Día 11. Tránsito del caos a la paz

Esta entrada será breve ya que este dîa, tras un cambio de planes (esperado, por otra parte), ha sido de tránsito, pero mejor empiezo desde el principio.

Yosemite es un parque nacional que se encuentra al norte del desierto de mojave y por tanto de las vegas, y que se desarrolla en vertical al este de la zona agrícola californiana y al oeste de Death valley. Nosotros íbamos al valle, que está al norte y un tanto al oeste de modo que para abordarlo desde nuestro origen casinero teníamos dos opciones.
La idea original era cruzar Death valley hasta Mammoth Lakes, pegados por el este, y subir rodeandolo por el paso Tioga para bajar de nuevo.
Este paso, de alta montaña, se encuentra cerrado en invierno por las nieves y, normalmente a finales de Mayo se abre pero este año ha sido especialmente lluvioso por lo que la acumulación ha sido enorme y aunque mirábamos a diario el parte todo indicaba que no lo encontraríamos operativo, como así fue.
Descartada pues la opción del lago Mamut y aunque nos daba mucha pena dejar de visitar el valle de la muerte la única opción viable para llegar en una jornada a las inmediaciones del valle era volver dirección Los Angeles hasta Barstow y ahí Bordear por el oeste atravesando la zona agrícola, conocida por ser donde se cultiva la uva y elabora el vino californiano. Cruzando Fresno. Así que cancelamos el alojamiento reservado en la ruta original y tiramos por allí para alojarnos lo más cerca de la entrada al valle. Eso supuso una ventaja. Una de las zonas que queríamos ver cerca del valle es Mariposa Groove, un bosque de sequoias tan grandes como longevas, que se encuentra al sur de la entrada del oeste. Así que en lugar de visitarlo el día camino de San francisco, lo que suponía un rodeillo o, lo que es lo mismo, un madrugón, podíamos hacerlo el día después de este que estoy narrando antes de entrar al valle ( alguien se creyó lo de que sería breve?, yo sí).

En fin, el camino no fue nada del otro mundo es su mayor parte, a saber, el centro. La primera parte sí fue hermosa porque atravesamos el sur del desierto de mojave, con hermosas vistas del “american road”, larguísimas rectas y la nada en todas direcciones. Y la última parte ya girando al este y entrando en los bosques que se van elevando mientras la montaña te acoge. Y así llegamos a Oakhurst, ya en la zona aunque no dentro del límite del Nat’l Park y buscamos cobijo en un American Best Value Inn, donde NO VACANCES mostraba un cartel pero nos llamaron y encontraron habitación en un Confort Inn que resultó un lugar perfecto para descansar las últimas horas del día en esas camas kilométricas, conectarnos a internet y tomar un buen desayuno a la mañana siguiente de, probablemente, el día más espectacular de la ruta, día que no escribo aun porque no ha acabado hasta que apague el chisme y me duerma en la tienda de lona y madera, entre los árboles, con todo resto de comida guardado en las cajas que, según es norma, tenemos fuera bajo candado pues, como diría Iker Jiménez, no estamos solos. Y no sé si prefiero sus enanos verdes a los osos… Ya os contaré mañana. La paz sea con vosotros. Con nosotros, creo que no hay mejor sitio donde encontrarla.

20110610-014508.jpg

20110610-014532.jpg

20110610-014558.jpg

20110610-014629.jpg

20110610-014800.jpg

20110610-014822.jpg

Anuncios

Un pensamiento en “Día 11. Tránsito del caos a la paz

  1. Adri: La foto del CAMIONAZO AMERICANO la he puesto empatada en el primer puesto con la de la cara de Homer en el Burger King. Sencillamente auténtica.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s