Singapur y Kuala Lumpur. 3

Última entrada de Kuala Lumpur. Y no es porque no tenga más que añadir, sino porque ya llevo 3 días en singapur y se me acumulan anécdotas, se me borran recuerdos y menos mal que tengo a Luk y su memoria prodigiosa que me recuerda éste o aquel dato. Bueno al lío.

No puedo desdepir Malasia sin hablar de las Cuevas Batu, probablemente y junto con las Petronas la foto más buscada de todo visitante. Esos 272 escalones presididos por Murugan, hijo de Shiva que imponente y dorado recibe los primeros de muchos flashes (antes, junto a la entrada a otra cueva de menos tamaño se encuentra el dios mono, Hanuman, también impresionante) de la principal lo primero que te llama, y te llaman, a la atención, es el escrupuloso cuidado que has de tener a tus pertenencias más “levemente sujetas”. Porque toda la escalinata está llena de ladrones sin escrúpulos, hambrientos seres dispuestos a todo por llevarse algo a la boca, aunque no sea comestible.
image

image

(Pongan voz de Marciaaaaal) Cuidao con los babuinos!! Simpatiquísimos y poco sociables seres que han adaptao su hábitat y modus vivendi a esos otros seres pelones que desde finales del 19 llegan en hordas a la montaña. Hoy, en un comodísimo metro que desde KL Sentral, la parada neurálgica de la ciudad, por 10 ringgits (2 euro aprox) te lleva ida y vuelta hasta casi la puerta.

Sudar es poco para describir lo que hice subiendo a ver “al rey dentro de la montaña”. Si ya es ducharse, salir de “casa” y empezar a limpiar poros, imagínense a este orondo y torpón urbanita de 90 eufemísticos kilos penando cuesta arriba cual monje tibetano, con la bolsa, la tablet pa el mira’l mono! El selfiemóvil, pendiente de no resbalar pues aquí llueve y no llueve según si el minuto es par o impar y mientras un mono me pone los huevos delante la cara y lucre huye de un cartel que dice algo de la araña más peligrosa del mundo al grito de Alá es grande y bueno!!! (o mira el glande del babuino!, qué se yo) finalmente llegamos y aunque un tanto desangelada la cueva impresionaba. Como sea volvimos y, personalmente, disfruté más de aquella otra más pequeña donde se narraba de forma visual el Ramayama (o lo que es lo mismo, la historia de Rama y Sita) que por ya conocerla pude disfrutar (y dar calor a Luk) mucho más.

image

image

image

image
image

De Chinatown y alrededores (barrio indio, otros templos y mercado central) poco más que añadir a lo dicho en contrastes. Explosión de gente, razas, color, olor, sabor. VIDA. Recomiendo encarecidamente salir de las calles “principales” y dar pequeños rodeos de un sitio a otro, tal vez justo en la paralela de la calle turística encuentres un momento único.

image

image

image

image

image

image

image

image

image

Voy a ir acabando, para poder empezar pronto con la ciudad del leon dejando algunos tips de recomendación.

El metro: el sistema está fraccionado. Es decir que cada línea es independiente y aunque todas funcionan con las mismas máquinas no hay transbordos. Sea como sea el sistema es muy sencillo y las máquinas expendedoras lo ponen realmente fácil. Eliges en el panel táctil la línea, después el destino (se paga según a donde vayas) y te sale el precio, dices cuantos quieres y metes la moneda, billete o tarjeta y te sale el o los tokens (para el que no juegue a videojuegos japos, como tazos) que tendrás que pasar por un sensor para que te deje entrar y meter en una ranura para que te deje salir. También hay tarjetas de recarga que te sirven para todas las lineas pero no ganas más que tiempo y a fin de cuenta un viaje estándar viene a salir por unos 30cm de euro al cambio. En cuanto a la infraestructura, algunas lineas son tipo metro y otras monorail al estilo japo. Éstas últimas vienen genial para, desde arriba, tener una primera visión de los mil y un templos que hay por toda la ciudad (árabes, budistas e hindúes). No os perdáis la de cosas que no se pueden hacer dentro del metro, con especial énfasis a qué entienden por “comportamiento indecente” 😉
image

image

image

Imprescindible: Si sois como yo que huyo de entrar en templos árabes por el tema de tener que ponerse el velo la mujer y demás os recomiendo de cualquier manera visitar, inexcusablemente, la Mezquita nacional. Es, y perdonen la expresión, una puta maravilla arquitectónica. Es una pasada de obra artística, donde se respira paz. Un homenaje a Alá y su profeta Muhammad en todo su esplendor. Gigantesca, blanca, preciosa y aunque efectivamente me sorprendió que lucre se pusiera el atuendo necesario para entrar (a mí, que iba con camisa, me dejaron tras un escaneo visual pasar tal cual) yo creo que ella se dejó porque era lila 🙂 🙂 obviamente hubo que descalzarse. No hay que pagar nada aunque un religioso me estuvo calentando la oreja sobre la verdad de Jesucristo según el Corán (que por cierto soy más ateo que el papa, pero tiene más sentido de aquí a pekin la interpretción del niño manué y otros profetas que hace el corán, dicho sea de paso).
image

image

image

Taman Tasik Perdana: El gran parque urbano de la ciudad (hay mil parques en toda la grandísima área metropolitana de cerca de 7 millones de habitantes) pero éste, céntrico, te permitirá desconectar de la urbe para, de paso, ver algo de flora y fauna tropical. Aparte, (aunque que nosotros no entramos) encontrarás dentro un gran parque de avesn, otro de orquídeas y otro de mariposas. Pero sólo paseando disfrutarás de flora y fauna a tuti (a destacar el grito de luk cuando se le cruzó un varano por el camino 🙂 ) y meto aquí y con esto termino, un par de cosas. Que en el parque más que nunca pero en general SIEMPRE salir bien impregnados de repelente de insectos del más potente que haya y no está de más añadir toallitas con repelente en la bolsa. No se andan con chiquitas y este es el paraíso de los entomólogos. Avisados estáis. Y segundo, que no os pase como a mí. El tiempo es infinitamente cambiante por momentos. Que os llueve? Bueno, fresquito pal cuerpo, pero los calvos o rapados, si miráis por la ventana y veis las nubes cubriendo todo el cielo, no dejéis la gorra en casa. Puede que vuelvas rojo cual habanero y más caliente que xena en spartacus. He dicho.

image

image

image

image

image

Hasta la próxima!!

PD. Ahh!! Como dije, menos mal que está luk. Se me olvidó de ir que si venís por aquí, aunque se osnquede cara de medioasco, probad en algún lugar o forma. (Crudo, helado, pastel…) la fruta más asquerosita que probablemente encontraréis, (está prohibido hasta llevarlas en bolsa en el metro u hoteles por su olor) el Durian. Hiede a bobo, y sabe algo mejor que huele, pero harás una mueca de asquito 🙂 🙂
image

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s