Día 4. Conduciendo

 

El último día en Vancouver estaba previsto visitar la zona norte, al otro lado del río, por lo que en nuestro planning adelantamos la recogida del coche de alquiler para esa mañana por lo que tuvimos que levantarnos temprano para ir hasta el aeropuerto y recogerlo.

 

Tras el desayuno en el hotel fuimos caminando hasta City centre para coger de nuevo la canada line, el airtrain que bajaba hasta Richmond y por ende el aeropuerto. Recogimos con el pufo acostumbrado del seguro sin franquicia, asistencia en carretera y tal que siempre te intentan colar… pero en los viajes al extranjero preferimos evitar, más que problemas, inquietud mental, así que pagamos el plus y palante. El coche, que será nuestro amigo durante el resto de nuestra estancia en el país del Arce, fue mejor de lo esperado. Un Corolla nuevecito con todo lo que pudiéramos necesitar. Perfecto y palante una vez refrescado el tema del cambio automático.

 

Y salimos, ya con el agua cayendo, pues como se adelantaba la noche anterior iba a ser un día con intervalos lluviosos en pos del Lion Gate Bridge, así que cruzamos de nuevo Stanley Park, esta vez por asfalto y atavesamos el imponente puente con sus leones/porteros en pos del primero de los highlights del día, el Lynn Canyon Park.

 

Aquí un inciso. Lo normal que se suele hacer al visitar Vancouver como dicen todas las guías y toda la gente es ir al Capilano, donde se encuentra el puente colgante más largo del mundo, o más alto, no recuerdo. Pero a nosotros nos gusta poco ese tipo de “atracciones” llenas de hordas de turistas como nosotros, haciendo cola para cada rincón a fotografiar, aparte, y eso también influye, que la entrada por cabeza son 35$. En cambio sabíamos que o demasiado lejos estaba el Lynn, público, gratuito, menos visitado y para nada desdeñable, con su también imponente “suspension bridge” y su maravilloso entorno. Y allí que fuimos con la mosca detrás de la oreja por la lluvia a ratos intensa para encontrar una gozada de parque que, desde aquí, recomiendo a quien siga nuestros pasos en pos de la menos turística costa oeste canadiense. Como siempre no me extiendo en descripciones importantes (sólo me enrollo en las estupideces), os dejo una buena batería de fotos para haceros una idea aproximada del tema.

 

Llovía si, y no íbamos preparados para ello, pero era tan frondoso que la protección era casi constante y echamos unas buenas horas andando, subiendo y bajando y sudando la gota gorda.

 

El pájaro carpintero que nos recibió al llegar aun seguía allí cuando nos despedimos de él para buscar el otro gran momento del día.

 

Y aquí he de hacer un público reconocimiento de frikismo porque desde que vimos el BBQ Tomahawk en el extinto canal Explora nos propusimos comernos el legendario Beef Dip costara lo que costara y allí que fuimos, no sin dificultad pues era una zona donde el gps se volvió loco y nos llevaba a calles cortadas, a desvíos infructuosos hasta que al final lo localizamos y cumplimos el sueño de ir donde nuestro televisivo amigo Adam nos enseñó y tantos premios gastronómicos adornaban sus paredes junto a toda suerte de totems. Fue auténtico, aunque escaso para lo que imaginamos, absolutamente delicioso.

 

Volvamos a la ciudad pues… Que que? Que el único felino puente que comunica con ella está atestado en la rush hour (hora punta)? Ajo, agua y paciencia y con los 3 ingredientes nos plantamos en nuestro hotelito para pasar fotos, escribir diarios, beber café hasta ponernos cetrinos y terminar el día y la última noche en Vancouver, cómo no! en nuestra playa querida, para volver pasando por un market a por las socorridas galletas con chips de chocolate para el postrero desayuno y larga jornada de coche del día siguiente, que es hoy, o mejor ayer porque son ya la 1:14 am hora de Calgary (hemos cambiado de zona horaria) y aquí en plena naturaleza, tan plena que cuesta imaginarlo, lo único que deseo es terminar esta corta entrada y cerrar los ojos. mañana toca mucho y temprano, y se contará en su momento, pero el próximo es el viaje hasta entonces…

 

…eso, hasta entonces.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s