Día 13

17 de Junio
Estaría feo que empezara el relato de este día sin recordar que en la víspera me llamó por teléfono el PALANGANA para darme la bienvenida a Madrid y anunciarme en un acento que ya iba echando en falta que "el tiempo está saborío", me llamó también Carmen (KRK) para lo mismo y mantenerme en contacto de en lo que se fuera quedando, que en principo estaba verde. Fue un bálsamo pues desde mi partida de Mallorca no encontré manera de entrar en Internet y ya me veía creando amigos imaginarios cual Russell Crowe en su oscarizado film. Ya al día siguiente, el que nos ocupa, me levanté tarde, descansado y ciertamente emocionado por lo que acontecería, a saber:
Conocer en persona a muchos colegas a los que tenía unas ganas enorme de echármelos de frente, volver a ver a otros (KRK y Alberto ya que el bueno de Samuel no podía quedar) y compartir con ellos tapas, bebidas, risas y kilómetros.
Salí del Hotel sin noticias de Gurb y aun en la puerta me llamó un ser llamado Talki para informarme en buen Madrileño de que una primera posta tendría lugar en Vallecas, Avda. de la Albufera 256 para más señas. Ofrecióse gentilmente, ya que uno es de "provincias" a pasar a recogerme si era necesario pero yo, como buen español y sin tenerlas todas conmigo le dije que allí estaría por mis propios medios. Así que cual boomerang entré padentro de nuevo a por el casco y chaquetón, olvidando algo que tendrá su importancia algunos párrafos más adelante, verbigracia, guantes y pantalón de cordura.
Salí pues sin desayunar pero con hambre de muchas cosas como ya he dicho más arriba y, gracias a las buenas indicaciones que me hiciera Talki llegué sin problemas al lugar indicado donde me esperaba un ex-alcalde de marbella al que reconocí al instante junto a un tipo con un gusto exquisito a la hora de elegir nueva montura (ya que con anterioridad no había tenido tanta habilidad :p).
La alegría era mayúscula. Empezaba a formar parte de una de las reuniones que tanto he visto en fotos con envidia de la cochinorra desde Huelva.
Al poco apareció Scooter (ahora A) con su Burgman 400. Yo parecía un reportero de España Directo con mi cámara inmortalizando a jinetes y monturas cuando aparecieron en coche KRK y Alberto (con signos evidentes de marcheta reciente) a los que ya conocía de su visita a Punta Umbría el verano pasado. Charlando charlando llegaron Sugart y Marisa en su Burgui 125 (que tiraba lo suyo con 2 ocupantes) y ya emprendimos la marcha hacia Fuenlabrada. Destino: La Santa Sed, sin más complicaciones que un despiste por mi parte al quedarme en un ceda el paso algo desorientado. Afortunadamente Scooter estaba al quite y, mientras KRK y Alberto desde atrás me hacían señales lo ví parado esperándome y seguimos sin problemas.
Cual fue mi alegría cuando descabalgamos y ví corriendo 2 manzanas a lo lejos a Gargamel con severas y visibles contusiones…. no cabía duda, Papá Pitufo andaba cerca, el bueno de Denver se unía allí al resto con su sonrisa perenne y su cabellera alba.
Ya dentro me obsequiaron los presentes con una opípara comida a base de buenas raciones de los más florido de la gastronomía madrileña, excepción hecha de unos callos que se pidieron pero son calurosos y no suelen salir a la calle en verano y un cocido que no había lugar pues nuestras monturas ya tienen suficiente empuje como para necesitar "ayuda adicional". Entre risas y charlas apareció en escena Nueve11, el décimo integrante de un grupo de personajes de la ostia.
Comentamos que el tiempo al final no estaba tan mal como lo pintaban, que era una pena no salir a rodar y quiero recordar que fue Scooter el que, en un arranque de liderazgo rutero tomó el móvil y llamó a Mefis, y con una maestría digna de alabar dijo algo así como "oye, que digo yo que vamos a tu casa a tomar café………que?…… que como queramos?….. que vamos pallá……". Así se monta una ruta, al pobre de Mefis se le presentaba, como quien no quiere la cosa, una patrulla de gente de mal vivir en su humilde morada, sita en El Molar.
Así que levantamos el campamento y, sin dejarme pagar ni un céntimo los compañeros, salimos y fue cuando, creo recordar que Scooter, me hizo entrega de la camiseta commemorativa de LAGARTIJOS´06, con una grandísima ilusión por mi parte. Obviamente no podré decir "yo estuve allí", pero me hicieron partícipe del evento, fotos hay que lo atestiguan.
