European Tour. Día 9

Sin duda hoy ha sido un día cargado de sorpresas. Grandes descubrimientos.

 

El primero fue en ruta. Salimos temprano tras desayunar en el hotel en Frankfurt, dirección sur hasta nuestro segundo destino germano. Nürnberg.

 

La ruta era corta, apenas 275 kmts. Y el camino, la autobahn A3, así que se preveía un rápido tránsito, hasta que a mitad del asunto vemos un cartel de esos que te indican los pueblos cercanos y alguna silueta ilustrativa del highlight del lugar indicando: Lohm am Main. Pero visto de reojo, ambos decimos… “Oye no era blancanieves la que salía en el cartel?.. Pozi, creo. Había la silueta de un castillo no?…”. Y coincidimos en que, aun habiéndonos pasao la salida, buscaríamos camino para ver qué se cocía por allá. Gran decisión!!. Tomamos un camino y el gps mostraba lo que veían nuestros ojos, todo verde alrededor.

Bosque internatus y de vez en cuando casas de cuento, hasta que finalmente llegamos al lugar para terminar en una plaza con una suerte de castillete donde, casualmente una chica caracterizada como la señorita del cuento de la manzana, acompañada de 7 niños deleitaba con una historia imposible de entender para nosotros, a los allí presentes. Tenía un regusto poco turístico a tenor de la actitud y dulce inocencia de las criaturitas que cantaron como pudieron una especie de canción infantil, alguna ayudada de su madre.

 

Nos dejó, eso sí, claro, que algo tenía que ver el lugar con el famoso cuento pero nada más sabemos ni sabremos hasta leer algo del asunto. Sin más dejamos la plaza para adentrarnos por las callejuelas y voilá!!. Un pueblo de cuento nos engulló. La típica arquitectura que estamos viendo por Alemania pero en versión rural y entre bosques, con el ya conocido río Main como testigo. Se pararon los relojes el tiempo que nos apeteció pasear, tomarnos un refrigerio y de paso comprarme en una tienda unos calcetines que falta me hacían y un par de camisetas que, pese a la etiqueta, costáronme 3’95€ cada una!. Como tenía que conducir dejé sola a Luk con sein bier (su cerveza) y me tomé un batido de fresa y mango que no aporta nada especial al relato pero que lo meto como el 90% del mismo, de relleno.

 

 

(el primero que adivine la gracia de esta última foto de Lohm se lleva el premio)

Seguimos el camino y para volver a la Autobahn la carretera nos guió junto al río por lugares que no fotografiamos porque hay cosas que se deben disfrutar en su enterismo y finalmente, tras un pequeño atasco propio de, supongo, la hora y el día para entrar al centro de Nürnberg llegamos, con algún que otro despiste (me equivoqué de hotel y llegué a un Ibis cerrado por reformas) encontramos nuestra guarida nocturna por un día. Coche al parking y pateo con hambre pues de nuevo coincidía hora y acto con la jornada anterior.

 

Habiendo triunfado cual Nadal la víspera con el concepto Bratwurst buscamos algo similar y dimos con una coqueta terraza junto a San Esteban (no recuerdo ahora el nombre alemán) para entonar el Prost! con diversas variedades de la autóctona comida teutona, un poco más localista pues ya añadían pretzels al acompañamiento que parece (de nuevo mi ignorancia previa deberá ser suplida con lectura) que la comunidad judía tiene historia e importancia aquí, del que solo tenía campanas por los juicios llevados a cabo en la ciudad tras la nefasta gran guerra.

 

Antes, habíamos hecho una idea aproximada de la misma según el mapa que nos proporcionaron en el hotel. Las fotos que previamente se ven en Internet y que nos ayudaron a elegir la parada para nada dan idea de lo que se va uno a encontrar. La segunda gran sorpresa. Una gran ciudad-fortaleza, perfectamente conservada, cargada de patrimonio histórico y cultural y con una vida impresionante. Me costaría describirla así que pondré bastantes fotos que, igualmente, no le hacen justicia.

 

Fue un paseo largo en intensidad, que no en extensión y recorrimos sin prisas cada rincón que aparecía ante nosotros para termina, rodeando por la muralla, en una calle cuyo nombre, Frauentormauer nos parecía dar una pista de lo que nos encontramos (sólo podía traducir su primer tramo, frauen (mujeres)) ya que en cada casa, en cada ventana, una señorita se apoyaba mostrando generosos y germánicos escotes en ropa interior. Más de un ciento se ofecían en cuerpo, que no en alma, a quien pudiera y quisiera requerir de sus servicios. Un red district a lo medieval donde algunos pocos hombres, sin pudor alguno, apoyados en la muralla se deleitaban con la visión directa de tamaña exposición de cuerpos serranos. Pasamos cuan larga era la strasse (no encuentro en el teclado del ipad el caracter que sustituya a las “ss” para una mejor aplicación de los escasísimos conocimientos de alemán que he adquirido previamente) decía, antes de la acotación filológica que poco tiene de interés más que para mi propio ludoliterario capricho ya que no olvido que esto es, por encima de todo un diario personal aunque nunca podré rogar suficientemente perdones por estas contínuas salidas de ruta que me obligan, de nuevo y por tercera vez a retomar el… Decía, que pasamos la larga y pechugona calle hasta que salimos de la ciudad-fortaleza y volvimos, ya oscureciendo, al hotel para aprovechar la cafetería y saborear la última Bier del día mientras navegábamos por el cibercosmos para subir al blog las dos últimas entradas del diario y terminar charlando un rato con el camarero, José, natural de mi querida y vecina Portugal, y coger el Aufzum (palabro a aprender por todo aquel que quiera fastidiar al que le cuente el chiste de “¿Cómo se dice ascensor en alemán?) y retirarnos a descansar que mañana toca München; y Munich, que es lo mismo, es grande para un día que tendremos antes de entrar en Austria así que en 7 horas y media, que las campanas están tocando la medianoche…ring ring!.

 

Hasta entonces, se despide un servidor herr filalongaa, que aquí me llaman.

 

Prost!

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s