace falta que los ayuntamientos de todo el país sigan el juego, según parece, vistiendo a sus majestades acorde a la fábula colectiva, aunque después caigan según el lugar en cuestión en paracaídas, vengan en fueraborda o, lo más habitual, en carrozas de poliespán tiradas por el tractor del tío bartolo con la música de piratas del caribe de fondo.

Porque claro, como el niño en su santa inocencia vea un traje distinto se va a traumatizar…

España, ese gran país donde la lógica ha de estar constantemente defendiéndose de una “mayoría” aborregada y que, fiel a su condición, hace mucho ruido.

No se me malinterprete. Cada cual en su casa que haga lo que quiera y yo soy el primero en hablar de “los reyes te han dejao esto” cuando se trata de un niño cuyos padres así lo quieren, pero pretender que la administración PÚBLICA te siga el juego…. es un poco atrevido.

Así que, señora Cayetana Álvarez de Toledo, si tan acalorada está porque su pobre criatura pensó que “el traje de Gaspar no es de verdad” en lugar de ponerse en ridículo en twitter dedique tiempo en ilustrar a su retoño sobre la REALIDAD, cuando ésta no es dañina, sino que habla de portarse bien, regalitos navideños y cabalgatas festivas, quizá, su alcaldesa, Manuela Carmena, se lo ha puesto en bandeja para iniciar la “conversación” con la pequeña, y que sea ésta y no al revés, la que lleve la buena nueva a la clase. Los reyes son los padres.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s