En ese momento se despidieron DENVER y TALKI pues otras tareas los reclamaban y el resto del grupo partió bajo la atenta mirada de MARIAISABEL que, con mi cámara iba filmando desde el coche escoba y haciendo comentarios junto a KRK que me hicieron descojonarme de risa cuando ví el resultado (esperad el montaje chicos, no tiene desperdicio).
En estos momentos solo 3 personas conocen el por qué ocurrió lo que ocurrió, y me refiero a los momentos en los que temí por nuestra integridad física.
Para que lo entendáis, amigos moteros, todo el arte que tiene el amigo Alberto para el baile genera en proporción inversa habilidad para el cante. O lo que es lo mismo, un grillo debajo de una piedra canta con más acierto que el caballero de la perilla Quevedesca. Así que, con los coros que le hacía Carmen fue amenizando nuestro camino al Molar al tiempo que iba generando nubes tormentosas, rayos y truenos. No contento con el envite que el cielo les hacía, redoblaron sus cánticos hasta conseguir lo que ocurrió. Que nos cayera el cielo encima con toda su fuerza empapando las partes del cuerpo no protegidas por la impermeabilidad. Las viseras se nublaron, los vaqueros se mojaron, los moteros se acojonaron, por qué no decirlo y paramos en tropel en la primera parada busera que vimos consiguiendo que la chica que, solitaria esperaba el transporte público que la dejara en su destino, soltara una caquita al ver a toda la tropa parar frente a ella y ocupar su espacio con, pensaría, quién sabe qué aviesas intenciones.
Mientras tanto, una pareja dentro de un coche se descojonaba a nuestra costa y hacía chistes traviesos acerca de supuestos "vaqueros de agua" y, lo que es peor ¡seguían graznando (que no cantando)!.
Por fin el cielo nos quiso dar una tregua y, NUEVE11, gentil se ofreció a llevar en su coche (pues también enlatado iba) a Marisa (Sugart girl) y sin demasiados contratiempos llegamos al Molar, donde un enorme monstruo salido de algún relato de Edgar Alan Poe nos esperaba. En mi vida he visto un perro tan grande, Trueno. A ese nombre responde y tras babear a diestro y siniestro (la buena de Marisa se llevó un regalo bastante sospechoso) se me permitió el placer de conocer por fín al auténtico Mefistófeles junto a su bella familia, Yolanda, esposa ella y los pequeños, ambos guapísimos, sin duda salían a Yolanda pues en nada se parecían al Guitarra de Estopa (:p).
En su bonita casa echamos unos cafeles, unas risas y unas fotos y, llegó el momento de despedirnos y partir.
El proceso fue bajo la modalidad de "mariquita el último" o "cada mochuelo a su olivo".
Afortunadamente los cantores de viena Alberto y KRK se compadecieron de mi humilde persona y me escoltaron hasta la mismísima puerta de mi Hotel, guardándose de efectuar cambios de carril pensando en mí y adecuando velocidad cosa que, ahora en serio, os agradezco enormemente pues me hubiera resultado prácticamente imposible llegar a mi destino entre esa maraña de cambios y desvíos en vuestra odiada M-30. Gracias de nuevo.
Llegamos pues sin más contratiempos que un poco de lluvia que lanzó algún golpe de aproximación pero ningún directo, un periódico estuvo a punto de estamparse contra mi casco pero en el último momento se lo pensó mejor y me dejó tranquilo, que bastante tenía ya.
Al fin me despedí de mis salvadores, devolviéndole a Alberto los guantes que, amablemente me había prestado para el viaje de regreso.
Aprovecho este momento para volveros a agradecer vuestra hospitalidad, me sentí genial entre vosotros. Sois fantásticos y espero con ansia el momento de volver a dar la cara por la Capital o recibiros como os merecéis en mi tierra. Hasta entonces, un abrazo a todos, los conocidos y los que no pudieron asistir. Ya habrán más ocasiones.
Ni que decir tiene que basta un renglón para lo que hice a partir de ese momento.
Aparcar la moto en garage. Subir a la habitación. Ducharme. Acostarme. Tele hasta dormir. Buenas noches.
Eso, que buenas noches
 
Añado "extra" del DVD del viaje, Rodando Bajo la Lluvia ;). Lo habéis leido, ahora lo podréis ver. 😀 😀 😀
 

http://video.google.com/googleplayer.swf?docId=-132594426368420865&hl=es

Anuncios

2 pensamientos en “Día 13

  1. Hola!! entrando en tu morada he visto un buen espacio.. y por eso te he escrito este comentario, para darte la enhorabuena y que en tu vida mortal tengas mucha suerte
    saludos y pasate por mi espacio si quieres y me agregas 😉

  2. eres la ostia…. con la producción del audiovisual….. sinceramente impresionado…. sigue así….. haciendonos disfrutar del multimedia…. aunque tu tiempo te llevará…..
     
    salu2 compañero…..

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s