Singapur y Kuala Lumpur. 1

Yo para ser feliz quiero un colchón.

El primer día, como viene siendo habitual en nuestros periplos viajeros, está, y digo está porque aún nos queda no poco para terminar, siendo muuuuuuy largo y cansado.
Suele pasar cuando te desvías mucho del devenir del solano que, todo hay que decirlo, donde nos hallamos ahora (NdA: en el momento de escribir esta parte) brilla por su ausencia. Pero ya llegaré.

De casa lo que se dice de casa salimos aye….antesdea…. es muy relativo. El 23 de diciembre del Portil hacia Madrid  Ahora es mediodía del 25 pero la verdad es que hemos salido hoy 24 de los Madriles rumbo a Frankfurt tras dormir poco y mal, por el calor inhumano al que los madrileños suelen someter a los espacios cerrados y, aunque apagamos el aire nada más pisar la habitación con la puesta de sol, el recalmón nos tuvo dando vueltas hasta las 4 y poco que sonó el silbato.

Lo dicho, despedida del siempre correcto Ibis, donde dejamos el coche hasta más ver, un buen desayuno y pa la T4 rumbo a la ciudad con nombre de salchicha.

image

En Barajas no pudieron hacernos a nosotros el check in hasta el destino final, pero al menos conseguimos que facturaran las maletas hasta Singapur. Las volveremos a ver? Aun no lo sabemos, I hope so.

Ya en Frankfurt, y con una escala de 2 horas y media aprox. nos apresuramos un poco y tras equivocarnos en primera instancia, gracias a una amable trabajadora conseguimos encontrar las cabinas de air china y ya nos dieron las tarjetas faltantantes, quicir, a Pekin y a Singapur, tomaron nota (de nuevo, espero) del tránsito maletil y con cierto temor nos dirigimos a la puerta de embarque (temor for what?). Me explico para lo que he de retroceder a momentos preparatorios donde numerosos blogs e incluso guías avisaban de las…peculiaridades higiénicas de cierto grupo (honestamente considero de justicia limitarlo así) de la población china. Peculiaridades que personalmente corroboré en la cola de entrada pero que, afortunadamente y como quiera que no era, de nuevo de justicia, sino algo minoritario, no nos tocó ningún especímen en derredor y sí ciudadanos aseados, correctos y, he de añadir, cosa bastante rara por lo que estamos viendo, incluso amables. Como nota curiosa añadiré que adoptan los mandarines una caras muy graciosas mientras ven pelis, como niños viendo a papá noel entrando por la chimena, no sé si me explico pero sigo.

image

image

Por cierto, si los cálculos fueron correctos, este fue el brindis de nochebuena, soblevolando Mongolia

Por cierto, si los cálculos fueron correctos, este fue el brindis de nochebuena, soblevolando Mongolia

También se hablaba por el siempre poco riguroso internet pestes, esta vez metafóricas, de la compañía aérea. Cruzo los dedos pero de momento nada más lejos. Un señor 777/300 (creo recordar), muy cómodo, limpio, equipado y, cosa necesaria pa las más de 9 horas de vuelo, bien servido (eso sí, con una sequedad solo comparable al toto de Carmen de mairena, si es que se lo hizo que pa las oportunidades de uso que pueda hallar me da que es gasto inútil pero no nos descentremos y entretengámonos con pelis chinas molonas, música de dudosa/subjetiva calidad y la reposición de Prison Break que hemos traído en el tablet para llegar a Pekin y que nos reciban 2 elementos intempestivos.

image

image

Un frío de collons (-2 c.) y un smog (niebla de contaminación) mucho peor, aun sabiendo que había alerta roja, de lo que imaginaba. Se podía masticar el aire, pestilente, como dentro de un garage con todos los coches encendidos y donde, incluso dentro de la terminal, se hacía muy molesto respirar. Así que con cierto miedo por los continuos mensajes rogando paciencia y colaboración, los múltiples retrasos y cancelaciones, el fresco, la tos y mis maltrechas fosas nasales en carne viva y por último el cansancio, dejamos correr entre cabezadas, paseos y algún café, las 9 horas de escala hasta que la pantalla nos mostró puerta de embarque y aliviados nos dirigimos allí para comprobar que ya nos acercamos a la cultura islámica pues unos muy simpáticos compañeros de viaje fueron extendiendo alfombras y paños dirección la Meca. Tras el rezo y como quiera que le dejé sitio el pater me mostró la ya conocida amabilidad del sudeste y departimos (que en una puerta de embarque es casi redundante) un rato. Precisamente eran de Kuala Lumpur, a donde nos dirigiríamos al día siguiente y me habló un poco de la zona donde estaríamos. Nos despedimos tras el enésimo apretón de manos (me gusta esta gente) y otras 6 horas de vuelo hasta Singapur, destino final y a la vez provisional ya que como antes comenté mañana salimos a Kuala L. (Malasia) y pasados 4 días volveremos para disfrutar a gusto este pequeño pais y pasar al 2016 entre rice y chicken.

image

A todo esto hemos aterrizado en el aeropuerto de Changi (Singapore) y el clima tropical nos ha recibido en todo su explendor. Ni que decir tiene que nos acercamos a las 30 horas de periplo desde que nos levantamos en Madrid así que con más pena que gloria (parece que estoy borracho, y el tipo del metro se habrá echado unas risas a costa del gordo y calvo guiri que no se enteraba ni de donde tenia que poner la tarjeta, una anécdota que sin duda molaría registrar y requeriría una entrada nueva de blog pero que lamentablemente se quedará en el tintero pues llevo ya dos días en malasia y se me acumula el trabajo así que solo añadiré que las maletas llegaron sin problemas, alcanzamos nuestro hotel por una noche cerca del airport con facilidad, un lujoso alojamiento que no disfrutamos

image

Mu potito, pero para los que no sean pareja….morbo asegurado!!

ya que fue hacer check in, preparar las maletas de mano (a malasia no llevamos las grandes) para los 4 dias que vienen y acostarnos para dormir apenas 5 horas y media y de nuevo al aeropuerto para probar los MA RA VI LLO SOS masajeadores de pies y gemelos que creo son uno de los motivos para que el aeropuerto singaporense sea el n.1 del mundo

image

y tras haber dejado en consigna la maleta grande (hemos podido comprimir las 2 semivacias en 1) tomar, a estas alturas eso ya es nada, un nuevo avion que en casi una hora nos deja entre palmares y selva, a 50 km de kuala lumpur donde, y eso es otra historia, estamos gozando que no veas. Pero eso,en el próximo capítulo.

image

La bola de dragón, será al fin nuestraaaaaaa!

image

Agua dulce, agua salá, bendita la vida que quita y que da…

Hasta entonces, salud!!!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s